*

El truco de magia del Joker en The Dark Knight fue tan peligroso como parece

15 DIC 2018 / Cine

El truco de magia del Joker en The Dark Knight fue tan peligroso como parece

El actor que interpretó al matón en el acto de desaparición de un lápiz ejecutado por el personaje de Heath Ledger recordó los riesgos de la escena.


Las escenas del Joker en The Dark Knight son uno de los elementos más analizados y memorables de la película y en general de toda la trilogía de Christopher Nolan. Sin embargo, a medida que estas las películas se han posicionado como un clásico del cine de superhéroes, se han revelado nuevos detalles sobre su realización que solo contribuyen a incrementar sus logros.

Un ejemplo de esto es la reciente revelación de cómo se filmó la famosa escena del lápiz con que el Joker de Heath Ledger logra aterrorizar a los líderes criminales de Gotham.

De acuerdo a lo revelado por los miembros del equipo de producción y actores involucrados en esa escena, el truco de magia del Joker de verdad tenía un factor de riesgo, ya que el lápiz, que era el foco de la rutina, efectivamente estaba presente en el set.

Richard Ryan, coordinador de dobles de The Dark Knight, señaló al sitio Vulture que en un minuto existieron conversaciones para realizar el lápiz con CGI, y así simplificar el proceso de filmación. Pero esto finalmente fue descartado porque la película fue filmada en IMAX.

“Creo que incluso Chris (Nolan) asumió que tendríamos que hacer algo de CGI. No es particularmente difícil construir un lápiz CGI, rastrearlo y hacer que desaparezca”, explicó Nathan Crowley, diseñador de producción. “Pero grabamos en IMAX, así que lo ves en un gran lienzo gigante. Siempre que fue posible, pero  intentamos no realizar tomas de efectos visuales innecesarios porque, digitalmente, nunca se puede volver a crear una imagen IMAX”.

Entonces la producción resolvió ejecutar la escena con un lápiz real, lo que por supuesto implicó un riesgo verdadero para Charles Jarman, el actor tras el matón que nunca es nombrado en la película pero pasó a la historia de  The Dark Knight por ser parte crucial del truco de magia del Joker.

“Recuerdo a Christopher Nolan diciéndome ‘mira, vamos a hacer un par de tomas en las que necesitas poder quitar ese lápiz'”, dijo Jarman, revelando que su integridad dependía cien por ciento de su habilidad para remover el lápiz antes de que Heath Ledger azotara su cabeza contra la mesa.

“Hicimos un par de ensayos de media velocidad solo para entrenar la acción de mi mano derecha deslizándose y tomando el lápiz, mientras mi cuerpo bajaba y mi cabeza golpeaba la superficie en blanco”, recordó Jarman. “Fue un poco difícil porque el lápiz estaba atorado en la mesa. Si, por alguna razón, no movía mi mano a tiempo, no estaríamos en  esta conversación. Bueno, posiblemente a través de un tablero de Ouija”.

Pero Jarman logró realizar el movimiento y, gracias a edición de la película, el truco pasa desapercibido.

Además de los riesgos ligados al lápiz, esta notable escena de The Dark Knight también implicaba que Jarman azotara su cabeza contra una mesa. Un dolor que la producción de la película trató de evitar con una mesa de goma. Pero que finalmente el actor no utilizó esa alternativa en favor de la mesa real.

“Hicimos algo así como 22 tomas en dos días. Teníamos dos mesas diferentes. La mesa en la que se realizaron la mayoría de las tomas era de goma galvanizada, por lo que la mesa en sí era bastante sólida y tenía este medio centímetro de goma en la parte superior”, reveló Jarman. “Ahora, se suponía que eso facilitaría el impacto”.

“Primero lo probamos con una mesa real y, debo decirte, creo que la mesa real fue mucho más fácil. Era más delgada. Cedía más. Dolió un poco, pero cuando golpeas la madera, porque es una mesa, todo se flexiona. Mientras que la mesa de goma galvanizada, debido a su densidad, cedía menos”, añadió el actor. “Se sentía como poner una toalla sobre una pared de ladrillos y chocar contra ella. No es que lo haya hecho muchas veces, pero puedo usar mi imaginación”.

Para suerte de Jarman y la película, la escena logró ejecutarse a la perfección inmortalizando para siempre el minuto en el que el Joker irrumpió en la reunión de los líderes criminales de Gotham, mostró sus cartas con ese espectacular truco de magia y les ofreció matar a Batman.

Seguir leyendo