*

Los Koopalings: Radiografía a los niños más molestos del mundo de Mario

27 NOV 2017 / Nostalgia Pop

Los Koopalings: Radiografía a los niños más molestos del mundo de Mario

Siete tortugas, siete villanos. Los Koopalings se convirtieron en íconos de los 90 gracias a Super Mario 3, aunque por poco son relevados al olvido.

Super Mario 3, la obra maestra de Nintendo lanzada a fines de los 80, ha sido quizás la entrega de la serie que más elementos nuevos introdujo a la fórmula de la franquicia y que hasta el día de hoy se mantienen.

El juego introdujo un mapa con ligeros elementos de exploración, fue el debut de los trajes de Super Marioreformuló la idea de los mundos temáticos con diferencias en los diseños de etapas, sino que también en su jugabilidad. Pero quizás lo que la gente más recuerda de este juego fue la inclusión de siete nuevos personajes. Siete pequeños secuaces de Bowser a los cuales deberíamos derrotar antes de ir al rescate de nuestra querida Princesa. Se trataba de los Koopalings Koopalines como se traduce de manera oficial el término al español.

Loos Koopalings hicieron su debut en el juego como los hijos de Bowser. Y algo de sentido tenía la teoría: los siete son tortugas, los siete son niños y los siete son seres malvados y caóticos. Pero además, era lo que decía el manual del juego, la única forma de enterarnos de la historia de cada título en esos años.

Se les entregó el mismo apellido y prácticamente en todo el material que se vio relacionado con el juego, como comics y series de TV, el hecho de que fueran los hijos del rey Koopa nunca estuvo en duda. De otra forma ¿Por qué un gobernante encargaría el brazo armado de su reinado a un grupo fuera de su círculo cercano?

La función de los Koopalings en Super Mario 3 era la de asediar cada uno de los castillos del Reino Champiñón donde Bowser había hecho su ataque. A cada uno se le entregó un barco volador a su disposición, todos cargados de misiles, fuego, topos malditos, balas de cañón y una diversidad de material militar que no se ve regularmente en las etapas del juego. Porque el verdadero rol de los Koopalings era ese, mantener el dominio de Koopa mientras él descansaba en su castillo.

Lo interesante de los Koopalings es que no fue hasta el lanzamiento del juego en su versión americana que se les dieron nombres. En Japón, simplemente eran los Kokuppa. Pero fue el equipo norteamericano de localización el que les dio nombres y finalmente personalidad a estos siete individuos. Cabe mencionar también que, en la serie animada de Super Mario Bros. 3, los Koopalings tenían nombres inventados por el estudio de animación, ya que hasta ese momento, Nintendo aun no los había decidido. Y por suerte los que eligieron como Bocota o Chiflis, nunca fueron canon. Mucho menos sus horrendos dibujos.

Pero revisemos uno a uno a los miembros de esta tropa del desastre.

Larry Koopa

El más joven de este grupo de hermanos, y hasta ese momento, el favorito de Bowser, Larry es el primero Koopalin que nos encontramos. Utiliza una varita mágica robada para lanzar sus ataques y es el único de los siete koopalings que no fue nombrado en homenaje a algún músico, ya que la explicación que dio Dayvv Brooks, el encargado de la localización del juego, fue que este personaje “simplemente se veía como un Larry”.

Morton Koopa Jr.

Morton es conocido por ser el más pesado del grupo, tanto en personalidad como en masa. Se dice que la estrella pintada en su cabeza es para disimular una cicatriz hecha en un golpe cuando era más pequeño, pero también el único de los Koopalings que es de piel oscura. Su nombre proviene del presentador de TV de la época Morton Downey Jr. Su apariencia cambió para Super Mario World, donde tuvo piel amarilla y perdió su estrella, pero el diseño de Mario 3 es que el ha perdurado en el tiempo. Otro dato es que el Jr. de su nombre era solo para hacer más evidente la referencia y no tenía ninguna otra relevancia. De hecho, hoy el personaje responde solo como Morton.

Wendy O. Koopa

Wendy, la única chica del equipo, utiliza sus grandes anillos como principal método de ataque. Como buen estereotipo noventero, todo lo de Wendy Koopa es rosado y excesivamente femenino. Su nombre está inspirado en la vocalista de la banda Plasmatics, Wendy O. Koopa (y no, no es un juego de palabras para los okupas, lo siento).

Iggy Koopa

Iggy podría considerarse como el Koopaling más extraño de todos. De partida tiene lentes, y tanto su caparazón como su cabello han ido cambiando con el tiempo. En el diseño original tenía cabello multicolor, pero ahora simplemente se lo cambió a verde, como ha aparecido en los últimos juegos. Iggy debe su nombre a Iggy Pop, y claramente está inspirado en la naturaleza punky de su peinado, algo que se ha perdido con los rediseños del personaje, aunque sus gafas no las ha perdido.

Roy Koopa

Usando términos de hoy, podemos decir que Roy Koopa es el zorrón del equipo. Nunca se ha sacado sus lentes de sol, ni siquiera dentro de los castillos, y siempre ha preferido la fuerza bruta por sobre los planes. No por nada en la serie de animación fue bautizado como Bully Koopa. Si Roy es tu favorito, debemos decirte que eres parte del problema y no de la solución. Su nombre proviene del artista rockero Roy Orbison.

Lemmy Koopa

El más pequeño en estatura, lo compensa con una pelota, la cual le permite rebotar y tener uno de los patrones de ataque más extraños de todos. Lemmy Koopa, a diferencia de Iggy, si mantuvo su peinado multicolor hasta el día de hoy. Pero no es solo eso. Sus ojos cruzados, su postura y sus ataques lo hacen ser uno de los más temidos por lo imprevisible de su personalidad. Es básicamente un niño con acceso a un ejército. Lemmy debe su nombre obviamente a Lemmy Kilmister de Motorhead.

Ludwig Von Koopa

El mayor de todos los Koopalings, es casi siempre el que queda para el final, no necesariamente por su fuerza, sino que por su intelecto. Su cabello azul lo hace muy parecido a Ludwig Von Beethoven, lo que obviamente inspiró su nombre, pero también hay que decir que tiene un aire a Fernando Villegas. De haber sido nombrado por un chileno, probablemente sería el Koopaling latino.

Los Koopalings gozaron de una gran fama hasta principios de los 90. Repitieron el plato en Super Mario World, y tanto en animaciones como merchandising, pero más allá de eso, no volvieron a aparecer en los juegos. ¿Sería posible que Bowser olvidara a sus hijos?

Pero pasó algo peor. No fue Bowser quien los desheredó sino que Nintendo. En el año 2002, con la llegada de Super Mario Sunshine, debutó un nuevo personaje que cambiaría el canon de todo el Marioverso: Bowser Jr.

Bowser Jr. no era un Koopaling sino que una versión literalmente reducida de Bowser, algo que no veíamos desde el Baby Bowser de Yoshi’s Island. Pero quizás lo más importante de este personaje es su nombre. Se hace una referencia directa a que se trata de un hijo de Bowser. ¿Sería el octavo miembro de la familia?. Pues no. El mismo Shigeru Miyamoto confirmó que los Koopalings oficialmente no son más que simpatizantes y muy buenos soldados de Bowser, pero que su único hijo es este pequeñín.

¿Y los Koopalines?

Por suerte, la historia fue justa con este grupo, ya que en el 2003 volverían a estar presentes en el juego Mario and Luigi Superstar Saga, como jefes especiales dentro del juego. Luego volverían a la serie de plataformas, seis años después en New Super Mario Bros. Wii y hoy aparecen hasta en el Mario Kart. Es cierto que la historia les habrá quitado la herencia y el trono, pero lo que nunca se les quitará es el carisma y el impacto que hasta el día de hoy siguen teniendo estas 7 almas rebeldes que llegaron a desordenar el siempre apacible Reino Champiñón.

Seguir leyendo