*

La selva de Guatemala escondía una gigantesca Megalópolis maya

1 FEB 2018 / Ciencia

La selva de Guatemala escondía una gigantesca Megalópolis maya

Los nuevos datos sugieren que su densidad era mucho mayor de lo pensado, con una civilización que inclusive era mayor que la Inglaterra de la Edad Media.

National Geographic informó que el uso una tecnología láser conocida como LiDAR, que remueve digitalmente el dosel del bosque, permitió revelar extensas ruinas antiguas en Guatemala que no podían ser detectadas a simple vista.

De este modo, los científicos constataron que ciudades mayas como Tikal, uno de los mayores yacimientos arqueológicos y centros urbanos de la civilización maya precolombina, eran mucho más grandes que lo sugerido previamente.

Definiendo el hallazgo como un “gran avance” para la arqueología maya, los investigadores lograron identificar las ruinas de más de 60 mil casas, además de diversos palacios, fortificaciones, granjas, carreteras elevadas y otras construcciones que se mantuvieron escondidas durante siglos bajo la selva.

Catalogando a dicha civilización como mucho más compleja e interconectada de lo que la mayoría de los especialistas mayas habían supuesto,  el especialista Thomas Garrison informó a National Geographic que: “toda esta región era un sistema de asentamiento cuya escala y densidad de población habían sido subestimadas en gran medida“.

La región en cuestión implicó el mapeo de 2 mil 100 kilómetros cuadrados, en la Reserva de la Biosfera Maya de la región de Petén, dando resultados que sugieren “una civilización avanzada que, en su apogeo hace unos 1.200 años, era más comparable a culturas sofisticadas como la antigua Grecia o China que a las ciudades dispersas y escasamente pobladas que la investigación desde tierra había sugerido“.

Asimismo, dichos datos descartan teorías previas que indicaban que las civilizaciones en los trópicos no podían prosperar, ya que las ciudades mayas estaban interconectadas y movilizaban un amplio intercambio.

De hecho, los datos también sugieren que hasta 15 millones de personas pudieron vivir en el apogeo de esta civilización, cuyo asentamiento en el período clásico maya (aproximadamente entre el año 250 y el año 900 después de cristo) cubrió un área aproximadamente del doble del tamaño de la Inglaterra medieval y que era mucho más densamente poblada.

Seguir leyendo