*

Los eclipses de Luna del fútbol chileno

20 JUL 2017 / Deportes

Los eclipses de Luna del fútbol chileno

Los argentinos Sebastián Luna y Damián Luna no son bien recordados por los hinchas pues tuvieron discretos pasos por nuestras canchas.


Se conmemora un nuevo aniversario de la llegada del hombre a la Luna. Y como en este lado de la fuerza somos ñoños con el fútbol, hemos decidido darle una vuelta pelotera a la efeméride: los eclipses de Luna que ha tenido nuestro futbol. O sea, los jugadores de apellido Luna que han dado la hora en nuestros pastos.

Sebastián Luna -en la foto principal- tuvo un infeliz paso por Rangers en 2013. El argentino, proveniente de San Lorenzo de Almagro, jamás pudo ganarse a la hinchada, de la cual recibió sólo insultos por sus escasas condiciones como lateral derecho. Y si en un año sacó cinco centros con algo de peligro, eso es mucho para su microscópico rendimiento.

Por eso es que la barra celebró cuando puso anticipadamente fin a su estadía en Talca para -increíblemente- partir a Universitario de Lima, uno de los “grandes” de Perú, para disputar la Copa Libertadores 2014. Sin embargo, en los “cremas” no le fue bien, y ahora vive una segunda oportunidad en el fútbol de su país, donde defiende a Belgrano de Córdoba.

Luna alcanzó a formar parte del equipo de Rangers que terminó descendiendo a la Primera B, categoría en la que se mantiene hasta hoy. Eso sí, la culpa no fue sólo de él pues tuvo compañeros con su mismo olor a baño químico como los “goleadores” Pablo Vegetti y Esteban Ciaccheri, el obeso con material mamario Sebastián Sciorilli, Marcelo Scatolaro (nunca quitó una pelota), además de conocidos en su casa como Lautaro Baeza. Un dato: Vegetti y Ciaccheri llegaron justo cuando el club se desprendió del reciente seleccionado chileno en la Copa Confederaciones Angelo Sagal…

El otro Luna que “dejó huellas” es Damián Luna, mediocampista de Universidad Católica. El ex Independiente debutó en 2009 ante Olimpia de Paraguay en San Carlos de Apoquindo, donde mostró destellos de talento. Sin embargo, el DT cruzado, Marco Antonio Figueroa, lo “reventó” públicamente y lo consideró como un futbolista que no corría.

A partir de ahí, su estadía se hizo compleja, al punto que apenas seis meses después debió dejar la precordillera. En la actualidad defiende a Kissamikos de Grecia.

En todo caso, no todos los Luna son malos. Buenos ejemplos son los argentinos Ezequiel Luna -eficiente defensa que retornó de Palestino a Santiago Wanderers- y el talentoso Jorge Luna, quien también regresa a los caturros. Eso sí, este último debe reivindicarse pues fue desvinculado el semestre anterior de Universidad de Concepción por un escupitajo que le propinó a un defensa de San Luis de Quillota.

¿Recuerdas a otro Luna que haya estado en nuestras canchas? Comenta con nosotros.

Seguir leyendo