*

Lifehacks: Cómo subir fotos antiguas a tus historias de Instagram

29 AGO 2017 / Tecnología

Lifehacks: Cómo subir fotos antiguas a tus historias de Instagram

Si bien la red social solo permite que se comparta contenido creado con hasta 24 horas de anticipación, un pantallazo puede ayudarte a superar ese límite


Las historias de Instagram se han convertido en todo lo que Snapchat quiso ser: la principal forma para comunicar, de manera rápida y a una gran cantidad de gente al mismo tiempo, que es lo que estás haciendo en el momento. Una historia de Instagram, por su naturaleza, es una mirada instantánea, del momento en el que la foto o video fue tomada, ya que a diferencia del feed central de la aplicación, en las Stories de Instagram solo puede subirse contenido que haya sido capturado durante las últimas 24 horas.

Si quieres subir algo más viejo, puedes usar el feed central de la aplicación, pero obviamente como todos pueden hacerlo, no sirve para comprobar nada. Las historias de Instagram, en cambio, tienen ese límite para asegurar la frescura y la inmediatez de sus contenidos. Pero ¿que pasaría si yo quisiera subir imágenes obtenidas en otro contexto, sólo para justificarme, para tener una coartada o simplemente para engañar a mis seguidores?

Todo esto a raíz de la imagen publicada esta mañana por Arturo Vidal en medio de la polémica sobre la fiesta que habría tenido en el Casino Monticello. Mientras la información señalaba que el jugador de la Roja se encontraba a las 7 de la mañana siendo desalojado del casino por carabineros, desde su cuenta de Instagram, El King subía la siguiente foto.

Y las siempre mal intencionadas redes sociales comenzaron de inmediato con la desconfianza.¿Podría haberse hecho algún truco para poder pasar una foto vieja por nueva? La respuesta es mucho más sencilla de lo que uno cree. De hecho, hoy vengo a enseñarles tres formas para poder usar esa foto vieja que por algún motivo quieres compartir en tus historias de Instagram y así salirte con la tuya en cualquiera que sea tu intención.

El pantallazo

La forma más fácil de romper la restricción de Instagram Stories, es la simplemente sacar un pantallazo a la fotografía original. Este método es el más sencillo, pero requiere ciertas consideraciones. Por ejemplo, la calidad de la foto se verá bastante reducida, sobre todo si es que fue tomada con tu cámara del celular y viene directamente desde el carrete de imágenes. También querrás editar la relación de aspecto del pantallazo, en caso de que aparezcan bordes o porque la resolución de tu celular es diferente. Es quizás la forma que menos cariño le da a tu imagen, pero la que más fácil puede resultar.

El mensaje

Para este método, necesitarás un cómplice que te envíe la imagen que quieres subir a través de algún servicio de mensajería, como WhatsApp o Telegram. Ya que Instagram revisa prácticamente todas las imágenes que han sido creadas en tu celular, cuando bajas una foto enviada por alguna aplicación de chat, aun cuando haya sido tomada hace semanas por tí o por otra persona, la nueva foto tendrá los datos de haber sido recibida el día de hoy, por lo que técnicamente, cumple con el requerimiento de Instagram. Porque todos sabemos que solo es trampa si no te pillan.

Las aplicaciones

Finalmente, si quieres ser un tramposo a nivel profesional, puedes bajar algunas de las aplicaciones hechas en especial para este tipo de necesidades. Por lo general están pensadas para gente que maneja cuentas a nivel comercial y de negocios, que suelen postear contenido creado con semanas y meses de anticipación, pero tu, simple mortal, también puedes aprovecharte de ellas. Later, por ejemplo, te permite armar albumes de fotos completos para ser resubidos, dandole una vida fresca a tus fotos viejas. Pixelgarde es otra gran opción que te permite modificar la metadata (los datos que indican en qué lugar, día y con qué cámara fue tomada alguna imagen) de tanto fotos como videos, aunque en este caso, viene con precio: 1.99 dólares.

Seguir leyendo