*

El lanzamiento de Xbox One X en Chile fue el más exitoso de la región

23 NOV 2017 / Videojuegos

El lanzamiento de Xbox One X en Chile fue el más exitoso de la región

Bernardo Camacho, Gerente de Xbox para Latam conversó con Mouse acerca del escenario que se plantea para la consola tras la llegada de su último modelo.


Desde su estreno en el año 2013, la relación de la marca Xbox One con sus fanáticos en Chile ha sido de dulce y agraz. La tercera generación de consolas creadas por Microsoft tardó casi un año en llegar de manera oficial a nuestro país luego de su lanzamiento en Estados Unidos, algo que en tiempos de Internet y lanzamientos simultáneos, es casi imperdonable.

Tras el retraso del debut de Xbox One, luego llegó el estreno de la Xbox One S, el rediseño de la consola presentado el año pasado, que también llegó con un retraso a nuestro mercado, aunque algo menor: tan sólo tres meses de diferencia entre lo visto en Estados Unidos y el mercado local. Pero de todas formas, la fanaticada de la marca de la X se sentía algo pasada a llevar por las decisiones de la compañía.

Decisiones que finalmente se volvieron a favor del jugador, ya que la última aventura de la compañía, la Xbox One X, ya fue lanzada en Chile y llegó a nuestras tiendas con menos de dos semanas de diferencia. Un anuncio que ya se conocía desde que se abrió la preventa del equipo y que por supuesto tuvo la respuesta esperada: la preventa en Chile de la consola fue la más exitosa de toda la región, quienes agotaron todas las unidades de reserva en tan solo diez días.

Una decisión que Bernardo Camacho, Gerente de Xbox para Lationomérica, nos explica, se debió a la presión que la gente hizo, sobre todo por redes sociales.

“Siempre escuchamos a la comunidad y sentimos las ganas de tener el producto lo antes posible. Montamos el caso, la compañía nos oyó y fue muy sencillo“, nos cuenta Camacho durante su visita a nuestro país con motivo de la presentación a la prensa de la nueva consola. El ejecutivo atribuye el éxito de la Xbox One X, además, al gran momento que están viviendo actualmente los televisores con tecnología 4K en las tiendas.

“En este momento, entre el 30 y el 40% de los televisores que se venden en Chile ya son 4K. La tecnología está migrando muy rápido y la gente está ansiosa de poder contar con contenido para sus pantallas, y la Xbox One X es la solución ideal para eso”, nos explica.

Esto porque la consola no sólo llega para ofrecer contenido en Ultra HD para los juegos, sino que también es un centro de entretenimiento que sirve para ver contenido en 4K, como Netflix o Blu Rays en ese formato, por lo que dicen ser la oferta más completa para satisfacer tanto a los usuarios hardcore como a los casuales. Recordemos que la PS4 Pro, el equivalente de PlayStation de la Xbox One X no reproduce películas en 4K desde el disco.

Pero todos sabemos que lo que realmente importa en una consola son los juegos. Bernardo nos explica que los estudios de mercado de la compañía dicen que 3 de las 5 razones por las que alguien decide comprar una consola, tienen que ver con juegos: los juegos que están, las exclusivas y los que vienen. Y en ese sentido, puede que el lanzamiento de Xbox One X quede un tanto corto en lo que se refiere a exclusivas, ya que sólo Forza 7 fue creado para sacarle provecho al nuevo hardware, con resoluciones 4K nativas y corriendo establemente a 60 cuadros por segundo.

Pero la compañía apuesta a algo que también les ha funcionado bien hasta ahora: la retrocompatibilidad. La gracia de la Xbox One X es que incluye mejoras en más de 130 títulos, incluyendo juegos como FIFA 18, AC Origins y Call of Duty WW2, pero también en su catálogo posterior. De hecho, varios juegos, sin parche y solo por el hardware, experimentan mejoras como framerates más estables o tiempos de carga más cortos.

Con todo esto, pareciera ser fácil pensar que para Microsoft, la opción ideal es que vayas por su última consola, pero lo cierto es que la compañía seguirá entregando soporte a sus modelos más antiguos, ya que la Xbox One X no llega a ser un reemplazo de los actuales modelos, sino que una alternativa de experiencia distinta.

“Para nosotros no es un fracaso que un usuario opte por una Xbox One S en vez de una X. Todo lo contrario. Nosotros somos fieles creyentes de la filosofía del Good, Better, Best, donde sean los usuarios los que puedan elegir que clase de experiencia quieran tener con la marca, pero que todas sean igual de buenas”.

Camacho compara la filosofía de Microsoft como comprarse un automóvil. “Están los modelos Full Equipo, con algunas comodidades y diferencias y desde allí, se puede encontrar también el mismo auto pero con diferentes versiones para hacerlos más económicos”. En ese sentido, tanto por precio como prestaciones la Xbox One X sigue siendo un producto premium, pero cuya llegada al mercado no debería afectar a los usuarios que aun no dan el salto el 4K, ya que los lanzamientos y el compromiso por contenido seguirá a través de toda la marca.

 

Seguir leyendo