*

La era del bigote en el fútbol chileno

2 NOV 2017 / Deportes

La era del bigote en el fútbol chileno

Acostumbrados en la actualidad a looks como el mohicano de Arturo Vidal, hubo una época en que en nuestro balompié proliferaban los clásicos mostachos. Revisa los más emblemáticos.

En los tiempos en que predominan los looks como el mohicano de Arturo Vidal y las barbas decoradas no por menos de 10 lucas la sesión ¿Se imagina usted al capitán de la Selección Chilena o a las figuras de la liga local con el tonto bigote? Hace algunos años, los mostachos eran habituales en nuestras canchas, pero hoy son prácticamente inexistentes.

De todo había: desde consagrados como Sergio Livingstone o Carlos Caszely hasta futbolistas más desconocidos para la masa como Luis Godoy. Pero ¿Por qué nombro a Luis Godoy? Simple: el ex jugador de Ñublense y Huachipato tiene la gracia de que -hasta hoy- su apodo es “bigote”.

A continuación, revisa una galería con los bigotes más célebres de nuestro querido balompié chileno.

Sergio Fabián Vásquez trajo su bigote desde Argentina a la UC.
Sergio Messen, uno de los clásicos bigotes de los 70.
Algunos bigotes de Santiago Wanderers en 1976. Destaca el de Alfredo Quinteros (abajo al extremo derecho).
A la izquierda y abajo sobresale el bigote del brasileño Benedicto Pereira.
En la fila de los parados destaca el bigote del defensa Moisés Berenguela, de dilatada trayectoria en la década de los 80 y 90.
Patricio Bonhomme, clásico goleador de los equipos de la B. También jugó en Lozapenco.
Abajo, al extremo izquierdo, aparece Leonidas Burgos y su inconfundible bigote.
Angel Bustos, sobresaliente delantero del fútbol chileno, con la verde de Deportes Ovalle.
Posiblemente es el bigote más famoso del fútbol chileno: el de Carlos Caszely.
Fernando “Palito” Cavalleri también dejó su impronta con su bigote.
Dos clásicos bigotes de Cobreloa en los 80: el de Enzo Escobar y el de Víctor Merello.
Carlos Gustavo de Luca paseó su bigote y sus goles por numerosas canchas de nuestro país.
Arriba destacan los bigotes de Antonio Escudero y Oscar Blanco. El de abajo es el de Jorge Dubanced.
El delantero colombiano Edison Chávez es recordado en Arica por su mostacho. En la cancha, ahí nomás.
Eladio Rojas, de la Selección Chilena de 1962, también fue un notable exponente del bigote en el fútbol.
Varios bigotes en un solo equipo: Eddio Inostroza y Mario Osbén arriba, y Carlos Caszely con Leonardo Véliz abajo.
Jorge “Lulo” Socías, un clásico bigote de Universidad de Chile.
Hasta Jorge Valdivia en Palmeiras se atrevió con el bigote.
Miguel Angel Leyes, arquero argentino, lució el bigote bajo los tres palos.
Luis Godoy, de Ñublense, tiene la siguiente gracia: Su apodo es “Bigote”.
Miguel Alegre, de Deportes Arica, luce su mostacho.

 

Marco Opazo en Deportes Antofagasta.
Quémel Farías, arquero de Deportes La Serena, se hizo conocido por su bigote.
Mario “Loco” Rodríguez y su bigote de brocha gorda…
Sergio Livingstone la rompía también fuera de la cancha…

¿Recuerdas algún otro bigote clásico y emblemático del fútbol chileno? No dudes en compartirlo con nosotros.

Bonus Track: Por pedido de un célebre compañero de trabajo -que es el goleador del equipo de fútbol oficial de nuestra sección de Internet pero que pasa más lesionado que Mark González- les dejamos esta joyita.

Jorge Garcés ya lucía su bigote mucho antes de los ternos…

 

 

Seguir leyendo