*

La advertencia que pudo haber evitado el tiroteo en YouTube

4 ABR 2018 / Actualidad

La advertencia que pudo haber evitado el tiroteo en YouTube

Los padres de Nasim Najafi Aghdam, la autora de los disparos que conmovieron a Silicon Valley, advirtieron del enojo que sentía ella contra el sitio.

Como muchos usuarios de la plataforma de YouTube, Nasim Najafi Aghdam se encontraba bastante frustrada con los cambios en el sistema de monetización y avisaje de la plataforma. Nasim, nacida en Irán pero residente legal de Estados Unidos hace ya dos décadas, se definía como artista, animalista, vegana y atleta y utilizada prácticamente todas las redes sociales para subir sus contenidos. A veces eran fotos, a veces eran recetas veganas, otras veces, ataques contra la sociedad, y otras, ejercicios.

Pero en los últimos meses, la cruzada de Nasime Sabz, como se hacía llamar en internet, tenía sólo un foco: YouTube. Según ella, YouTube estaba filtrando sus canales para que no tuviera visitas y gran parte de ellos estaban sin monetización, denunciando que, por ejemplo, por más de 300 mil visitas sólo recibía 10 centavos. Para Nasime, la explicación de esto no era económica, sino más bien una censura en su contra, contra su mensaje y su origen.

“No existe la libertad de expresión en el mundo libre, y serás reprimido por decir la verdad que no está apoyada por el sistema”, escribió Nasim en su sitio web personal que aun puede visitarse. “No hay igualdad de crecimiento en YouTube o en ningún otro sitio de videos, tu canal sólo crecerá si ellos quieren”, rezaba otra de sus arengas. Esto, a pesar de que ella poseía cuatro canales de YouTube, dos cuentas de Instagram, una en Facebook y hasta un canal en Telegram.

Al igual que muchas otras personas en la red, estaba claramente disgustada con el sistema, pero a diferencia del resto, Nasim no se quedó solo tras el teclado. Y eso, era algo que estaba preocupando a sus padres.

Ismail, el padre de Nasim, habló con The Mercury News y relató que hace varios días, Nasim estaba perdida. Ella vivía con su abuela en San Diego y desde hace tiempo que venía diciendo que odiaba a YouTube y que le había arruinado la vida. El padre de Nasim dice que habló con las autoridades y les avisó que ella podría ir algún día a las oficinas de YouTube a protestar porque odiaba la compañía. Nunca imaginó que su hija, quien dice nunca había matado siquiera una hormiga, sería la autora del tiroteo dentro de las oficinas de YouTube.

Ni tampoco lo imaginaron los policías que, tras el aviso de Ismail, encontraron a Nasim durmiendo en un auto en Mountain View a las dos de la mañana del martes, el mismo día de su cumpleaños y del tiroteo ya conocido. La mujer les confirmó la identidad, respondió algunas preguntas y luego la dejaron tranquila. Informaron a sus padres y todo quedó ahí. Nadie de YouTube fue informado, al parecer, de esta situación, y esa probablemente pudo haber sido la advertencia que habría, al menos evitado una tragedia mayor.

Hasta el momento, el tiroteo ha dejado tres heridos, dos de ellos de gravedad y un muerto, la misma Nasim.

 

 

 

Seguir leyendo