*

La increíble historia de la mujer que quiere casarse con el Tetris

9 ENE 2018 / Videojuegos

La increíble historia de la mujer que quiere casarse con el Tetris

Luego de un año de noviazgo, la gamer que prefiere llamarse Fractal Tetris Huracan dice que quiere ser la primera que se case de manera oficial con el juego


Cierra tus ojos y piensa en tu juego favorito. El que más te ha gustado de todos los tiempos. Ahora piensa realmente cuánto te gusta. Hay quienes dicen que se lo llevarían a una isla desierta. Hay otros que jamás venderían su copia ni por todo el dinero del mundo. Pero el amor que siente Noorul Mahjabeen Hassan, una ciudadana estadounidense de 20 años por su juego favorito sobrepasa todas las barreras. Noorul ama tanto a Tetris que ya hizo pública su intención de casarse con el juego.

La estudiante de Matemáticas de la Universidad de Florida, señaló en una entrevista al medio británico Metro, que comenzó una relación con Tetris en septiembre del año pasado, y que desde ese fecha, dedica 12 horas al día a jugarlo, ya sea en su celular, en su computador o en su copia original de GameBoy. Noorul también ha decidido cambiar su nombre a Fractal Tetris Huracan, con cada parte de su nombre de fantasía reflejando alguno de los grandes amores que ha tenido en su vida.

Fractal dice tener una relación bastante íntima con el juego: duerme con su GameBoy y suele tener su casa llena de objetos con formas de las las fichas del juego. Cada vez que puede tener algún tipo de interacción física con algún objeto inspirado en el juego, lo hace. Su casa está llena de cojines, dibujos y hasta discos duros inspirados en los Tetriminos.

“Creo que el Tetris es realmente hermoso, es sobre la perfección y además estimula tu mente. Físicamente siento lo mismo que siente la gente cuando está en una relación, que con sólo mirarlo sabes que es el indicado”, dijo Fractal al medio británico.

Y esta obsesión romántica con el juego le llevó a tomar la decisión de querer casarse con el juego, una vez termine sus estudios universitarios y realizar una ceremonia legítima, con toda su familia y amigos invitados. Su objetivo final es ser reconocida legalmente como una señora Tetris.

Ahora bien, por muy extraño que esta historia parezca, lo cierto es que la historia de Fractal tiene un asidero psicológico, ya que ella se identifica como parte de un grupo llamado Objetum Sexual, también conocida como objetofilia, que tal como suena, es la atracción sexual hacia los objetos inanimados. Uno de los casos más famosos es el de Erika Eiffel, una atleta estadounidense que se hizo conocida por contraer matrimonio con la torre Eiffel. Luego, fundó OS Internationale, una comunidad online dedicada a todos y todas quienes se sientan identificadas con esta tendencia. Algo que, de hecho, no aparece de la noche a la mañana.

De hecho, antes de su relación con Tetris, Fractal tuvo un noviazgo con una calculadora llamada Pierre, relación que terminó cuando la calculadora tuvo un cortocircuito mientras la estaba limpiando. Dice que compró un nuevo Pierre pero no fue lo mismo. 

Pero como ella misma dice, al parecer es con Tetris que las cosas van en serio ya que a diferencia de Pierre, el Tetris existe en tantas versiones y tantos formatos que es imposible que muera y solo el aburrimiento, el verdadero asesino del amor, podría separar a esta pareja que parece estar destinada a estar juntos hasta que el Game Over los separe.

Seguir leyendo