*

Más de un millón de personas vieron la pelea de Logan Paul vs KSI de manera ilegal

27 AGO 2018 / Tendencias

Más de un millón de personas vieron la pelea de Logan Paul vs KSI de manera ilegal

El evento que enfrentó a los YouTubers y terminó en empate congregó a más gente por plataformas alternativas que desde la fuente oficial.

Logal Paul y KSI son dos de los YouTubers más populares del mundo. Con una cifra combinada de casi 40 millones de suscriptores, ambas estrellas digitales se pusieron de acuerdo para crear un evento sin precedentes: una pelea de boxeo entre ambos, que sería mostrada en vivo por Internet y que, al igual que los eventos profesionales, funcionaría en modo PPV, es decir, los interesados deberían pagar para acceder al contenido.

Es decir, pagar por un enfrentamiento de boxeo entre dos personas que no son profesionales, que poco conocen del deporte pero si de hacer negocios.

Las polémicas figuras, conocidas por filmar suicidas en Japón y hacer comentarios sexistas en sus videos, reunieron en su evento a más de 860 mil personas, quienes pagaron 10 dólares para poder ver la transmisión de la pelea en vivo. Ganancia que se dividiría entre ambos peleadores, la organización y por supuesto YouTube.

Y si bien la cantidad de dinero generada es bastante envidiable, lo cierto es que muchos interesados optaron a plataformas alternativas para poder ver la pelea, sin tener que pagar nada. Y uno de los servicios donde proliferaron estas retransmisiones del evento fue Twitch, el sitio que generalmente nos regala transmisiones de jugadores profesionales, pero que por unos momentos nos regaló algo de boxeo amateur.

Lo interesante es que, en su punto más alto, las visitas en Twitch alcanzaron los 1,2 millones de personas, es decir, muchos más lo vieron en la plataforma ilegal que en la verdadera.

Un castigo que de todas formas puede considerarse justo, ya que la pelea a seis asaltos terminó en empate y ya se pactó una revancha que se realizará en el mes de febrero. Es decir, era todo parte de un pobre espectáculo diseñado para seguir generando dinero a costa de la mediocridad. Bueno, nada que no se haya visto antes.

Seguir leyendo