*

La muerte del gigantesco pato de hule en la Quinta Normal

30 SEP 2017 / Actualidad

La muerte del gigantesco pato de hule en la Quinta Normal

La intervención artística en la Quinta Normal terminó en un incidente que desinfló su existencia.


Nueve años alcanzó a existir el Rubber Duck, una creación del holandés Florentijn Hofman y que formaba parte de una intervención artística de un festival.

El gigantesco pato de hule, instalado en plena Quinta Normal, acaparó miradas en el tradicional parque hasta la mañana de este sábado. Mientras las reacciones por su visita acapararon las redes sociales desde el comienzo de esta intervención, nada hacía presagiar lo que estaba por venir en el último día de septiembre.

En una presentación que seguía lo que ya habían sido sus presentaciones en Toronto y Sidney, la creación artística de Hofman se topó con un imprevisto durante su navegación a través de la laguna del parque metropolitano. El pato de hule impactó una señalética y no sobrevivió a la experiencia chilena.

Mientras los atónitos asistentes lo veían desinflarse, una voz de “recuérdenme” marcó el triste destino del Rubber Duck, que en paz descanzará tras literalmente el último aliento que apagó su existencia. O, al menos, hasta que un parche permita recomponerlo.

A partir del próximo 4 de octubre, estaba contemplado que el pato de hule se instalara en el Muelle Prat de Valparaíso.

Desde la organización del Festival informaron que “la obra se suspende hasta próximo aviso”.

Seguir leyendo