*

Los otros directores que no llegaron a dirigir una película de Batman

31 ENE 2017 / Cine

Los otros directores que no llegaron a dirigir una película de Batman

Tras la decisión de Ben Affleck de no dirigir 'The Batman', revisamos qué directores fueron contratados para películas del murciélago que no se concretaron.


Ben Affleck solo es el más reciente ejemplo de un director que no llega a la meta final para dirigir una película de Batman. Se trata de un puñado de realizadores que estuvieron involucrados en diversos proyectos, que simplemente no vieron la luz y quedaron estancados en lo que en Hollywood es definido como “el infierno del desarrollo”.

Aunque The Batman es algo que se concretará, gracias al hecho de que es parte de un universo cinematográfico que no quieren detener en Warner Bros., son varios los directores que siguieron la ruta de Ben Affleck, quedando en ascuas a la hora de dirigir una película del hombre murciélago.

Boaz Yakin

Tras la debacle de Batman & Robin de Joel Schumacher, que impidió la realización en 1999 de una secuela llamada Batman Unchained que tendría como principal villano a El Espantapájaros, en Warner Bros. iniciaron una serie de intentos que permitirían recuperar al lucrativo guardián de Gotham en la pantalla grande.

Uno de estos proyectos fue una adaptación de Batman Beyond. A partir de diciembre de 1998, el estudio encargó la realización de un guión a un trío de guionistas compuestos por Paul Dini, productor y guionista de la serie animada, además del novelista Neal Stephenson y el guionista/director Boaz Yakin. Este último estuvo en la mira de dirigir, aunque la adaptación fue rápidamente descartada.

Darren Aronofsky

Paralelo a la iniciativa de Batman Beyond, en Warner Bros. se trazaron el objetivo de reiniciar la franquicia tomando como eje el clásico Batman: Year One, el cómic de Frank Miller que ha servido de base para lo que se ha entendido por el hombre murciélago durante las últimas décadas.

Para el trabajo, el estudio contrató en septiembre de 2000 a Darren Aronofsky, quien se preparaba para estrenar Requiem for a Dream. En el trabajo de guión, el propio Aronofsky comenzó a trabajar con Frank Miller, dando pie a una versión que buscó alejarse completamente de la era Schumacher. Incluyendo por ejemplo un Alfred afroamericano, uno de los cambios que se incluían era el hecho de que la idea de Batman no surgiría por una caída en una cueva. Bruce portaría un anillo con las iniciales de su padre, por lo que al golpear un rostro, la W de Wayne quedaría con la forma de murciélago.

A la larga, Warner Bros solicitó varias reescrituras del guión, incluyendo una a cargo de los hermanos Wachowsky y otra por cuenta de Joss Whedon (The Avengers), pero la idea fue desechada. Lo único que quedó fue el siguiente arte conceptual.

 Wolfgang Petersen

Luego de que Wolfgang Petersen estuviese en el radar de Warner Bros. para dirigir Superman: Flyby, que fue la película del hombre de acero que comenzó a desarrollar J.J. Abrams en 2002, el escritor Andrew Kevin Walker, de Los Siete Pecados Capitales, presentó una idea al estudio: concretar una película de Superman vs. Batman.

Con eso en cuenta, el estudio abandonó la idea de realizar la película en solitario del hombre de acero, comenzando a desarrollar un guión que dirigiría Petersen. Pero luego de que Warner Bros. contrató a Akiva Goldsman para reescribir el guión, a partir de su experiencia escribiendo Batman Eternamente además de Batman & Robin, la película se comenzó a diluir poco a poco.

Teniendo un inicio de filmaciones fijado en 2003, con una historia en la que un Batman retirado y un Superman divorciado de Lois Lane se enfrentan por un plan de Lex Luthor, la película fue cancelada una vez que J.J. Abrams presentó un nuevo borrador de historia de Superman: Flyby.

Lo único que quedó de esa idea de Superman vs. Batman fue un chiste internó que dejó el guionista Akiva Goldsman en la adaptación de I Am Legend, ya que se puede ver el logo de esta planeada película que enfrentaría a los superhéroes más importantes del mundo.

Otro punto importante: El elegido para ser Batman fue Christian Bale, quien ya había sido contactado para el proyecto de Batman: Year One, y que en definitiva tomaría el rol durante la etapa de Christopher Nolan.

George Miller

Paralelo al desarrollo de The Dark Knight de Christopher Nolan, en Warner Bros. se trazaron el objetivo de crear una película paralela que incluiría a Batman y que no tendría ninguna relación con la versión de Christian Bale.

El proyecto en cuestión se llamó Justice League: Mortal y estuvo a punto de filmarse a cargo de George Miller. Sin embargo, la película fue desechada debido a la huelga de guionistas que afectó a Hollywood en 2008 y los problemas con la rebaja de impuestos en Australia, país en donde se concretarían las filmaciones. Una vez que la producción se movió a Canadá, el estudio decidió cancerla para no interferir con el lucrativo negocio que se estaba armando en manos de Nolan.

Como The Dark Knight fue un hit que superó los mil millones de dólares, Warner Bros. prefirió no seguir adelante con una película que tendría a Armie Hammer (El Llanero Solitario) en el rol de un joven Bruce Wayne.

Seguir leyendo