*

¿Por qué hay gente que se ríe sin parar en las proyecciones de “Joker”?

14 OCT 2019 / Cine

¿Por qué hay gente que se ríe sin parar en las proyecciones de “Joker”?

¿Qué hace que desatemos carcajadas en una película violenta? ¿Por qué Joker es una película sobre las sombras del ser humano? Eso y más en conversación con Jennifer Vergara, psicóloga clínica.


Si lo que estás esperando al abrir esta nota es un rotundo “porque son personas que tienen problemas” o “la gente no entiende nada”, lamentamos informarte que no cumpliremos ninguna de tus expectativas a lo largo de todo el texto.

En el equipo de Mouse nos hemos propuesto un mano a mano con una psicóloga que ya haya visto Joker, la película de Todd Phillips que está causando sensación a lo largo de todo el mundo.

¿Por qué hay gente que se ríe en la proyección del príncipe payaso del crimen si se trata de un drama? ¿Hay algún tinte de comedia en esta película? ¿Por qué algunas personas rieron cuando Michael Madsen tomó la oreja de una víctima en Perros de la Calle y le habló?

Spoiler: ninguna respuesta en este tema es definitiva o lo suficientemente satisfactoria para nadie, pero en este noble intento de Mouse les dejamos la entrevista con Jennifer Vergara, psicóloga clínica que se luce en El Flimcast, conocido rincón de autodenominados guatacas que se juntan a hablar del séptimo arte en torno a u̶n̶a̶s̶ ̶p̶i̶l̶s̶e̶n̶e̶r̶  un micrófono.

Vergara, profesional chilena hoy radicada en Georgia, vio la película en los fríos dominios de la Ex Unión Soviética y esto es lo que tiene para decir de nuestro amigo “El Coringa” y lo que ha producido en los cines.

Antes de que sigas leyendo, te dejaremos una linda y tierna ALERTA DE SPOILER. SI NO HAS VISTO JOKER ESCAPA DE ESTA NOTA. CONTIENE INFORMACIÓN Y DETALLES DE LA TRAMA QUE NO QUEREMOS QUE LEAS SI ES QUE AÚN NO HAS VISTO ESTA MARAVILLOSA PELÍCULA EN EL CINE.

¿Por qué hay gente que ríe en el cine con las escenas violentas?

Puede ser por varios motivos. Uno es la risa nerviosa, que es un intento de alejarse de lo que está pasando en la pantalla. Me alejo emocionalmente de eso porque o si no, me dejo llevar por el asco, la desesperación o todas las otras emociones que aparecen ahí, entonces ocupo la risa para tomar distancia de eso.

¿En tu función de Joker -en Georgia- te tocó escuchar a la gente reír?

No. Hubo pocas risas y ocurrieron solo con la escena de la persona de talla baja. Me tocó que se rieran en esa escena.

¿Puede ser que Joker -que es un éxito de taquilla a nivel mundial- esté atrayendo a público acostumbrado a películas menos dramáticas o más blandas como las de Marvel? 

Uno sabe a lo que va cuando va a ver una película de diferente estilo. Joker ya venía con un trailer que mostraba que esto no eran “superhéroes”. Tiendo a pensar que  la gente podría haber analizado esto de forma más realista. No creo que el mismo público que fue a ver las películas de Marvel sea el mismo de Joker. Al menos acá sentí un ambiente de respeto. No sé si en Chile pasó diferente. Sabíamos bien a lo que íbamos, sobre todo las generaciones más jóvenes, que saben informarse antes de ir a ver una película. Hay mucha información. No estoy muy de acuerdo con el postulado de esta pregunta.

¿Pero la risa en el cine es de alguna forma una definición generacional del tipo de público que la consume? Gente que ha tenido una vida más fácil que Arthur Fleck…

Es verdad que cuando uno habla con personas mayores tienen otra visión de la vida. Una visión mucho más dura que se refleja, por ejemplo, en los cuentos infantiles que en el siglo antepasado eran súper duros, con historias muy tristes. La Sirenita se rajaba la cola con un cuchillo, le dolía cada vez que caminaba y al final no se queda con el príncipe. Tiene que aceptar que el tipo se case con otra mujer. Ella perdió la voz  y se sacrificó, ¿para qué? Para morir como espuma de mar. Entonces siento que a medida que vamos avanzando como civilización -al menos nosotros los occidentales- como que se nos va suavizando la vida. Ya no necesitamos preparar a nuestros niños para una existencia tan complicada. De ahí viene esto de que los cuentos infantiles se van suavizando también. Para nosotros -los millennial- es más fácil alejarnos con la risa de situaciones dolorosas o traumáticas. La risa en gran medida es un intento de alejarte de eso que estás viendo. De esas sensaciones de desconcierto, asco tristeza o rabia. Creo que desde el final del siglo XX cada vez se hace más patente que la vida es mucho más fácil que la de nuestros antepasados. Negarlo es muy infantil. Nuestros problemas tienen mucho más que ver con el individualismo, con la depresión y la falta de sentido inherente a esta época que es mucho más existencialista.

¿Cómo has visto a las otras generaciones -no millennials- reaccionando a la película? 

Yo nací en 1983. Quizás igual entro en la generación X y las personas un poquito mayores que yo son mucho menos dados a reírse de algo que parece trágico. Son más serios. A medida que las generaciones son más antiguas, tienen otro acercamiento con el dolor o la desesperación. Ese tipo de emociones. No lo ven como algo lejano. No les es tan fácil alejarse de ese tipo de emociones como, al parecer, lo es para las generaciones más jóvenes.

¿Cómo debe sentirse alguien que se ríe durante Joker? 

Si alguien se rió puede deberse a muchas razones. Es muy difícil que te diga un motivo en particular tipo si te reíste en Joker es porque eres un potencial sicópata o algo así. Difícil decir eso. Es muy probable que si algo te causó risa es porque te quisiste alejar de lo chocante de la escena o tienes algún tipo de relación con la escena en la que te reíste. Quizás no la ves como algo factible. Quizás tienes cierto tipo de relación de enfrentamiento con la violencia, puede que te identifiques con el agresor, lo que es un mecanismo de defensa que ocupan muchas personas que han sido agredidas durante su vida. Eso les agrada porque les hace sentir el poder que no tuvieron cuando fueron agredidos. Es muy complejo responder ‘si alguien se rió tiene un problema estructural’ o es ‘algo transitorio’. Depende mucho de qué te hizo reír y otras variables. No existe una respuesta general.

¿No es lo que hacen los psicólogos con el test de Rorschach? Evaluar desde qué perspectiva un ser humano interpreta una imagen y qué nos dice su interpretación sobre él…

Lo que busca ese test es ver cómo es tu mundo interno, porque es lo que supuestamente ocupamos para dar forma a lo externo, por eso se ocupan estos elementos que no tienen una forma definida. Se supone que los vamos a ir definiendo de acuerdo a  nuestra historia o configuración psíquica. Dependiendo de la interpretación que salga de ahí podemos sacar conclusiones. Por ejemplo, si ves contenido infantil, tienes rasgos infantiles. Ahora, debo decirte a ti y los lectores de Mouse, que este test está perdiendo mucha credibilidad y no ha logrado ser tan útil para establecer diagnósticos ni características psicológicas.

Desde el punto de vista de la psicología, ¿qué escenas de comedia reconoces en Joker?

Personalmente no me reí con nada. Es más, sentía que las escenas de comedia estaban tan mezcladas con algo macabro o torcido que sentía que estaban más orientadas a causar más incomodidad que risa. La única parte en la que escuché risas y donde me confundió escuchar gente que se reía -porque yo estaba horrorizada- fue la de la persona de talla baja. Quizás ahí había alguna intención de comedia, porque la gente se rió. Es un poco lo absurdo de la situación, quizás por ahí puede agarrar comedia. Además, me hizo mucho sentido que no le haya hecho nada al personaje de talla baja, porque era tan discriminado como Arthur.

Una vez más entonces, ¿por qué la gente se ríe? 

Creo que la gente que está acostumbrada a ver a Quentin Tarantino o ese tipo de películas tiene una especie de habituación. Se vuelven insensibles frente a ese tipo de escenas. Si estás habituado, ya no te toca la fibra del rechazo, el asco o el horror. Eres capaz de ver otros elementos que están en la escena y te toca en otras teclas. No lo encuentro malo, es así no más. Ahí eres capaz de ver estos elementos, en los que quizás hubo cierta intención de comedia, y si estás suficientemente insensibilizado puedes captar esos atisbos de humor.

La Sombra

Ahora, ustedes dirán “qué grave el que escribió esta nota”. “De nuevo estos wnes de Mouse escribiendo mal de las cosas que me apasionan”, “ES SÓLO UNA PELi JILES QLS*” y así. La verdad es que tras una acalorada discusión, Jennifer también nos dio su punto de vista respecto a la comedia versus el drama y la delgada línea en que conviven en películas como El Bromas

“Esto es entretenimiento. Las personas van a pasarlo bien. Por eso la gente se ríe y toma distancia a través de esa risa. La gente a la que le gusta hacer análisis sesudos no es mucha. Y está bien que no seamos muchos. El grueso de las personas no es así y es por eso que se llama así: industria del entretenimiento. La gran mayoría de la gente quiere ir a pasarlo bien. No sé si eso significa que confunden el drama con la comedia, simplemente es que no quieren enganchar con algo que los va a bajonear más. La gente ve películas o series para olvidarse un poco de su vida. Para alivianar un poco la carga que implica estar en un trabajo que no les gusta, o en pareja con alguien que no les gusta…todas esas cosas que el grueso de la gente hace son para entretenerse. Por eso Marvel tiene tanto éxito. Por eso el teatro tipo Pato Torres o Che Copete tiene tanto éxito. Hay muchísimas personas que necesitan alivianar la carga de su vida. Y encuentro, personalmente, que eso es un problema muy grande. Lo idóneo sería que las personas se hagan cargo de las decisiones que toman. Que se miren a ellos y sus problemas de frente: sean capaces de decir ‘sabís que este trabajo no me gusta, me voy a cambiar con todos los riesgos que eso implica’ o ‘no me gusta estar con esta persona, tengo que terminar esta relación’, con todo el dolor que eso implica”, dice Vergara.

“Este es un análisis mío sobre la sociedad que hemos creado y seguimos creando. Nos cuesta mucho enfrentarnos a nuestros propios dolores y por eso le pongo tanto énfasis al tema de las sombras. Cuando escuchen el Flimcast que grabé con Hermes -MAESTRO- se van a  dar cuenta de que el Joker es el arquetipo de La Sombra. Nos haría muy bien como sociedad que cada uno se hiciera cargo de sus dolores, malas decisiones, todo lo que duele, molesta o causa horror en la propia vida. Una vez que hagamos eso, vamos a poder disfrutar más una película o mirar una obra con más respeto y pescando toda la profundidad que tiene. Si no hacemos eso primero en nuestra vida, es difícil que lo hagamos frente a una obra masiva. Ahí reside el problema”, dice Vergara.

“Como sociedad, no nos enfrentamos a nuestras oscuridades de forma honesta, por lo tanto es difícil enfrentarlas al verlas reflejadas en una obra de arte. Preferimos tomar distancia y viendo esto como una comedia, alivianándolo y no considerando la tragedia que se está mostrando. Precisamente en Joker esto se menciona: ‘solía pensar que mi vida era una tragedia, pero ahora sé que es una comedia’. Y esa es la salida del Joker, que no es una salida sana en absoluto. Lo que hace el público es muy parecido a lo que hace el personaje, a la larga. Me alejo de esto, no lo miro, no me hago cargo. Que es un poco lo que nos está pasando como sociedad“, remata la psicóloga.

Puedes escribirle a Jennifer Vergara en su cuenta de Twitter @FerPsicologa y acá, en su cuenta de Instagram y escuchar el episodio de El Flimcast en que participa junto a Hermes El Sabio. Lo encuentran en este tuit.

 

Seguir leyendo