*

Los tráilers fueron el peor enemigo de Jurassic World: Fallen Kingdom

27 JUN 2018 / Cine

Los tráilers fueron el peor enemigo de Jurassic World: Fallen Kingdom

Muchas películas lanzan un montón de adelantos con imágenes reveladoras de su trama, pero Fallen Kingdom se lleva el premio al peor auto boicot.


Jurassic World: Fallen Kingdom tiene pocas sorpresas y lamentablemente las mejores fueron arruinadas por los tráilers.

Sí, los tráilers. Ese material destinado a convencer a la audiencia de ir a ver una película, pero que en el caso de la nueva entrega de la franquicia de dinosaurios revelaron secuencias del final meses antes del estreno de la película.

Pese a la burda estrategia de los tráilers, si aún no has visto Fallen Kingdom y no quieres entrarte del final, te recomendamos seguir leyendo bajo tu propio riesgo.

Alerta de Spoilers

El tráiler final de Jurassic World: Fallen Kingdom anticipó varios momentos de la película: la explosión del volcán cuando Owen y Clarie están en la isla, la herida y recuperación de Blue además de la liberación del Indoraptor. Hasta ahí, algo normal para una película de ese tipo que trata de mostrar las mejores imágenes para convencer al público. Pero una cosa es mostrar lo mejor y la otra es contar el final.

Resulta en ese mismo tráiler vimos el retorno de Jeff Goldblum como el Dr. Ian Malcom, un rol que desde el principio era menor pero no resultó ser más que un cameo glorificado. También se reveló la última línea de diálogo y una de las escenas finales que dejan en evidencia la conclusión de la película.

En el tráiler Malcom dice: “Estas criaturas estaban aquí antes que nosotros, y si no tenemos cuidado, estarán aquí después de nosotros ¡Bienvenido a Jurassic World!”, que como recordarán no forma parte de su primer intervención en la película,  sino que es literalmente el final donde se exponen las consecuencias de la liberación en el mundo de los dinosaurios.

De hecho, la escena del tráiler que aparece con la voz en off de Goldblum y muestra a un mosasaurus a punto de devorar a algunos surfistas, también es parte de la secuencia final de la película. Si no lo recuerdan, aquí pueden ver el tráiler para revivir el final.

Es decir, toda la tensión sobre que ningún dinosaurio se salvará o en última instancia, no los liberarán y morirán intoxicados por gases, se desvanece si estando dentro del cine recuerdas los tráilers.

Por supuesto, el público no sabe que este es el final a la hora de ver el tráiler, pero el equipo creativo tras la película sí y no estaban contentos al respecto.

En una entrevista con el sitio i09, Colin Trevorrow el director de la primera Jurassic World y guionista de Fallen Kingdom explicó que la decisión del equipo de marketing de Universal no cayó bien dentro de la producción.

“Fue muy frustrante para mí” dijo Trevorrow. “Esa es una relación que tenemos con marketing y hay muchas necesidades diferentes. Trato de ser lo más lúcido y racional al respecto, pero hablando francamente creo que hay un porcentaje, muy, muy pequeño de personas que ven todos los tráilers. El resto del mundo solo ve uno”.

Trevorrow tiene razón, muy pocas personas ven todos los adelantos, sobretodo cuando algunas películas liberan mucho material antes de su estreno, pero el tráiler en cuestión era el principal de la película, aquel que dan en el cine y el que la mayoría ve. No era un simple clip que puede pasar desapercibido como aquel que también reveló el final con la escena del T-Rex versus un león.

Pero este ere un riesgo evidente para la película desde el momento que decidieron traer de vuelta a un miembro icónico de la franquicia como Jeff Golblum. Obviamente el estudio usaría su presencia para convencer a los nostálgicos y escépticos que esta nueva versión valía la pena.

Trevorrow esta consciente del problema y continuó explicando que cree que el departamento de marketing incluyó estos momentos llenos de spoilers para “tentar a la gente a volver”, porque a la franquicia Jurassic se le “pide constantemente que demuestre la validez de su propia existencia con cada película que hacemos”.

“Nos impide descansar en laureles o simplemente asumir que la audiencia va a aparecer”, añadió Trevorrow. “La desventaja es que parece que marketing siente constantemente la necesidad de defender el caso. Definitivamente hubiera preferido que esas imágenes no se vieran, pero, si no has visto los trailers, ve a ver la película “.

El fallo del equipo de marketing es indiscutible, pero haber mantenido en secreto estas escenas tampoco hubiese sido una mejora sustancial respecto a la calidad de la película.

Seguir leyendo