*

La muerte que estremeció a Secret Empire

27 JUL 2017 / Comics

La muerte que estremeció a Secret Empire

La batalla contra el tirano Capitán América llegó a uno de sus puntos más esperados a partir de una profecía ya conocida. Y a la larga, un emblema de Marvel falleció.


El quinto número de Civil War II, el evento que al parecer se hizo solo para dejar el camino pavimentado para Secret Empire, instaló una visión profética que no dejó indiferente a nadie en el universo de Marvel Comics: El Ultimate Spider-Man, Miles Morales, estaba destinado a matar al Capitán América frente al Capitolio de Estados Unidos. Todos los héroes vieron la imagen que adorna esta entrada en sus cabezas, incluidos los dos héroes en cuestión.

En ese momento, dicha visión se instalaba como algo totalmente improbable, especialmente porque aún no se había desatado la historia del régimen de Hydra. Pero en el marco del nuevo evento de la editorial, en donde Rogers es un tirano déspota que ha convertido a su país en una dictadura fascista, el choque parecía inevitable.

Y ese es el foco de Secret Empire #7 publicado este miércoles en Estados Unidos.

Spoilers a continuación.

Tras la medida desesperada del Tony Stark de inteligencia artificial, que en el número anterior no concretó su intento de matar a Steve Rogers con una explosión, el más reciente número del evento se enfocó en la misión comandada por la Viuda Negra para matar al Capitán, utilizando al equipo adolescente de The Champions. Dicho equipo, tras la misión fallida de Los Vengadores, se transformó en la última aparente esperanza que se ha infiltrado en las bases adolescentes de Hydra. Todo con el objetivo de acercarse al líder supremo que ha perseguido a toda la disidencia con mano dura y que tiene bajo su amparo una policía estatal que no tiene problemas en destruir ciudades (Las Vegas) o ejecutar héroes en el paredón (Rick Jones).

La misión es clara: Black Widow hará uso de Mosaic, un inhumano que puede poseer personas, y que hasta ahora había estado encerrado en el cuerpo de un anciano, para invalidar a las fuerzas de Hydra reunidas en un evento de inauguración para la reconstrucción del Capitolio.

Dicha iniciativa se lleva a cabo en contra de aquella profecía que todos vieron en sus cabezas de forma cristalina. Pero el plan de Natasha Romanoff se lleva a cabo porque tiene claro que Miles Morales no es un asesino. Por esta razón, la Viuda engaña al arácnido y lo encierra en un camión para alejarlo de la misión. Ella misma en definitiva se encargará de hacer caer a Steve Rogers con su rifle francotirador.

El plan avanza sin problemas, pero La Viuda Negra no cuenta con una aparición inesperada: Frank Castle, The Punisher, una de las recientes adquisiciones de Hyra, la ha rastreado e impedirá que mate a Steve Rogers. Según el vigilante de la calavera, el Capitán le entregará un ejército para ganar la batalla que siempre ha dado en las calles en solitario. Más aún, el gran plan de Rogers es hacer uso del cubo cósmico para reescribir el mundo, revivir a todos los muertos – incluida la familia de Castle – y hacer del mundo “lo que se supone que debería ser”.

Pero Natasha, en una breve pelea, lo sorprende e incapacita:

A partir de ahí, Black Widow tiene carta abierta para concretar su plan. Mosaic entra en acción tal como estaba contemplado, Los Campeones hacen su parte del juego y solo resta apretar el gatillo.

Pero obviamente en el intertanto, Miles Morales logró escapar de su encierro. Spider-Man considera que es su deber estar en la batalla que definirá el destino del mundo y también considera que el plan solo funcionará si está ahí para enfrentarse al dictador.

De este modo, aquella visión de Civil War II finalmente comienza a concretarse. Miles Morales se acerca al podio para enfrentar a un Steve Rogers que también conoce su muerte profética.

El Capitán América en definitiva toma su destino y acepta el desafío de Spider-Man. Así, ambos se acercan para enfrentarse… solo para ser interrumpidos por Black Widow.

Natasha se apresura para resguardar a Miles. Ella sabe que el héroe está en peligro. Tiene claro que no tiene la pasta de asesino y Rogers usará eso a su favor durante la pelea entre ambos.

Y luego, ocurre lo inesperado. El golpe con el escudo destinado a Miles, da en el cráneo de Natasha, rompiendo su mandíbula y cuello.

Todo indica que Black Widow falleció.

A partir de ahí, Miles Morales entra en acción y en su descontrol logra doblegar a Steve. Pero antes de dar el golpe fatal, Spider-Man entra en razón gracias a una de sus compañeras de los Campeones. Aunque Miles sabe por qué debería matar a Rogers, Natasha hizo todo para impedir que sus manos se ensangrentaran y se convirtiera en lo que ella era. Pero Miles no es un asesino, no debía hacerlo y con ello concreta uno de los más grandes heroicos de lo que va Secret Empire.

En definitiva, todos los héroes son detenidos y Rogers busca consuelo en Sharon Carter, quien en solitario tiene la opción de matar al Capitán, pero es incapaz de hacerlo. Ya sin aliados a su alrededor, el líder de Hydra da pie a su decisión: en el próximo número, declarará la guerra definitiva.

Secret Empire #7 cierra su historia con un último anticipo: Aún existe resistencia contra Hydra. Hawkeye, Ant-Man, Mockingbird y el resto del equipo de Stark, logró escapar de la explosión y están decididos a un último intento. Pero no están solos. Aún hay esperanza. Queda un portador digno del escudo que los puede liderar.

Secret Empire #8, el antepenúltimo número de esta saga, será publicado el 8 de agosto.

Seguir leyendo