*

Aunque no lo crean, ya tenemos al peor YouTuber del 2018

2 ENE 2018 / Actualidad

Aunque no lo crean, ya tenemos al peor YouTuber del 2018

La celebridad digital, con más de 15 millones de suscriptores, compartió un video del "bosque de los suicidios" de Japón donde enfocó sin asco un cadáver


Si creían que íbamos a comenzar este 2017 olvidando todo lo malo y trayendo una nueva cuota de optimismo a nuestras vidas, piénsenlo de nuevo, ya que estando recién en el segundo día de este nuevo año, Internet ya nos regaló una nueva prueba de que la raza humana siempre puede decepcionarnos un poquito más.

El culpable de la primera gran imbecilidad del año corre por cuenta de Logan Paul, un YouTuber e influencer extremadamente popular y seguido, sobre todo por el público juvenil. La estrella digital cuenta con 15 millones de suscriptores en YouTube 16 millones de seguidores en Instagram, lo cual evidentemente lo coloca en un sitio privilegiado por sobre sus colegas influyentes.

Logan decidió pasar las fiestas de fin de año en Japón, lugar que obviamente utilizó para poder hacer más de sus videos, como jugar Pokémon Go o simular peleas en las calles de Tokyo. Típico contenido que es algo tonto, pero inofensivo a la larga.

Inofensivo hasta que Logan decidió que sería buena idea internarse en Aokigahara, un famoso bosque ubicado en la base del monte Fuji que es conocido como El Bosque de los Suicidios.

Y su nombre no es al azar: se trata de el sitio con la segunda mayor cuenta de suicidios al año, después del Golden Gate. Algo que claramente no tiene para nada orgullosos a los japoneses, quienes cada año redoblan los esfuerzos de vigilancia e información para evitar que los habitantes sigan acudiendo a este lugar, el cual posee grandes y densos árboles, donde es fácil perderse, pero también, colgarse para acabar con tu vida.

Una historia triste para un lugar que de otras formas sería bello, y una historia de la que Logan quiso ser parte, de la peor manera posible. En su video, Logan, acompañado de un grupo de amigos, visita el bosque y rápidamente se encuentra con una persona que decidió quitarse la vida. Estaba allí, colgado, inerte. Y antes de llamar a las autoridades y de seguir pensando que su video sería una buena idea, la obsesión por los clicks y los likes rápidos hizo que Logan tomara la decisión de grabar el cuerpo del cadáver y hacer bromas con el, en lo que quizás sea la obra de peor gusto que ha pasado por YouTube.

El video de 15 minutos fue titulado We Found a Dead Body in the Japanese Suicide Forest (Encontramos un muerto en el Bosque Japonés del Suicidio) logró conseguir 6 millones de reproducciones antes de que pasara lo evidente: que fuera retirado del sitio y su autor destrozado por las críticas de todo internet.

Rápidamente, y con toda razón, Logan Paul se convirtió en el sujeto más criticado de la red, recibiendo comentarios de sus colegas YouTubers, pero también de actores como Aaron Paul, quien simplemente le dijo que era pura basura y lo mandó a pudrirse en el infierno.

La actriz Sophie Turner de Game of Thrones también le mandó un recado por Twitter diciendo que era un idiota, que no merece el éxito que tiene y que ojalá nunca tenga que experimentar algo como lo que pasó el tipo al cual grabó.

El resto de los YouTubers, incluyendo al cuestionado PewDiePie también se unieron en la cruzada por reprochar los actos del influyente.

Después de todo esto, Logan borró su video y ofreció disculpas a través de Twitter, un clásico modus operandi de los YouTubers que al parecer nunca toman el peso al contenido que comparten. Una disculpa que parte con la frase “Nunca me había enfrentado a la crítica porque nunca había tenido un error antes“. Así es amigos, así comienza esta “disculpa”.

Obviamente en su comunicado están las frases típicas como “Soy un humano, puedo equivocarme” o “No lo hice por las visitas”, pero otras tan ridículas como “quería crear conciencia sobre el suicidio y su prevención“. Haciendo bromas y un zoom al rostro de un cadáver.

Y más aun cuando, antes de su publicación, Logan hacía hype hablando de tener “su video más loco y más real”. No hay mucho espacio para la prevención, al parecer.

Y es algo de lo que hemos hablado muchas veces ya. Cuando los creadores de contenido alcanzan notoriedad global y audiencias similares o superiores a las de otros medios tradicionales, ya dejan de ser un simple creador de videos y deben empezar a tener la misma responsabilidad que se le exige a un medio tradicional.

Logan Paul, por favor borra tu cuenta.

Seguir leyendo