*

Las mejores películas adaptadas desde los cómics

8 ABR 2017 / Cine

Las mejores películas adaptadas desde los cómics

Un listado para destacar a grandes obras traspasadas a la pantalla grande. Desde los calcos más extremos a las obras reinterpretadas por un autor. No todo puede ser sobre superhéroes.

Una buena adaptación de cómics no siempre es la más parecida en términos de apariencia. Tampoco la que replique de la mejor forma una secuencia que evoque al cómic. Algunos querrán el calco, otros una reinterpretación original para ver cosas nuevas o inclusive una adaptación con más visión de autor que entregue un nuevo punto de vista para un cómic.

Pero lo cierto es que ningún camino elegido garantiza éxito en el traspaso. No obstante, la clave a la larga siempre será que una adaptación mantenga la esencia de cada personaje, historia o saga que busca trasladar a la pantalla grande. Si alguien no entiende la principal gracia de un cómic, mejor que no lo adapte. De hecho, el peor camino es hacer algo que que no tenga lo que hace a un cómic o un personaje lo que es.

En Mouse revisamos las mejores adaptaciones de cómics, porque no queremos hablar solo de superhéroes. Algunas son adaptaciones al calco, otras reinterpretan una historia tomando caminos nuevos y las mejores están marcadas por la visión del autor que lleva a una obra a la pantalla grande.

A continuación, nuestro top de las mejores adaptaciones de cómics al cine.

13. SCOTT PILGRIM VS THE WORLD

Aunque no es una adaptación al calco, y no sé por qué existen tantos que esperan ver lo mismo que ya leyeron en el papel, Scott Pilgrim vs The World es una gran adaptación por un gran motivo: captura notablemente el espíritu del cómic de Brian Lee O’Malley y, por ende, también evoca muy bien la idea de jugar un videojuego.

Asimismo, con todo el lenguaje que utiliza Edgar Wright, rescata lo que uno siente al leer la historia original, más allá de que su último tercio sea una historia distinta debido a que la película se realizó mientras escribían el último tomo. Pero más allá de eso, la energía de la película está a la par del cómic y eso es lo mínimo que uno habría esperado.

12. 300

Tengo muy claro que esta es mi elección más controversial, pero 300 deber ser la adaptación más fiel de un cómic llevado al cineZack Snyder no solo capturó los encuadres de las viñetas, sino también la propaganda facista para volcarla en elementos homoeróticos.

300 será descerebrada y todo lo que quieran, e inclusive es fácil reconocer que su historia no está a la altura de otras obras, pero en términos de adaptación, logra transmitir esas ganas de celebrar todos los elementos de corte neanderthal que tiene el cómic.

Además, lleva aquellos elementos a la pantalla grande de una forma que se siente más cohesionado con el relato visual que implica lo cinematográfico, en una situación que se da gracias al ojo de Zack Snyder, que salvo por algunos momentos de Watchmen, nunca más ha vuelto a hacerlo. Y esperemos que, por nuestro bien, eso solo quede en un “por ahora”.

Nota: Estuve entre incluir esta o Sin City, ya que solo iba a agregar una adaptación al calco, pero creo que 300 hace mejor su trabajo. El cine nunca hará justicia a la suciedad del mundo de la Basin City de Frank Miller.

11. PERSEPOLIS

La fui a ver al cine con muy pocas referencias, sin haber leído realmente el cómic,  y terminé sorprendido con el trabajo realizado por Vincent Paronnaud y Marjane Satrapi, autora de la obra que sirve de base a la película que cuenta con una gran historia, un mejor desarrollo y un gran uso de su animación en blanco y negro.

Emotiva, dura, retrospectiva y muy bien lograda, dice mucho más de la mujer que cualquier panfleto y, más importante, su gran gracia es que no separa aguas y presenta claramente que la sociedad es destructiva, no importando si eres del medio oriente o un estirado europeo. Es probablemente una de mis películas de animación favoritas de la última década.

10. GHOST WORLD

Aunque no es una adaptación que sigue al pie de la letra del cómic, Ghost World, como las grandes adaptaciones, logra capturar el espíritu de la obra de Daniel Clowes gracias al excelente casting de esta película dirigida por Terry Zwigoff, que aborda con un gran sentido del humor, un momento determinado plagado de un mundillo de parias sociales y gente rara.

De hecho, esa es su mayor fortaleza, al abordar personajes que se vuelven creíbles a medida que avanza el metraje, son completamente originales a lo que habitualmente estábamos acostumbrados en esa época y cuya guinda de la torta la representa Steve Buscemi.

9. ICHI THE KILLER

Como una de las adaptaciones más enfermas, y dementes, Takashi Miike eleva la vara a 11 cuando quizás solo era necesario llegar a 9. Y eso es lo que hace de esta locura algo realmente significativo, que traspasa más allá de ese clásico esquema en el que las adaptaciones de mangas solo se quedan en la imagen, en calcar looks.

Ichi The Killer es una película que no da concesiones, que es más gráfica de lo que muchos se permiten ser, y lo hace con crueldad, con satisfacción de hacer daño a las pupilas, pero haciendo un manifiesto sobre el consumo de violencia. Si esto funciona como una invitación a que vean esta locura, será tarea cumplida.

8. CAPITÁN AMÉRICA: THE WINTER SOLDIER

A las películas de Marvel Studios, generalmente le faltan chauchas para el peso. Es decir, si no entienden el chilenismo, le falta para lograr ser una experiencia redonda. A lo mucho se podrá decir que son divertidas, como la primera Iron Man, The Avengers o Guardians of the Galaxy. Algo en lo que influyó innegablemente que cada película forme parte de un universo más grande, que dependa de otras y deba dejar pavimentado por obligación ciertos elementos para lo que se viene después.

Pero la única que sale de ese esquema y es realmente una buena película es Capitán América: El Soldado de Invierno. No solo porque se decide a capturar lo mejor de la época de Ed Brubaker en los cómics sin ser un intento de calco, sino porque es la mejor realizada en términos técnicos gracias al trabajo de los hermanos Russo.

Es una amalgama de elementos que funcionan a la par, entregando finalmente una película que toma como centro al Steve Rogers “desplazado de su tiempo” – que dejaron de lado por la Downeydependencia en The Avengers – y que se nutre de personajes secundarios que no están de puro relleno para complacer a los fans.

7. UNA HISTORIA VIOLENTA

Aunque es de aquellas películas que no necesita hacer un link con la idea de que está basada en un cómic, y es una versión cinematográfica que está está levemente conectada con el papel, Una Historia Violenta no solo implicó el salto a una nueva etapa en la carrera de David Cronenberg, sino también en un salto para que este tipo de adaptaciones fuesen tomadas en serio.

A medida que la historia progresa, los focos narrativos se diferencian con el cómic para tomar un camino mucho más solido, con más fuerza, ya que en vez de tener los flashbacks vistos en las viñetas, el protagonista interpretado por Viggo Mortensen es alguien que está marcado por los fantasmas de un pasado que no son necesarios de visitar, salvo para dejar en claro que en el presente solo siguen vivos aquellos que saben adaptarse.

Asimismo, los elementos de la familia dan más fuerza a un relato, que siempre me dejará grabado en el cerebro aquella escena de sexo, tan real como el cine puede lograr.

6. AMERICAN SPLENDOR

Considerando que el cómic original es una autobiografía, en American Splendor no solo lograron dar cuenta de ese elemento con un excelente casting, ya que Paul Giamatti está gigante, sino que además lograron tener a la gente involucrada en el cómic para darle una capa más de realismo a todos los elementos antisociales, y esa sensación de hastío, que marcan a la obra de Harvey Pekar.

Gran parte de su éxito es que sus elementos narrativos surgen de una dupla de documentalistas, que no solo se dan el tiempo para abordar los elementos más superficiales de una biografía, el qué pasó, sino que también en el trasfondo de una vida que prefería estar más clandestina que en el foco del reconocimiento.

Si no han visto aún American Splendor, no sé qué es lo que están haciendo con sus vidas. Paren aquí, búsquenla y después lean el resto de esta lista.

5. AKIRA

No solo es una de las mejores películas animadas de todos los tiempos, Akira también es una gran película de ciencia ficción cyberpunk a la altura de los mejores live-action.

Más allá de sus elementos visuales, temáticamente la obra de Katsuhiro Otomo es algo superior que no solo responde a una visión japonesa, y así debe ser entendida su historia en el marco del poder atómico, sino a una idea vinculado a los límites de la humanidad, que perfectamente la puede ligar a las grandes películas del género, como 2001 y Blade Runner.

Akira es una obra que gana fuerza con el tiempo, que no se procesa con una sola masticada, y por eso mismo al día de hoy no solo sigue parándose de igual a igual a otras obras de animación contemporánea que tienen mucha más tecnología a su favor, sino que las deja reducidas a su mínima expresión en el campo de las ideas.

4. SPIDER-MAN 2

Mucha mierda se ha escrito contra el Peter Parker interpretado por Tobey Maguire, y mucho de eso se debe a que se malentienden muchas cosas de la tercera mala película de la saga que le tocó protagonizar, sin embargo Sam Raimi logró capturar a la perfección lo que es Spider-Man en su segunda película, instalándose fácilmente en el podio de las mejores películas de superhéroes de todos los tiempos.

Al día de hoy, nadie ha entendido en el cine a Spider-Man como lo hizo Raimi, no solo por la dualidad existente entre el deber del arácnido y la legendaria mala suerte de Parker,  sino también por contar con la mejor representación compleja de un villano del personaje, con el excelente trabajo realizado sobre el Doc Ock de Alfred Molina desde su presentación digna de monstruo de terror.

A todo aquel que chilla contra estas películas, y créanme que entiendo que la sombra de la tercera ejerza esa fuerza, los invito a tomar un cómic de Stan Lee, Ditko o Romita Sr. No tienen que esperar a una buena versión del personaje para el cine en lo que se venga este 2017. Spider-Man ya tocó techo en 2004.

3. THE DARK KNIGHT

Aunque no es la película definitiva sobre Batman, en el sentido de lo que es el personajes en los cómics,  y todos probablemente concordaremos que todo se desinfla una vez que el Joker sale del foco, Christopher Nolan logró concretar, en el ámbito de toda su parada realista, la película definitiva sobre un superhéroe sin poderes.

El problema, no para la película sino que para nosotros, es que lamentablemente lo hizo antes de tiempo, cuando el género aún no explotaba en su ola actual, por lo que deja a la sombra todo lo que se está haciendo actualmente. Es una adaptación que toma una idea tan de cómics como son los superhéroes, para hacer su propia jugada que está más interesada en el escenario, en el entorno, más que en los jugadores con capas.

The Dark Knight es una gran obra pese a que no hay mucho de súper en su metraje, ya que todo el interés sobre el mundo criminal por parte de Nolan, y cada vez es más clara la influencia Heat de esta película, es coronado con la gran actuación de ese agente del caos representado por el Joker versión Heath Ledger. Una fuerza caótica, oscura y brillante, sin pasado ni orígenes, que contrasta con esta idea de un Batman que está al margen de la ley, porque de otra forma no funcionaría.

2. OLDBOY

Oldboy es una obra maestra, no hay más. Basada en un manga del que toma una idea general, esta versión cinematográfica por sobre todas las cosas se enfoca en la venganza y cómo esta nos destruye como seres humanos.

Como toda obra maestra, no había necesidad de hacer una nueva versión, y ahí está lo que hizo Spike Lee de muestra, ya que el original es una película tan potente, tan acongojante, que aún en una repetición, teniendo claro su sorpresa final, no pierde fuerza. Aún así el epílogo sigue con fuerza.

La escena del pulpo, la pelea en con el martillo, las pistas falsas y cómo se va desentramando una historia cuyo inexorable final se siente como el único camino posible. Cada punto de esta obra de Park Chan Wook eleva el resultado final de una película que se te queda impregnada en el cerebro, fundiendo sus crudas imágenes en nuestra retina.

1. SUPERMAN

Tomen todas sus películas contemporáneas de superhéroes, póngalas de rodilla y que rindan pleitesía a la película de Richard Donner. Así de importante es la primera Superman, que pese a ser una obra que actualmente pasa como completamente anticuada, y el hombre de acero hace décadas que evolucionó inclusive en los cómics, sigue capturando como ninguna otra obra a la esencia del superhéroe por excelencia.

Aunque pierde fuerza en su tramo final, Superman: The Movie es una película que logra varias cosas de forma perfecta. No solo con la alienígena y deshumanizada idea de Krypton, sino también por todo ese gran primer segmento en el campo que nos presenta a Clark Kent y su familia. Esa idea campestre que hace de Clark Kent algo tanto o más importante que su versión con la S en el pecho, solo se podría haber logrado con el mejor casting de todos los tiempos: Christopher Reeve.

Tomen en cuenta además que antes de Superman: The Movie, los personajes de cómics eran tomados como un hobbie de niños, pero esta película llegó para cambiar el panorama y sembrar las bases de algo que tardó en surgir, pero que actualmente tiene a estos personajes en el más alto sitial de Hollywood.

Superman al día de hoy sigue influyendo – no me refiero solo a ese homenaje mal entendido que hizo Bryan Singer hace una década – y probablemente esta lista no existiría si esta película no se hubiese estrenado. De hecho, una lista sin esta película, no es una lista de verdad.

Menciones honrosas que también deben ser consideradas:  Batman Returns, The Avengers, Blade 2, Iron Man, X-Men: First Class, Sin City, Guardians of the Galaxy, Batman Begins, Blade, Road to Perdition, Watchmen: Ultimate Cut, Batman: Mask of the Phantasm y Logan, que quizás a futuro ganará más terreno en mi lista.

Esta entrada originalmente la publiqué en mi blog.

Seguir leyendo