*

Las mejores peleas de Los Caballeros del Zodiaco

11 OCT 2017 / Anime

Las mejores peleas de Los Caballeros del Zodiaco

La serie nos entregó una serie de enfrentamientos emblemáticos, sangrientos y sufridos. Aquí destacamos a algunos de los grandes combates.


Si bien la música, el desarrollo de sus personajes y las llamativas armaduras eran algunos de los principales elementos que llamaban la atención a la hora de experimentar los capítulos de Los Caballeros del Zodiaco, la serie nunca habría logrado su nivel de popularidad sin contar con batallas tan emblemáticas como las que logró concretar.

Episodio a episodio, mientras Seiya y compañía lograban elevar su cosmos más allá del nivel que lograron con el entrenamiento que les otorgó sus sagradas armaduras, la serie comenzó a establecer peleas cada vez más elaboradas, en donde no solo entraba a jugar la fuerza de ataque de cada caballero, sino también la estrategia de pelea. En ocasiones, grandes rivales fueron derrotados porque los caballeros de bronce encontraban una debilidad particular que provocaba que sus rivales no fueran invencibles.

A continuación, revisamos algunas de las mejores peleas de la historia de esta popular serie.

SEIYA VS SHIRYU

En la saga de introducción a la serie, no hubo pelea más importante que aquella que enfrentó al Pegaso con el Dragón. Ambos colisionan en la segunda ronda del Torneo Galáctico organizado por la Fundación Graude, que premiará al ganador con la armadura de oro de Sagitario.

En ese encuentro en donde la sangre sale a chorros, Seiya y Shiryu se enfrentan de igual a igual en una pelea en donde el Pegaso tiene todas las de perder. O al menos eso se da hasta que Seiya detecta una debilidad de Shiryu cada vez que ejecuta su golpe del Dragón Naciente. Al concretar su devastador ataque, Shiryu baja el puño y deja al descubierto un punto débil en su corazón. No solo eso, el poderoso escudo es destruido por una jugada hábil de Seiya.

La pelea entre ambos combatientes en sin cuartel, sus armaduras se hacen añicos durante la pelea y la vida de Shiryu corre riesgo hasta que literalmente Seiya lo devuelve a la vida, con un meteoro de Pegaso que termina forjando la amistad entre ambos para siempre.

SHIRYU VS ARGOL DE PERSEO

Con el Santuario en plena búsqueda de la armadura de Sagitario, los caballeros de bronce tuvieron que enfrentarse a nuevos rivales: los caballeros de plata entraron en acción para presentar nuevos desafíos, ya que su poder era de mayor rango.

En ese escenario, ningún caballero de plato representó un mayor desafío que Argol, el caballero de Perseo. El mismo que, haciendo uso de su propio escudo, convirtió en piedra a Seiya y Shun sin mayor problema. Por eso el único que podía hacerle frente era Shiryu, el dragón. En una pelea sangrienta, en donde Argol deja en claro su peligrosidad y el alcance de su ataque de Medusa, a Shiryu no le queda otra que recurrir a una medida desesperada: destruir sus propios ojos para no ser convertido en piedra.

En definitiva, la pelea contra Argol representa una de las primeras grandes historias épicas de la serie, marcando a Shiryu como el caballero del sacrificio y, al mismo tiempo, estableciendo una historia de ceguera que no tendría resolución sino que hasta el enfrentamiento en la casa de Cáncer.

SEIYA VS AIORIA DE LEO

En la historia de Los Caballeros del Zodiaco, Seiya siempre se instaló como el comodín. Aquel que siempre tenía la misión de enfrentarse a la amenaza definitiva y que, en el camino, era el primero en elevar su cosmos más allá de los límites que tenía junto a sus compañeros. Fue el responsable de comandar el ataque contra Ikki, el primero en enfrentarse a un caballero de plata y también el primero en alcanzar el séptimo sentido para lograr sortear la casa de Tauro.

Pero entre sus batallas 1 a 1, quizás la más recordada es aquella que debió concretar ante Aioria. Aunque el caballero de Leo fue el elegido del Santuario para reclamar la armadura de Sagitario en Japón, también fue el primero en reconocer a Saori como Athena, dejando inconcluso su enfrentamiento ante un Seiya que llegó a portar la armadura de Sagitario.

Una vez en el santuario, y dominado por el poder del Gran Maestro, Aioria queda transformado en una especie de zombie que no se detendrá hasta matar a su oponente. El tipo de poder de Leo, lo duro que es el desafío para Seiya a la hora de esquivar los ataques relámpago de Aioria  y especialmente su final, con el sacrificio de Casios, marcan a una de las primeras grandes peleas de la saga del Santuario, ya que hasta ese momento solo el caballero de Cáncer había representado realmente un desafío.

IKKI VS SHAKA DE VIRGO

Considerada como una de las grandes peleas de la serie, Ikki es el responsable de confrontar a Shaka de Virgo, el caballero más cercano a Dios y quien no tiene problema alguno a la hora de despachar a Seiya, Shiryu y Shun. En la séptima casa del Santuario, el caballero del Fénix finalmente hace acto de presencia para confrontar a uno de los caballeros de oro más poderosos.

Uno de los elementos más llamativos del combate contra Shaka radica en lo llamativo de los ataques del Caballero de Virgo, quien no solo pelea a ojos cerrados, sino que también es dueño de un arma tan letal como el Tesoro del Cielo, que va despojando a su rival de cada uno de los sentidos. Con Ikki sufriendo probablemente más que cualquier otro caballero de bronce en la saga del santuario, ya que Shaka le da una verdadera paliza, la pelea es más excepcional por la forma en que se arma su resolución que por el intercambio de ataques.

El cierre de la pelea, con Shaka abriendo sus ojos e Ikki aprovechando la oportunidad para sacrificarse, representa uno de los momentos más recordados de la serie, ya que el Fénix a partir de ese momento se instala como el caballero destinado a salvar el día, a intervenir cuando toda esperanza parece perdida. Y así lo hace a partir de ese momento en la serie.

HYOGA VS MILO DE ESCORPIÓN

Durante gran parte de la saga del Santuario, Hyoga se instala como toda una decepción. El caballero del Cisne, que logra sortear las dos primeras casas sin tener grandes peleas, cae víctima de la trampa de Geminis y es teletransportado hasta la casa de Libra. En ese lugar, que los guardianes de Atenea creen vacío debido a que el viejo maestro de Libra se encuentra China, aparece por vez primera Camus de Acuario quien congela al caballero del Cisne.

Por eso, una vez que Hyoga es salvado por Shun, no le queda otra que demostrar que puede estar al nivel de sus compañeros y salvar el día. De ahí que su gran primer encuentro recién se da en la novena casa, enfrentando a Milo de Escorpión, uno de los caballeros de oro con los ataques más llamativos, cortesía de la velocidad que implica su aguja escarlata.

En el combate contra Milo, aunque la resolución no termina en una derrota absoluta para el caballero de oro, sí da pie para que Hyoga finalmente logre alcanzar el séptimo sentido, algo que no lograba por sus sentimientos hacia su madre muerta. El cisne, perdiendo poco a poco sus sentidos, se enfrenta al poder de Antares y logra con su rayo de aurora alcanzar aquello que tanto le costo: ser digno de pelear junto al resto.

SHIRYU VS SHURA DE CAPRICORNIO

Muchos la sindican como la mejor pelea de la serie. Probablemente no están equivocados, ya que marca tanto el inicio del fin de la saga, como la seguidilla de “muertes” que se comienzan a instalar en la serie en el enfrentamiento contra los caballeros de oro. Hasta antes de su presentación, nada se sabía de Shura, el caballero de Capricornio que se revela como el más fiel a Athena y el responsable de la muerte de Aiolos, cuando este decide salvar la vida de la pequeña Athena.

Shura, portando su ataque de Excalibur, se instala de inmediato como una amenaza superior, en donde el destinado a enfrentarlo no es otro sino que Shiryu. El caballero del sacrificio, destinado a tener las peleas más sangrientas y violentas de la serie, logra detectar una flaqueza en el ataque de Capricornio. Como último recurso, también logra sacar de debajo de la manga una técnica prohibida para derrotar a un rival que lo despoja completamente de su armadura.

El cierre de la pelea, probablemente uno de los momentos más emblemáticos de la serie, da pie a que Shiryu se eleve por los cielos junto a Shura, en un sacrificio para eliminar a un rival letal que con su solo puño había logrado establecerse como uno de los caballeros de oro más peligrosos.  De la mano del Último Dragón, se da pie a una de las mejores victorias de un caballero de bronce.

HYOGA VS CAMUS DE ACUARIO

De partida, hay que tener en claro que esta pelea tiene en contra un elemento no menor: solo se desarrolla en un capítulo de la serie. Sin embargo, el enfrentamiento entre el Cisne y su maestro da pie para una de las historias más trascendentales de la saga del Santuario. No solo Camus detuvo el avance de Hyoga tras ser teletransportado a la casa de Libra, sino que también envió a las profundidades del océano al buque en donde descansaban los restos de la madre de Hyoga.

La batalla entre ambos tiene uno de los contextos más ricos de toda la serie, lo que potencia aquella búsqueda en la que el Cisne debe alcanzar el cero absoluto. El enfrentamiento, en ese sentido, quizás no se extiende por tantos episodios como otros de los épicos enfrentamientos que deben sortear los caballeros de Athena. Pero el trasfondo es tan potente, que eleva todo lo que está en juego en una pelea.

Camus, como el mejor de los maestros, lleva a su alumno hacia el límite y ambos terminan confrontando sus ataques en una Ejecución de Aurora que representa una de las resoluciones más emotivas de toda la serie. Una vez que ambos caen, confrontados de igual a igual, cierran un ciclo de historia que se instaló desde que Hyoga fue presentado. Es un gran final para definir quién es el maestro del hielo que debe sobrevivir.

SEIYA & IKKI VS SAGA DE GÉMINIS

El final de la saga del Santuario representa el mayor desafío para los caballeros de bronce hasta ese punto. Con Shiryu, Hyoga y Shun considerados muertos en ese punto, sobre los hombros de Seiya queda la misión de enfrentar al gran maestro del Santuario. Es en ese lugar en donde se aclara toda la conspiración y los problemas que marcan al caballero de Géminis, el hombre que se escondía tras la máscara del gran Patriarca.

Pero Saga, como uno de los más poderosos, no tiene problemas para sacar ventaja ante un Pegaso agotado tras sortear las 12 casas. Es en ese punto en el que reaparece el Fénix, quien aparece justo a tiempo para impedir que el caballero de Géminis elimine a Seiya. Lo que se comienza ahí es una resolución en donde Saga les da a ambos una verdadera paliza, con el Pegaso logrando salvar justo a tiempo a Saori.

Con la remoción de la flecha, Athena inicia el camino hacia la sala del Patriarca, siendo acompañada por los otros caballeros de bronce, los santos dorados y también por aquellos que se pensaban muertos. Pero es el enfrentamiento contra los caballeros de bronce, que concluye con un gran meteoro potenciado por el cosmos de los cinco guardianes de Athena, el que marca al comienzo del fin del gran conspirador, que termina suicidándose y pidiendo perdón. Es un gran final para la saga mas importante de la serie.

SHUN & IKKI VS MIME

La saga de Asgard es un gran relleno. Cuenta con grandes peleas que podrían haber sido incluidas aquí, como aquella contra Alberitch que logra despachar caballeros de bronce sin problema, la de Syd de Mizar Zeta que incluye toda una sorpresa con un hermano oculto o la pelea final contra Siegfried de Dubhe Alfa, uno de los rivales más poderosos que tuvieron que enfrentar Seiya y compañía.

Sin embargo, probablemente el mejor combate, aquel en el que hay más cosas en juego, se da en la batalla contra Mime de Benetnasch Eta. Utilizando una particular Lira, Shun no tiene opción de utilizar sus cadenas de Andrómeda, ya que estas no lo detectaban como enemigo. Pero una vez que entra en acción Ikki, el salvador de siempre, Mime deja surgir todo el odio que residía en su corazón tras asesinar a su padrastro que lo cuidó.

El cierre del combate, con ambos despojados completamente de sus armaduras, marca un buen cierre para uno de los enfrentamientos secundarios de la saga de Asgard, pero que a punta de puro corazón destaca como ejemplo de uno de los pilares de Los Caballeros del Zodiaco: los guerreros de Athena siempre son capaces de inspirar a que sus enemigos se rediman antes de la muerte.

SEIYA & HYOGA & SHIRYU VS POSEIDÓN

La saga de Poseidón es bastante mala en comparación al resto de la serie. La propia pelea contra el Dios de los Siete Mares no destaca mayormente. No obstante, hay solo un punto que nos lleva a destacar el enfrentamiento de Seiya, Hyoga y Shiryu contra Poseidón. Ese combate cumple la promesa, ya que finalmente Seiya, Hyoga y Shiryu portan una armadura dorada.

Cuando todo parecía perdido, las armaduras de Sagitario, Libra y Acuario entran en acción, pagando con creces una deuda pendiente de la serie. Quizás el enfrentamiento contra el Dios no es tan épico como se esperaba, y está a años luz de lo que se logró posteriormente con la saga de Hades, pero de todas formas ese momento hace que toda la etapa de Poseidón no haya sido una completa decepción.

BONUS TRACK

SHAKA VS SAGA, CAMUS Y SHURA

Aunque en esta lista nos centramos solo en los episodios de la serie, no podía quedar fuera uno de los momentos más épicos de la serie. En medio de la saga de Hades, tres caballeros de oro se transforman en espectros para comandar el avance hacia los aposentos de Athena. Saga, Camus y Shura avanzan sin problemas hasta toparse con Shaka de Virgo, quien no solo es capaz de enfrentar a los poderosos tres caballeros de oro renacidos, sino que también los obliga a utilizar un ataque prohibido: la exclamación de Athena.

Es sin duda uno de los mejores momentos de algo relacionado a Los Caballeros del Zodiaco y la forma en que Shaka se enfrenta a sus tres ex camaradas lo eleva como uno de los caballeros de oro más populares. De hecho, recuerden que pueden votar en nuestra encuesta.

¿Qué pelea de Los Caballeros del Zodiaco son tus favoritas?

Seguir leyendo