*

A los 63 años de edad fallece Jim “The Anvil” Neidhart

13 AGO 2018 / Wrestling

A los 63 años de edad fallece Jim “The Anvil” Neidhart

El compañero de Bret Hart en The Hart Foundation y padre de Natalya, falleció por causas que aun se desconocen, según indica el sitio de la WWE.

The Hart Foundation, la facción de lucha libre canadiense más importante en la historia de la lucha libre, ha perdido a uno de sus miembros más importantes. Hablamos de Jim “The Anvil” Neidhart, quien falleció el día de hoy a los 63 años de edad por causas que aun se desconocen, pero que sigue en línea con la costumbre que tienen los luchadores de la era dorada de la lucha libre de dejarnos quizás demasiado temprano.

Jim Neidhart se ganó su lugar en la historia de la WWE cuando a mediados de los 80 inició junto a Bret Hart un equipo en parejas llamado The Hart Foundation, manejado en ese entonces por Jimmy Hart y con el que ganaron el título en parejas de la federación manejada por Vince McMahon en dos oportunidades.

El complemente entre Jim y Bret era perfecto: Mientras Bret era la figura carismática y técnica del equipo, Jim, como un ex jugador de fútbol americano, demostraba gran fuerza a pesar de medir “solo” un metro 80. Su finisher, el Anvil Flattener, era un Powerslam Frontal, aunque junto a Bret tenía una técnica aun más poderosa: el Hart Attack.

Neidhart luego fue compañero de Owen Hart en The New Foundation, y luego, en el año 97, formó parte de la ofensiva canadiense que reunió a los Harts con Davey Boy y Brian Pillman en varios encuentros y que llevó a generar una lucha de Team Canada vs. Team America en Survivor Series.

Aun después de su retiro, Neidhart estuvo siempre vinculado al mundo de la lucha libre, pasando su legado a una de sus hijas, Natalie Neidhart, quien hoy lucha en WWE bajo el nombre de Natalya.

Pero no todo en la vida de Jim Neidhart fue gloria. En el 2010 fue arrestado por posesión e intento de distribución de drogas ilegales, tras lo cual fue sentenciado a pasar 5 meses en prisión. Ha pasado múltiples veces en rehabilitación, razón por la cual se presume que hasta ahora no había sido incluido en el Salón de la Fama de la compañía.

Probablemente, como suele pasar con la WWE, el homenaje a este icónico luchador llegue tarde, pero no por eso hay que dejar de recordar el legado de un tremendo corazón canadiense que siempre se encargó de mostrar que las mejores cosas son las que se hacen en familia.

Seguir leyendo