*

Las mujeres que han sido presidentas de clubes profesionales en Chile

24 ABR 2017 / Deportes

Las mujeres que han sido presidentas de clubes profesionales en Chile

Paloma Norambuena ha hecho noticia por ser la posible nueva timonel de Blanco y Negro. Sin embargo, su caso no sería único en nuestro balompié. Revisa otros casos de destacada presencia femenina en las instituciones del fútbol nacional.


Ante la posibilidad de que Paloma Norambuena pueda convertirse en la nueva presidenta de Blanco y Negro, no han sido pocos los sabandas que se han referido a la “irrupción de la mujer en el fútbol”. La verdad, aquel discurso es bastante añejo, tomando en cuenta que en nuestro país -y hace mucho rato- las mujeres han ocupado lugares destacados en el balompié chileno.

Es cierto que los casos de damas tomando cargos directivos en clubes nacionales no son la mayoría. Pero no por ello son inexistentes. En efecto, a esta misma hora, ya existe una presidenta de un club profesional: Ana Bull, máxima representante de Iberia de Los Angeles.

Hasta hace un año, quien llevaba los destinos de Deportes Puerto Montt era su presidenta Jessica Uribe. De profesión asistente social, quedó en la historia del club por haberlo ascendido desde la segunda división profesional a la Primera B.

“Trato de compatibilizar la parte social y el tema institucional del club. Yo tengo el tema social internalizado, y trato de que el plantel y las personas que acompañan al plantel tengan las mejores condiciones posibles. El trabajo social marca un sello”, declaró a La Tercera cuando se consumó el ascenso puertomontino.

“El tema de género ha ganado espacio. No es menor tener una presidenta. Eso significa que estamos en igualdad de condiciones. Y en ese sentido, yo me tomé esto como un desafío, y me he sentido avalada por los hinchas y por el directorio”, añadió en la misma nota. Jessica Uribe, además, fue reina de la ciudad en 1997.

Más atrás en el tiempo, Deportes Ovalle transitaba en la Primera B de nuestro fútbol a cargo de su presidenta Lida Mondaca en 1996.

Hasta este minuto hemos hablado sólo de presidentas. Si se extiende el espectro a todo cargo dirigencial, se debe hacer mención del caso de la contadora Judith Campos, quien en 1986 se desempeñó como gerenta general de Lota Schwager. Y el de la célebre dirigenta y colaboradora de Curicó Unido, Edith Véliz, quien se ha desempeñado en esas labores desde la década de 1970 hasta la actualidad: una tribuna del estadio La Granja lleva su nombre.

¿Alguien puede decir, entonces, que la presencia de la mujer en el fútbol profesional chileno es algo “nuevo”?

Seguir leyendo