*

Kofi Kingston oficialmente retará al campeón de la WWE en Wrestlemania

27 MAR 2019 / Wrestling

Kofi Kingston oficialmente retará al campeón de la WWE en Wrestlemania

La historia contra Daniel Bryan, que comenzó poco antes del evento Elimination Chamber, dará pie finalmente a que el luchador clase B+ tenga su oportunidad.

A comienzos de año, nadie esperaba que Kofi Kingston estuviese involucrado en una de las peleas más importantes de Wrestlemania. Sin embargo, el azar jugó un rol preponderante para que el luchador, uno de los personajes “face” (o heroicos) más longevos de la WWE, iniciase una de las rutas más cautivantes rumbo al próximo evento.

En Wrestlemania 35, y tras una historia en la que todo estuvo en su contra, y el propio Vince McMahon se negó a darle un espacio de forma artera, cortesía de una demostración heroica de sus socios de The New Day, Kingston retará a Daniel Bryan en la lucha por el título de la WWE.

Todo surgió a partir de una lesión de Mustafa Ali, quien no pudo participar en el evento Elimination Chamber, siendo reemplazado por Kingston.

Antes de dicho PPV, el luchador de New Day comenzó a sobresalir con su desempeño en un Gauntlet Match, un tipo de combate 1 a 1 en el que hay que enfrentar una sucesión de oponentes, el cual buscó determinar el orden de ingreso a la cámara de las eliminaciones.

Durante una hora de pelea, Kingston eliminó al campeón, Daniel Bryan, al extremo Jeff Hardy, al peligroso Samoa Joe y solo cayó una vez que le tocó combatir contra AJ Styles.

Luego, en el evento mismo, Kingston sobrevivió hasta el final de la lucha, eliminó a Randy Orton, pero fue derrotado en última instancia por el campeón. Pero sus actuaciones sobre el cuadrilátero volcaron a la audiencia en un canto de apoyo único, ya que los fans de la WWE se han unido bajo la idea de que ya es hora de que Kingston tenga el lugar que se merezca.

La historia, sin embargo, buscó ponerle más obstáculos en el camino para solventar aún más ese apoyo. Aunque en primer instancia Kingston iba a retar a Daniel Bryan en el evento Fastlane, Vince McMahon salió al paso, lo removió del combate al considerar que el miembro de The New Day no estaba a la altura y lo reemplazó por el retornado Kevin Owens. Luego, en ese mismo evento, el dueño de la empresa le entregó una oportunidad para demostrar su valor, solo para hacerlo enfrentar en una lucha en desventaja al equipo de The Bar.

En las últimas semanas, una y otra vez Vince McMahon jugó todas sus cartas para impedir que Kingston avanzase rumbo a Wrestlemania. Ni ganar otro Gauntlet Match ante las mejores superestrellas de Smackdown! le bastó al CEO de la compañía, mientras “el nuevo Daniel Bryan” aprovechó cada instancia para atacar a Kingston e impedir que “un luchador clase B+” lo enfrentase en el evento más importante del año.

Toda la historia llegó a su clímax en el penúltimo Smackdown antes de Wrestlemania, realizado la noche de este martes.

Vince McMahon ordenó un nuevo Gauntlet Match, esta vez involucrando a equipos, en donde The New Day sobrevivió por más de 35 minutos a equipos como los de Gallows & Anderson, Nakamura & Rusev, The Bar, The Usos y, por último, Daniel Bryan & Rowan. Dicha demostración finalmente bastó para no seguir alargando el cuento y volvió oficial la pelea.

El cierre de Smackdown! concluyó con Vince McMahon siendo entrevistado y haciendo oficial la pelea, aunque su pregunta es la que está al centro de esta rivalidad: “Sí, Kofi va a Wrestlemania. Pero la pregunta es: ¿Puede un luchador clase B+ derrotar a Daniel Bryan por el campeonato de la WWE?”.

Dicha frase, la de ser un luchador clase B+, fue la misma que rondó todo el camino de Daniel Bryan rumbo a Wrestlemania 30, cuando era por lejos el luchador más querido de la WWE y Triple H buscó minimizarlo. Ahora, en su nuevo rol de villano, los papeles se han invertido y será tarea del miembro de The New Day demostrar si está a la altura de las circunstancias para portar el campeonato máximo de la WWE.

Pero claro, como están las cosas en la compañía, la lucha, una de las mejores rivalidades del momento, no tendrá el foco que se merece y probablemente saldrá antes que la aburrida rivalidad por el título Universal que involucra a Brock Lesnar y Seth Rollins.

Seguir leyendo