*

La maldición de El Quijote sigue cruzándose en el camino de Terry Gilliam

9 MAY 2018 / Cine

La maldición de El Quijote sigue cruzándose en el camino de Terry Gilliam

El director sufrió un derrame. Dos días después se informó que Amazon se bajó de su distribución. Y todavía una corte debe decidir si la película puede o no estrenarse en Cannes.


No hay caso. Por largo tiempo se esperó que Terry Gilliam pudiese concretar su película “El Hombre que Mató a Don Quijote“, ya que su primera fallida versión fue inmortalizada en ese notable documental titulado “Perdido en La Mancha“. Pero una vez que la película estuvo lista, uno tras otro han surgido problemas que ponen en duda su estreno.

Primero hay que considerar que múltiples versiones fueron quedando en el camino desde aquella propuesta inicial protagonizada por Johnny Depp. Aunque año a año fue quedando en claro que Gilliam no desistiría de la idea de lanzar la película, durante más de una década surgieron inconvenientes que provocaron la salida de múltiples actores.

En definitiva, en 2016 terminó anunciándose que El Quijote finalmente tenía de financista a Paulo Branco, que asumiría como productor al facilitar 22 millones de dólares para su realización. También tenía nuevos actores protagónicos (Adam Driver y Jonathan Pryce) e inclusive un trato con Amazon para su distribución en Estados Unidos. Todo parecía avanzar finalmente.

Pero todo comenzó a caerse a pedazos. Primero Branco no entregó el dinero prometido, lo que terminó motivando la búsqueda de nuevos productores, pero eso no impidió que la película quedase en entredicho. El productor portugués ha reclamado derechos sobre la obra, por lo que antes de su estreno en Cannes, existe un litigio legal que pone en duda su presentación.

Y todo eso no fue suficiente. Este martes se reportó que el director sufrió un derrame durante el fin de semana pasado y ahora se ha dado a conocer que Amazon ya no distribuirá la película, pese a que ya había comprometido recursos importantes.

Indiewire reveló esta última traba para la película, justo en la antesala de que se de a conocer si la película podrá debutar o no en Cannes.

 

Seguir leyendo