*

La distracción que genera el arreglo digital que elimina el bigote de Henry Cavill

17 NOV 2017 / Cine

La distracción que genera el arreglo digital que elimina el bigote de Henry Cavill

La película comienza con una secuencia que de inmediato pone el tema sobre la mesa y, a la largo, la discusión sobre este tema se vuelve inevitable.


Todos quienes ya han visto La Liga de la Justicia lo tienen claro. Literalmente desde la primera escena de la película, el tema del bigote de Henry Cavill está presente.

La imposibilidad de que el actor se rasurara el mostacho, debido a sus compromisos con Misión Imposible 6, generó una serie de memes durante los últimos meses y, como consecuencia, también se gestó una gran atención durante el estreno de la película.

No pocos fueron los que han estado pendientes de cada escena del hombre de acero, acarreando todas las interrogantes previas al estreno: ¿Daría resultado el millonario gasto en el que incurrió Warner Bros. para solucionar el problema? ¿Sería efectivo el trabajo de los artistas digitales para que la situación pasase desapercibida?

El resultado, en definitiva, es una gran distracción, ya que es bastante fácil notar qué secuencias de Superman fueron refilmadas. Y en este caso, estamos hablando de aparentemente la mayor parte de estas.

Dana Schwartz, reportera de Entertainment Weekly, presentó una captura de pantalla que presenta el resultado final, con Superman y labio superior de CGI.

Ese labio digital, el resultado, es una distracción. Algunos inclusive sostienen que lleva a que la película entre al valle de lo inquietante, que es en la robótica y la animación digital implica un fenómeno de rechazo que se genera “cuando las réplicas se acercan en exceso a la apariencia y comportamiento de un ser humano real”. No es que Cavill parezca un robot, pero hay algo poco humano en el resultado final.

En todo caso, más allá de la distracción que genera, también hay secuencias en donde la situación pasa un poco más desapercibida y hay un tema más importante: en definitiva no es un problema para disfrutar el despliegue al que llega el personaje de Cavill.

Pero debido al carácter mismo de las refilmaciones de la película, este a la larga era un tema que no iban a poder evitar. Ni siquiera con los mejores efectos digitales del mundo.

Larga vida al bigote.

Seguir leyendo