*

El misterioso villano principal que tendrá Los Increíbles 2

16 ABR 2018 / Cine

El misterioso villano principal que tendrá Los Increíbles 2

Pocos detalles se conocen sobre The Screen Slaver, un malhechor que utilizará poderes hipnóticos para controlar al mundo a través de sus pantallas.


En los últimos 15 segundos del trailer oficial de Los Increíbles 2 lanzado el viernes pasado, los estudios Disney-Pixar nos ofrecen el primer vistazo al villano principal que tendrá la película: The Screen Slaver (también conocido como el Rapta-Pantallas en español).

Pero, a diferencia de Síndrome, el malo de la primera parte quien se mostraba a plena luz del día, el Rapta-Pantallas será una amenaza más bien desconocida y secreta que obligará a la familia Parr a superar su desafío más complejo.

Como puede apreciarse en el adelanto, el Screen Slaver utilizará un método hipnótico para imponer sus planes en el mundo, el cual podrá aparecer en cualquier dispositivo que tenga una pantalla. Además de eso, su máscara posee varias funciones especiales: su boca tiene una especie de micrófono  para alterar su voz y sus ojos tienen al misma tecnología hipnótica, por lo que mirarlo también puede lavar tu cerebro.

¿Y qué cosas puede lograr con esta tecnología? Durante el trailer vemos una de ellas. Según relata el sitio Slashfilm, que tuvo acceso a escenas extendidas por parte de Pixar, hay una escena con un tren descarrilado que logra verse por algunos segundos y que corresponde al resultado de un ataque en donde los choferes del tren fueron hipnotizados por el villano. Las intenciones y su plan mayor, obviamente permanecen ocultas.

Se sospecha que los hermanos Deavor -Winston y Evelyn-, dueños de la compañía Devtech que está detrás del regreso de Los Increíbles, algo tendrían que ver al respecto, considerando que Devtech es una compañía de telecomunicaciones, capaz de interceptar las señales del Rapta-Pantallas, pero también por la relación entre el padre de los hermanos y los superhéroes, en la época en la que estos aun eran bien vistos por la sociedad.

Seguir leyendo