*

Los grandes momentos de RAW en sus 25 años de historia

22 ENE 2018 / Wrestling

Los grandes momentos de RAW en sus 25 años de historia

Del movimiento de Daniel Bryan a la confrontación entre Stone Cold y Mike Tyson, el programa de la WWE ha dado una serie de momentos memorables.


Raw, el programa estrella de la WWE, a lo largo de su historia ha entregado algunos momentos emblemáticos que convirtieron a la compañía en el único titán de alcance mundial de la lucha libre. Ya sin competencia directa, la empresa de Vince McMahon hoy por hoy es la vitrina principal para toda la acción al ras de la lona. los hombres por los aires y las patadas voladoras. Pero nada sería sin la historia que hizo posible que este programa fuese emitido de forma ininterrumpida durante los últimos 25 años.

El primer episodio de Monday Night Raw se emitió el 11 de enero de 1993 desde el Manhattan Center en la ciudad de Nueva York. Este lunes la compañía buscará conmemoran este gran aniversario con una jornada que se llevará a cabo en el Barclays Center en Brooklyn, en un espectáculo que se concretará seis días antes del Royal Rumble y que congregará a grandes leyendas.

Con más de 1.286 episodios, es difícil realizar un ranking de consenso. Pero aún así hay algunos momentos que simplemente quedaron en la historia de la WWE y que debiesen estar en cualquier lista. Eso es lo que revisamos a continuación.

10. Occupy Raw

Vince McMahon es obstinado y siempre quiere hacer lo que cree que es lo mejor. En 2014, su objetivo era aprovechar la fama de Batista, quien se preparaba para ser parte de Los Guardianes de la Galaxia. Por eso el Animal ganó el Royal Rumble y provocó que CM Punk se alejase de la compañía.

Pero la gente por ese entonces solo quería una cosa: que Daniel Bryan fuese reconocido. Muchos fanáticos estaban legítimamente enojados ante la decisión de no incluir a Bryan en el Royal Rumble, ya que el hombre del “Sí” estaba siendo eclipsado en su carrera por el título de la WWE. Tras ser denostado una y otra vez, la historia lógica era que ganase la posibilidad de recuperar el campeonato de manos de Randy Orton. Pero nada de eso avanzaba.

Finalmente, el 10 de marzo de 2014, la WWE dio pie a un segmento memorable en el que Daniel Bryan y sus fanáticos ocuparon el cuadrilátero como medida de protesta. Bryan quería un combate con Triple H en WrestleMania y un combate por el título de la WWE. A la larga la WWE se dio cuenta de todo su error y dio pie a que Daniel Bryan tuviese el lugar que merecía.

9. El debut de Chris Jericho

¡Bienvenidos a RAW is Jericho! Mientras la WCW se desangraba, la tortilla se había dado completamente vuelta en agosto de 1999. Si en el pasado Eric Bischoff logró robarse a superestrellas como Hulk Hogan, Kevin Nash, Scott Hall o Randy Savage, en la WWF crearon nuevas superestrellas que les dieron la ventaja y comenzaron a quedarse con el talento que sustentaba los cimientos de la otra compañía.

Tomen por ejemplo a Chris Jericho, quizás la mayor adquisición realizada durante el cierre de la Monday Night War. Durante semanas, un reloj con “la cuenta regresiva del milenio” anticipaba una sorpresa. Y el 9 de agosto de 1999, Chris Jericho debutó ante una audiencia de Chicago que se volvió loca cuando este gran hablador se confrontó a ni más ni menos que The Rock.

Era un enfrentamiento lógico, con un Jericho odioso y divertido que fue puesto en su lugar por el Campeón del Pueblo. Es uno de los mejores debuts en la historia de Raw.

8. Esta es tu vida, Rocky

La unión entre The Rock y Mankind no tenía sentido. Ambos se habían destruido en el pasado por el título de la WWE. Pero los polos se atraen y ambos concretaron un equipo que no solo ganó títulos, sino que se instaló como el tandém más divertido en la historia de la WWE.

Un 27 de septiembre de 1999 se concretó en definitiva uno de los momentos de mayor audiencia en la historia de Raw. Durante media hora, sin interrupciones, Makind concretó su tributo a su gran amigo, presentando a un viejo entrenador de fútbol, una novia de la escuela secundaria, una profesora y otras locuras que hicieron que todo brillara.

Mankind se mostraba completamente amable, mientras The Rock respondía de la forma más detestable, coronando el segmento con una gran frase: “El cumpleaños de The Rock es el 2 de mayo, estúpido hijo de p…”

7. El retorno de Brock

Durante los últimos años, el Raw que se emite después de Wrestlemania es considerado como el programa más importante del año. Se han concretado grandes apariciones sorpresa, grandes victorias – como el celebrado triunfo que coronó a Dolph Ziggler – y también se han llevado a cabo importantes retornos.

Pero probablemente ninguno ha sido más importante que el momento en que John Cena fue interrumpido por Brock Lesnar, el hombre que saltó al título de la WWE más rápido que cualquier otro luchador en la historia. El mismo que concretó verdaderas cátedras de lucha libre junto a Kurt Angle y que se retiró de la empresa, solo para después hacer historia en la UFC.

Ya instalado como toda una marca, la bestia encarnada volvió a la WWE para dejar en claro que nadie estaba a su nivel. Y obviamente su primer objetivo fue el hombre que tomó su relevo y dominó a la compañía en su ausencia, potenciando la idea de que el Raw después de Wrestlemania es un imperdible.

6. Benoit y Jericho contra Stone Cold y Triple H

Las mejores peleas de la WWE históricamente se han guardado para los PPV. Pero de vez en cuando Raw también es el hogar de grandes combates, con uno de los más memorables involucrando a un luchador que nunca estará en ninguna lista oficial de la WWE.

Aunque eso es comprensible, no se puede obviar el hecho de que Chris Benoit participó en la que fue probablemente una de las mejores peleas en la historia de Raw. Con Stone Cold y Triple H de villanos principales, tras la alianza del calvo con Vince, Jericho y Benoit eran tratados como luchadores de segunda categoría. Pero el talento de ambos Chris no estaba en duda.

El resultado fue un clásico combate de casi 20 minutos en el que Jericho logró la victoria para su equipo y Triple H se rasgó un cuádriceps.

5. La cervezatón de Stone Cold

El luchador más importante en la historia de la compañía, el que ayudó a que “la era de la actitud” explotase y que Vince McMahon tomase la ventaja ante una WCW que por años lideró los índices de audiencia, fue Stone Cold Steve Austin.

Pero la serpiente cascabel, el frío como la piedra, no solo tuvo grandes combates, sino que también fue protagonista de algunos de los momentos más memorables. Tomen como ejemplo lo que sucedió un 28 de septiembre de 1998, una instancia en la que el hombre del 3:16, el bebedor de cervezas y repartidor profesional de stunners, humilló al jefe con el que estuvo en guerra durante años.

Conduciendo un camión de cerveza Coors Light, Austin dejó lista la previa de su combate ante The Rock en WrestleMania 15. Mientras el campeón corporativo y sus jefes celebraban, Austin llegó, dominó y bañó a sus rivales con el alcohol.

4. La primera Stunner

En septiembre de 1997, Stone Cold inició la rivalidad más importante en la historia de la lucha libre. En SummerSlam, Austin y Owen Hart se enfrentaron por el Campeonato Intercontinental, en un combate que costó una grave lesión a la serpiente cascabel.

En la primera emisión de Raw desde el Madison Square Garden, Austin atacó a Hart en venganza, mientras hasta el ring llegaban cinco oficiales del Departamento de Policía de Nueva York para detenerlo. Como parecía que Austin iba a pelear contra ellos, Vince McMahon entró corriendo al ring para detener a Austin y explicarle por qué podía competir físicamente.

Después de decirle a McMahon que respeta el hecho de que a él y al WWF les importaba su integridad física, Austin atacó a McMahon con una Stone Cold Stunner. Fue la primera de la historia hacia el jefe, algo realmente impensado para la época. Stone Cold fue “arrestado” y el resto sería historia.

3. El pipebomb de CM Punk

La promo del “Pipebomb” de CM Punk ha sido a la fecha uno de los momentos más únicos en la historia de Raw. Sentado en el escenario, portando una polera de Stone Cold, Punk tuvo la oportunidad de decir todo lo que pensaba. Sobre John Cena, Hulk Hogan e inclusive “Dwayne” (The Rock), dándose espacio para romper la cuarta pared.

Acuñando la frase “soy un tipo de Paul Heyman”, Punk prometió retirarse de la WWE con el título, ya que le dolía que The Rock estuviese predeterminado en el evento principal de Wrestlemania, y destrozó a Vince McMahon, John Laurinaitis, la estúpida hija de Vince y su yerno “tontorrón”. Poco después, el micrófono de Punk se apagó y se hizo historia con una promo que todos los fanáticos consideraron como el momento más sincero.

Ese 27 de junio de 2011 fue el comienzo de la era Punk, pero poco menos de tres años después, el luchador se iría de la compañía por las mismas cosas que expuso durante toda su exposición en la que hizo explotar todo como una bomba de racimo.

2. La victoria de Mankind

Cuenta la leyenda que la WWE grababa sus programas mientras que la WCW se emitía en vivo. El combate más importante en la historia de Raw se transmitió el 4 de enero de 1998, pero fue grabado seis días antes, el 29 de diciembre de 1998. 

Los spoilers ya anticipaban que Mick Foley había ganado el título de la WWE, algo que no se podía creer ya que no era un luchador de primera línea y solo se había ganado el corazón de sus fans por su legendario combate en la Jaula Infernal ante The Undertaker. 

Eso lo tenían en claro en la competencia, ya que en el WCW Nitro que se emitió en vivo el 4 de enero, el comentarista Tony Schiavone mencionó el triunfo de Foley para arruinar la sorpresa. Sarcásticamente aseguró que eso pondría el trasero de la gente en sus asientos, ya que Foley pasó sin lograr nada en la WCW.

¿Resultado? Más de 600 mil espectadores tomaron el control remoto para ver cómo Mankind se imponía a The Rock, en la victoria de rating más importante de la WWE. Con DX y Austin en el medio, desatando una de las ovaciones más grandes de la historia, Mick Foley tuvo el momento que siempre mereció.

1. Tyson

Probablemente no hay un momento más relevante que este, el que condensa todo lo que fue la mejor época de la WWE. En el medio estuvo, Mike Tyson, el come orejas, el hombre más peligroso del planeta sobre un ring.

Sancionado por sus acciones contra Evander Holyfield, Tyson tuvo un paso en la WWE augurando una participación en Wrestlemania. Pero cuando Vince McMahon iba a revelar su rol en el evento principal, que enfrentaría a Shawn Michaels contra Stone Cold, Austin irrumpió haciendo que toda la arena se viniese abajo.

Stone Cold no estaba contento con el recibimiento de estrella a Tyson, de hecho quería patearle el trasero y demostrar quién es verdadero el más duro sobre un ring. Lo que pasó en el medio fue algo realmente icono. Los dos dedos medios de Austin apuntaron a Tyson y literalmente quedó la crema.

Todo el segmento legitimizó a Stone Cold, potenciado por el odio de un Vince que alegaba que habían arruinado su momento con una estrella que estaba elevando a la compañía ante los ojos de la audiencia masiva. Pero prensa hubo y este segmento finalmente consolidó al más importante luchador en la historia de la WWE.

Seguir leyendo