*

La millonaria subasta de una obra basada en Los Simpson enfureció a Bill Morrison

23 NOV 2019 / Actualidad

La millonaria subasta de una obra basada en Los Simpson enfureció a Bill Morrison

El dibujante considera que es injusto que el artista KAWS ganara más de $14 millones de dólares por un trabajo basado en una de sus ilustraciones.


El pasado mes de abril una obra de Brian Donnelly, el artista más conocido como KAWS, se vendió por $14.8 millones de dólares una subasta. La pieza titulada “The KAWS Album” era una parodia de la portada que Bill Morrison creó 1998 para un disco de música de Los Simpson. Algo que hoy instala en el centro de la polémica a esta transacción.

Resulta que el diseño que Donnelly vendió en abril presenta a los personajes de Los Simpson con una “X” en lugar de sus ojos- en un sello clásico de KAWS- y mantiene el resto de los rasgos de la ilustración de Morrison para “The Yellow Album”. Por supuesto, esa última obra a su vez está basada en la icónica portada del disco “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band” de The Beatles.

Para que se hagan una idea, esta es la ilustración de KAWS.

Aquí tienen el dibujo de Morrison.

Y obviamente esta es la cubierta del álbum lanzado en 1967 por The Beatles.

Como pueden notar, la imagen de Donnelly que fue subastada en abril es una parodia de una obra basada en otra pieza existente. Por lo que el entramado de derechos intelectuales es un tema complejo.

Sin embargo, desde su perspectiva, Bill Morrison lo tiene claro y afirma que Donnelly ganó dinero con una copia de su trabajo sin darle los créditos ni ganancias que mercería por ello.

“Para que algo sea una parodia exitosa, se desea que la audiencia reconozca la fuente”, comentó Morrison al respecto en una entrevista con Cartoon Brew. “En el caso de mi pieza de The Yellow Album, eso fue fácil. La portada del álbum de los Beatles es tan icónica que mi versión de Los Simpson fue reconocida instantáneamente por el mundo como una parodia. Además, mi arte fue dibujado a mano, inspirado en la portada original de los Beatles, pero no se remonta a él, por lo que es una obra de arte auténticamente original aunque inspirada en el trabajo de otra persona, en este caso el de Jann Haworth y Peter Blake”.

En ese sentido, Morrison argumenta que “la pintura de Kaws se ha confundido con una parodia de la portada original del álbum de los Beatles, sin mencionar la fuente real, mi obra de arte. Creo que la audiencia de Kaws en gran medida no tiene conocimiento del The Yellow Album de Los Simpson, y si ese fuera el caso, su pintura no sería una parodia. Por supuesto, es posible que Kaws haya juzgado mal a su audiencia y piense que mi pieza es más famosa de lo que es”.

Sacar los ojos de los personajes de una pieza conocida y reemplazarlos con una “X” es un sello del trabajo de KAWS , de hecho basta con ver sus redes sociales para darse cuenta que esa es una característica principal de sus apuestas.

Pero Morrison, co-fundador de Bongo Comics y colaborador frecuente de Los Simpson, cree que eso no justifica el hecho de que no se reconociera su trabajo en “The Yellow Album” como una base de “The KAWS Album”.

“Creo que la pintura de Kaws de mi arte de The Yellow Album de Los Simpsons representa una tendencia moderna en las bellas artes que tiene sus raíces en el dadaísmo. Encuentra un objeto mundano o una obra de arte, cámbialo un poco y llámalo arte (o llámalo tu propio arte)”, añadió Morrison.

En ese sentido, el dibujante y señaló que optó por alzar la voz cuando se enteró de esta situación meses después de la subasta porque este tipo de hechos perjudican a los artistas de cómics.

“Espero que esto cree conciencia del hecho de que los artistas de cómics, que generalmente trabajan horas locas y no ganan mucho dinero, tienen que ver sus imágenes apropiadas por el mundo del arte hasta el día de hoy, sin ninguna compensación adicional, y eso simplemente no está bien”, dijo Morrison.

Pese a que KAWS no se ha referido al tema, Cartoon Brew acota que una eventual demanda contra el artista tendría que ser impuesta por Disney / Fox, quienes ostentan los derechos del disco para el que fue creada la ilustración de Morrison.

Seguir leyendo