*

James Gunn puntualizó por qué la primera película de Scooby Doo fue categoría R

31 ENE 2020 / Cine

James Gunn puntualizó por qué la primera película de Scooby Doo fue categoría R

El reboot del 2002 del perro detective originalmente había tenido una clasificación R, muy distinta la versión familiar que llegó al cine.


Desde hace años han habido rumores de que la película“Scooby-Doo” del 2002 habría tenido una clasificación R (menores de 17 con compañía de un adulto) en su primera edición. Este viernes, a 18 años del estreno de película, su guionista James Gunn confirmó en Twitter que el rumor era cierto y que, incluso, existe una versión PG-13 (contenido no apto para menores de 13 años).

Fans llevan preguntando mucho tiempo por el “Gunn Cut”, pero el director y guionista decidió corregirles y afirmar que la edición que buscan debería llamarse “Gosnell Cut”, ya que Raja Gosnell fue el director de la entrega. En el mismo tweet Gunn confirmó que la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA por sus siglas en inglés) le habría dado la clasificación R por “una broma que no interpretaron bien”.

Así mismo, continuó un hilo en el que reveló más detalles de la edición, ya que después de recibir esa clasificación por parte de la MPAA decidieron hacerla PG-13, pero una proyección de prueba en Sacramento donde “tres padres salieron enojados” el estudio decidió hacerla PG (contenido no recomendable para niños, se recomienda de 10 años en adelante).

“El lenguaje y las situaciones sexuales fueron removidas, incluido un beso entre Daphne y Velma. Los escotes fueron ocultados con CGI. Pero, agradecidamente, los gases se quedaron”, afirmó Gunn.

La película protagonizada por Matthew Lillard, Sarah Michelle Gellar, Freddie Prinze Jr. y Linda Cardellini se ha convertido en un clásico para las audiencias, por lo que la revelación de que existen otras ediciones con contenido más “fuerte” es una cuestión que todos los fans se morirían por ver, pero mientras esperas que algún día llegue, puedes revisar el hilo completo aquí.

Seguir leyendo