*

Justice League: todos saben que se acabó la guerra, todos saben que los buenos perdieron

27 NOV 2017 / Cine

Justice League: todos saben que se acabó la guerra, todos saben que los buenos perdieron

Se estrenó. Sabemos qué es. Vimos lo que quedó y lo nuevo. Sabemos qué decir. Qué callar. Así es La Liga de la Justicia a diez días de su estreno.


Superman le responde a dos niños luego de haber atendido una emergencia. Hay humo, un edificio de fondo y un traje más rojizo y azuloso. También una sonrisa. “¿Te has enfrentado a un hipopótamo?”, le preguntan. “¿Qué es lo que más te gusta de la tierra?”, le vuelven a preguntar. Sonrisa. La imagen de Lois Lane se viene a nuestra mente, en una escena que pareciera sacada del Spiderman de Sam Raimi. Bingo.

Luego, un hombre disfrazado de murciélago salta de un tejado a otro, atrapando a un delincuente. En la piel de Ben Affleck es más Batman que nunca antes. Se engancha, gira, vuelve a saltar y contonea su capa infundiendo miedo. Lo logra. Llama la atención de un parademonio. Vuela abrazado a él en una pelea flotante digna del mejor cómic. Caen al lado del ladrón maltrecho. Batman recuerda por qué Superman era necesario. Mira al suelo y, tal cual llegó, se va.

Piano. Cohen suena en voz de Sigrid. Clip en cámara lenta. El mundo sin esperanza parece haber abrazado al mismo superhéroe que dividía hace algunos meses, antes de morir por ellos. Un indigente posa pidiendo dinero junto a un letrero que dice “lo intenté”. El negocio de una familia de inmigrantes es atacado por lo que parecen ser dos personas fundamentalistas o simplemente idiotas. Algo se estremece con la canción, las imágenes y, quizás, la similitud de ese mundo con el que vive fuera del cine.

Así parte Justice League: tres veces.

El camino nos muestra un Bruce Wayne convenciendo gente de participar en una alianza para enfrentar a los visitantes del exterior que vienen a la Tierra luego de la muerte de su guardián. Sufre por la culpa de haber caído en la trampa de Luthor.

¿Diana? Encuentra su redención por esos cien años lejos de la humanidad. Salva, pero no inspira. Pelea con Bruce, recula y vuelve a ayudar. Lidera.

¿Cyborg? Un resucitado que ayuda a resucitar y lo justifica sobre el final con una sonrisa junto a otro resucitado. Escapa de su complejidad de muerto viviente, parece venir desde otro guión, pero logra existir siendo un aporte. Le dice “Sirenito” a otro personaje. Inolvidable.

¿Aquaman? Un arquetipo sin muchos matices que -al fin- emociona cuando deja de serlo, por escasos que sean los segundos que lo hace. Es interesante su relación con el pueblo que lo tiene de hijo ilustre. Lo es mucho menos su vida bajo el mar.

¿Flash? Lo mejor de la película junto a Batman. El corazón, los ojos de los espectadores en ella, los mejores diálogos y chistes. Un superhéroe como ya no los hacían, hasta que se transformó su arquetipo en una producción en serie. Por suerte, acá está el original siendo mejor que todos los que vimos antes de su llegada.

La película de la que hablamos, ha sido apuntada por los maestros del lugar común como “carente de narrativa”, con un “villano desechable” y problemas a la hora de incorporar todos los personajes que incorpora. Y todo eso es mentira.

Desconozco las razones que han impulsado a las redes sociales a pensar en binario a la hora de apreciar estas películas: como si pudieran existir unas y las otras no, pero a estas alturas, el llamado es a dejar de hacerlo. Eso es Justice League. Como dijo el buen Doctor Malo, un renacimiento que toma lo bueno de la visión anterior.

Para los que aún lo dudan, La Liga de la Justicia es una buena película de superhéroes. Hace reir. Apela al alma de los personajes más conocida por todos. Parece ser una película del Timmverso llevada al live action. Quiere a Flash porque lo dibuja como un niño en crecimiento. Ama a Superman porque lo hace sonreír después de haber sufrido la muerte. Quiere al mejor Batman de todos y lo muestra correr, sacrificarse, regalar líneas que lo conectan con sus versiones más oscuras y con esta claridad naciente.

Dura lo que tiene que durar. La puede ver cualquier persona que ame los personajes, sus interpretaciones anteriores y lógicamente su origen en las historietas.

Es mentira que es mala. Es mentira que es aburrida. Es mentira que no es coherente. Es mentira que es innecesaria. Es verdad que no es el cierre de trilogía que muchos esperamos, pero es un buen trabajo de Joss Whedon ablandando su tono.

No es un menjunje de visiones. Es una aproximación a los mejores personajes de cómics de todos los tiempos más que digna. Divertida, chispeante, heroica y honesta.

Si aman estos personajes, crecieron viéndolos en sus versiones animadas o tuvieron la suerte de leerlos a temprana edad en cómics, tienen que ir a verla. Y se van a sentir, como yo, obligados de una forma extraña a querer a esta Liga de la Justicia. A este Batman. A este Superman. A esta Diana. A este Aquaman. A este Flash -¡cómo no hacerlo! A este Cyborg, incluso. A los que -ojalá- vengan.

Everybody knows that the dice are loaded
Everybody rolls with their fingers crossed
Everybody knows the war is over
Everybody knows the good guys lost
Everybody knows the fight was fixed
The poor stay poor, the rich get rich
That’s how it goes
Everybody knows
Everybody knows that the boat is leaking
Everybody knows that the captain lied
Everybody got this broken feeling
Like their father or their dog just died
Everybody talking to their pockets
Everybody wants a box of chocolates
And a long-stem rose
Everybody knows
Everybody knows that you love me baby
Everybody knows that you really do
Everybody knows that you’ve been faithful
Ah, give or take a night or two
Everybody knows you’ve been discreet
But there were so many people you just had to meet
Without your clothes
And everybody knows
Everybody knows, everybody knows
That’s how it goes
Everybody knows
Everybody knows, everybody knows
That’s how it goes
Everybody knows
And everybody knows that it’s now or never
Everybody knows that it’s me or you
And everybody knows that you live forever
Ah, when you’ve done a line or two
Everybody knows the deal is rotten
Old Black Joe’s still pickin’ cotton
For your ribbons and bows
And everybody knows
And everybody knows that the Plague is coming
Everybody knows that it’s moving fast
Everybody knows that the naked man and woman
Are just a shining artifact of the past
Everybody knows the scene is dead
But there’s gonna be a meter on your bed
That will disclose
What everybody knows
And everybody knows that you’re in trouble
Everybody knows what you’ve been through
From the bloody cross on top of Calvary
To the beach of Malibu
Everybody knows it’s coming apart
Take one last look at this Sacred Heart
Before it blows
And everybody knows
Everybody knows, everybody knows
That’s how it goes
Everybody knows
Everybody knows, everybody knows
That’s how it goes
Everybody knows
Everybody knows, everybody knows
That’s how it goes
Everybody knows
Everybody knows

Seguir leyendo