*

Los mitos urbanos de Mortal Kombat

2 ABR 2018 / Nostalgia Pop

Los mitos urbanos de Mortal Kombat

A lo largo de su historia inicial, la clásica franquicia dio pie a múltiples rumores sobre luchadores y opciones supuestamente desbloqueables.


A lo largo de la historia, múltiples mitos urbanos sobre Mortal Kombat se expandieron entre los locales de máquinas de videojuegos.

A grandes rasgos, todo fue potenciado por lo que fue Reptile, un personaje que en el primer juego de la franquicia se podía desbloquear como misterioso oponente, logrando, entre otras cosas, victorias perfecta y un fatality en un escenario específico del juego.

Dicho personaje también potenció el rumor de que, siguiendo ciertos pasos, el ninja verde podía ser desbloqueado para utilizarlo en el camino que inevitablemente nos llevaría a enfrentar a Goro y Shang Tsung.

Pero claro, aquello no era cierto, lo que no impidió que en el corazón de la franquicia quedase instalada la idea de que el juego siempre contaba con secretos que podíamos desbloquear para tener más guerreros a nuestra disposición.

El mito de Ermac

Los propios desarrolladores han perpetuado la idea de los secretos de Mortal Kombat, ya que los equipos comandados por Ed Boon inclusive han llegado a crear personajes basados en los mitos que los propios jugadores han ido creando.

Eso fue lo que pasó, por ejemplo, con Ermac, un ninja que se originó debido a la existencia de un rumor que aseguraba que había un menú de diagnóstico que incluía el texto “Ermacs” como señal de un nuevo guerrero. Como si eso no bastase, también se potenció la idea de que existía un glitch con los gráficos de Scorpion que daba pie a que su traje amarillo se tiñese de rojo, lo que además dio origen a la idea de que su nombre provenía del concepto de “ERror MACro”.

En Mortal Kombat II, los creadores dieron cuenta de este rumor, con un mensaje al final del juego que avisaba que: “Ceamr Odse Nto Exits” (Ermac Does Not Exist). De ahí que el ninja rojo recién concretó en Ultimate Mortal Kombat 3, la primera vez en que finalmente pudimos conocer a Ermac.

Un caso similar es el de Skarlet, un personaje descargable de Mortal Kombat 9 que se originó por el rumor de la existencia de una versión roja de Kitana, lo que solo era un glitch de Mortal Kombat II.

¿Podías jugar con Goro?

Cuando salió el primer Mortal Kombat, no solo los fanáticos esperaron jugar con el secreto de Reptile, sino que también se extendió el rumor de que existía una forma secreta para desbloquear a Goro, el clásico guerrero de cuatro brazos que se transformaba en una de las mayores amenazas del popular juego.

Pero nada de eso fue cierto para la versión de arcades y recién el juego de Game Boy permitió desbloquear al combatiente que derrotó a Kung Lao. Posteriormente, la compilación conocida como Mortal Kombat Trilogy permitió tomar control del guerrero de la raza Shokan.

De hecho, ahí también se dio pie a que los fans cumpliesen el deseo de utilizar a los juegos de la franquicia, ya que personajes como Motaro y el propio Shao Khan podían ser utilizados para masacrar rivales.

La sangre en la versión de Super Nintendo

Al momento de ser lanzado, Mortal Kombat fue tan exitoso, que inevitablemente llegó al mercado hogareño. Claro que todo esto con una salvedad: la versión de Super Nintendo era notablemente menos violenta que la versión del juego que podías jugar en las máquinas.

Pero aunque esa versión restringía la sangre, cambiándola por una materia gris, e inclusive cambiaba fatalities, rápidamente se instaló la idea de que había una forma de desbloquear la violencia de Mortal Kombat. Todo se originó porque en la Sega Genesis sí existía un código de ese estilo, pero los jugadores de Super Nintendo se quedaron de brazos cruzados a la hora de disfrutar la experiencia completa.

Aún así, una revista llamada Nintendo Magazine System publicó un supuesto código que aparentemente solo funcionaría en cartuchos con un determinado número de serie. No obstante, todo terminó siendo una broma de “April’s Fools”, ya que el texto incluía un número de teléfono al que había que llamar el 1 de abril si existían problemas para desbloquear la sangre.

Kano y Sonya en Mortal Kombat II

El segundo juego de la franquicia potenció la idea de los mitos. Como Kano y Sonya fueron removidos del elenco de personajes, siendo atrapados por Shao Khan según la historia del juego. De ahí que no faltaron los rumores de que sí existía una forma de liberarlos, logrando victorias perfectas ante el jefe final, lo que permitiría batallar con el asesino o la guerrera militar.

Todo fue potenciado una vez que se descubrió que la versión arcada ocultaba supuestas transformaciones de Kano como parte de su listado de comandos. Pero aquello fue solo una jugarreta de los desarrolladores del videojuego, ya que no existe forma de jugar con ambos personajes y solo quedaron relegados a ser vistos encadenados al lado del trono de Khan en la arena de combate.

Animalities

Mortal Kombat II también abrió las puertas a finalizar a los rivales con variantes de los clásicos fatalities que implementó la saga. Ahora no solo los podías reducir a una pila de huesos a tus rivales, ya que como respuesta a las críticas por la violencia del juego original, los creadores de la saga dieron pie al concepto de los “Friendship”. Es decir, ahora podías generar actos de bondad hacia tus indefensos oponentes, permitiendo que, por ejemplo, Johnny Cage entregase fotos autografiadas a sus rivales.

Sumen la idea del Babality, que permitía transformar al rival en un bebé, e inevitablemente se dio pie a rumores que aseguraban que existían otra forma de terminar las peleas. Es ahí en donde nació el mito de los Animalities, un supuesto finisher que permitía masacrar a los rivales, convirtiéndose en un animal y que se potenció por el hecho de que uno de los Fatalities de Liu Kang implicaba transformarse en un dragón.

Ese concepto en definitiva inspiró a los creadores del juego a transformarlos en realidad en Mortal Kombat 3, pero antes de eso, solo en los sueños de los fans estaba la posibilidad de ver a Sub Zero transformado en un oso polar para eliminar a Scorpion. Pero claro, quizás esto nunca debió haber existido, considerando la forma horrible en que fue utilizado el concepto en la película Mortal Kombat: Annihilation.

Y claro, como este, en la era de los arcades también surgieron rumores adolescentes como la existencia de los “Sexuality”. Sí, no lo nieguen, más de uno escuchó ese rumor al agregar una ficha a la máquina.

Seguir leyendo