*

Inteligencia, Intensidad, Irresponsabilidad: El hijo secreto de Kurt Angle

18 JUL 2017 / Wrestling

Inteligencia, Intensidad, Irresponsabilidad: El hijo secreto de Kurt Angle

En un regreso a las historias noventeras, el Gerente General de RAW reveló que Jason Jordan, parte de American Alpha, en en realidad su hijo


Uno de los grandes lugares comunes para defender a la lucha libre es que más que un show deportivo, se trata de un drama, de una suerte de teleserie que semana a semanas nos muestra historias cuyas motivaciones y desenlaces siempre se manifiestan en el ring.

Y en la edición de ayer de RAW quedaron claramente demostradas las raíces telenovelescas que siempre han marcado los guiones y personajes de la WWE, gracias a la revelación del gran secreto que Kurt Angle, el Gerente General del show de la marca roja, tenía guardado desde hace un tiempo y que uno de sus comentaristas, Corey Graves, había amenazado con revelar si es que el gran héroe americano no tomaba cartas en el asunto.

Las especulaciones hablaban desde romances ilegales con Stephanie McMahon -reviviendo así una antigua historia de la era de la actitud- hasta con Dixie Carter, la ex dueña de TNA, empresa con la que Angle trabajó hasta antes de su regreso a la WWE.

Pero no, finalmente el secreto de Kurt Angle fue aun más extraño que las teorías conspirativas. En uno de los segmentos más hypeados de la noche, Angle decidió revelar que producto de una relación lujuriosa y claramente sin protección en su época universitaria, su novia de ese entonces quedó embarazada, pero ella lo mantuvo en secreto, se alejó de Angle, tuvo el hijo y decidió entregarlo en adopción.

Sí, alguien dentro de la WWE se volvió a enganchar con alguna teleserie venezolana.

Así es como el ex campeón de la WWE vivió 28 años sin saber que tenía un hijo y que por si fuera poco y para añadirle aun más magia a la historia, se había convertido en un luchador de la WWE.

Ese luchador finalmente se reveló como Jason Jordan, parte de American Alpha, la pareja que fue campeona en parejas en Smackdown y de la que siempre se dijo que había copiado tanto en estilo como en discurso a la figura de Angle.

Más allá del pésimo manejo del momento, con un Kurt Angle fingiendo emoción mientras la alegre música de American Alpha sonaba de fondo y que la gente en el público simplemente no prendió, la revelación de este hijo perdido deja más interrogantes que respuestas y dejó en evidencia la improvisación total de esta historia.

El primer error es destruir de manera tan rápida y sin sabor al equipo de American Alpha, uno de los quizás únicos errores en manejos de historia que ha tenido Smackdown. La dupla, que llegó con un hype inmenso desde NXT, logró el campeonato supremo en parejas de la división muy temprano, tras lo cual tuvieron que dejarlo por una lesión de Chad Gable y desde ahí, la pareja desapareció en el olvido.

Se vio a Gable y a Jordan peleando por separado y fuera de todas las oportunidades titulares. La pareja, no sabemos si por lesiones o planes de la empresa, finalmente ya no formaba parte de los planes ni a corto o largo plazo. Aun así, Jordan hizo ingreso al ring con la música y las gráficas de American Alpha. ¿Cómo piensas levantar a una estrella si ni siquiera le tienes una gráfica con su nombre? Si hasta Big Cass ya tiene su entrada.

Ahora bien, si había que hacer esto con uno de los dos miembros de American Alpha, Jordan era el indicado. No solo porque ya tiene el Angle Slam y el Angle Lock como parte de su repertorio, sino que de los dos, siempre fue el más débil con el público. Chad Gable tiene el potencial de levantarse por si solo, mientras que si quieren darle un empujoncito a Jordan, lo ideal sería que fuese ayudado por otra persona.

El problema está en que la revelación pasó sin pena ni gloria, probablemente para el viernes ya no sea tema. Y me preocupa también que cuando una pareja no funciona la primera opción sea separarlos y probar si funcionan aparte en lugar de trabajar de nuevo sus identidades. En lo personal, echaré mucho de menos a American Alpha.

Quizás el mejor resumen del resultado de esta historia sea este tweet del propio Chad Gable:

Seguir leyendo