*

Los videojuegos que no pueden faltar en una Super Nintendo Mini

21 ABR 2017 / Videojuegos

Los videojuegos que no pueden faltar en una Super Nintendo Mini

Ante el rumoreado plan de Nintendo, en Mouse revisamos un listado con las apuestas de esta consola que no podrían estar ausentes.

No es oficial, pero los rumores apuntan a que Nintendo seguirá exprimiendo la nostalgia con una nueva versión de la popular Super Nintendo, tal como ya lo hizo con el cada vez más escaso y costoso plug and play de la Nintendo Classic Mini.

Pero el gran problema es que la consola no solo tiene una gigantesca librería de 783 juegos lanzados oficialmente, sino que además tiene fácilmente más de 30 juegos imperdibles, por lo que hacer una selección como el de la NES mini es una tarea muy complicada.

Con eso en cuenta, y considerando que probablemente la compañía terminará eligiendo juegos como Madden, concretamos el siguiente listado con los juegos que consideramos que no deben faltar. Elegimos 30, tal como el número de juegos que incluye la NES mini.

Y sí, tenemos claro que falta Killer Instinct, pero esa saga ahora pertenece a Microsoft.

Super Mario All Stars + Super Mario World

Aquí hacemos una trampa y matamos dos pájaros de un tiro. No solo está el gran juego de Mario que lanzó a la consola, un clásico que reinventó a la saga añadiendo a Yoshi y una gran capa voladora a la mezcla, además de una reinvención del mapa para sacarle el jugo a caminos escondidos y niveles adicionales, sino también el actualizado remake de los tres clásicos juegos del fontanero que fueron lanzados en la primera consola. Es una trampita para agregar más juegos, lo reconocemos.

Super Mario World 2: Yoshi’s Island

La precuela que sumó elementos de puzzles para contar la historia de origen sobre cómo se unió Mario a su amigo dinosaurio. Aunque cuenta con un gameplay menos tradicional en su aventura de plataformas, Yoshi’s Island es una exquisitez que le dio un gran giro a la saga, al darle un rol secundario al fontanero bebé y entregarnos grandes novedades como el lanzamiento de huevos o las patadas del personaje de la lengua larga. Todo un clásico.

Super Mario RPG

Manteniendo algunos elementos de plataforma en el entorno RPG, la colaboración entre Square y Nintendo marcó una gran innovación que hasta el día de hoy es considerada como uno de los mejores juegos de la consola. No solo eso, para una época en la que Bowser siempre era el enemigo a derrotar, el hecho de colaborar con el villano marcó un antes y un después que sacó al personaje de su rol, dando pie a un mayor protagonismo que se trasladó a otras aventuras.

Super Mario Kart

Rompiendo el molde de los juego de carreras tradicionales, cortesía de la magia de aquellos ítems que permitían abrir la puerta a al venganza o el trolleo contra los amigos, Super Mario Kart es sin duda uno de los mejores juegos multijugador de la consola, potenciado además por la inclusión de un modo de batalla que sacaba el jugo a la idea de atacarse con conchas y bananas. Es, en síntesis, una verdadera aventura motorizada con un alto valor de repetición, lo que no es algo fácil de lograr.

Donkey Kong Country

Si pudiese, habría agregado los tres juegos de la saga. Todos tienen su gracia particular, inclusive la denostada tercera entrega. Pero aún cuando Donkey Kong Country 2 es un mejor juego, y también un desafío mucho más difícil, si se debe elegir solo a uno, inevitablemente hay que elegir al primero, ya que condensa de gran forma a todo lo que son estos videojuegos que marcaron uno de los puntos altos para la consola. Pero si hay más de 30 juegos, agregaría los tres sin siquiera pensarlo.

Super Metroid

Desde ese inicio que nos hace escapar desde una nave a su final que nos lleva a correr por nuestra vidas para evitar una destrucción planetaria al más puro estilo Aliens, Super Metroid es sin duda uno de los mejores juegos de la consola. Una aventura de ciencia ficción con mundos variados, múltiples misterios y una escalada armamentista ligada directamente a excelentes monstruos enemigos que elevan a Samus Aran como una de las grandes heroínas de los videojuegos. Un imperdible cuya ausencia sería una verdadera ofensa.

The Legend of Zelda: A Link to The Past

Pocos juegos han logrado lo que el A Link to the Past logró a la hora de reinventar una franquicia en una nueva consola. Aunque los Zelda de NES fueron populares, la historia de Link realmente comenzó a explotar con este, un juego que para muchos es perfecto. Si esta lista estuviese en orden numerado, probablemente esta aventura estaría en el primer puesto. Todo esto cortesía de su pulido gameplay con grandes items, atractivos enemigos y la dinámica de mundos de luz y oscuridad que tienen su coronación en la batalla contra Ganondorf. Y la música, oh la música es perfecta.

Star Fox

Quizás es más innovación que un gameplay perfecto, ya que en la compañía lo lograrían con la versión de Nintendo 64, pero Star Fox es una gran aventura espacial que no solo nos introdujo en la guerra planetaria contra las fuerzas del malvado Andross, sino que también nos presentó a grandes personajes como Falco Lombardi, Peppy Hare y Slippy Toad, que eran nuestros wingmans en esta aventura poligonal que siempre recordaré como una experiencia difícil. En aquella época, nunca pude acostumbrarme a sus controles.

Kirby Superstar

Un compilado de juegos que no solo incluyó un remake del gran Kirby’s Dream Land, sino que también permitía tener agregados como una carrera gourmet o una aventuras de buscadores de tesoros. Un pack para diversificar aún más la oferta que podría tener presente esta eventual Snes mini.

F-Zero

Uno de los títulos de lanzamiento de la Super Nintendo marcó un aire fresco para el género de carreras con su estilo futurista y carreras rápidas que representaban todo un desafío ante la variedad de pistas de neón y luces parpadeantes que no dejaban mucho tiempo para respirar con su Mode 7, que daba al juego una apariencia tridimensional. Y no nos podemos olvidar de la presencia del Capitán Falcon, que logró sobrevivir el paso del tiempo y el hecho de que nunca más la saga volvió a estar tan arriba como en ese momento.

Pilotwings

Otro de los juegos de lanzamiento, y todo un chiche para Miyamoto, este simulador de vuelo amateur quizás no está entre los mejores juegos de la consola, pero sí representa un desafío importante a la hora de intentar lograr dominar sus diferentes modos de juego. Pilotwings nunca fue uno de mis juegos predilectos de la consola, pero es innegable su aporte como una experiencia 3D en un entorno 2D, utilizando el mismo avance de F-zero.

Super Punch-Out!!

Una vez que se le lograba agarrar la mano a un rival en Super Punch-Out!, el juego se transformaba en una experiencia altamente satisfactoria. Con un gran diseño de personaje, y un rico gameplay que marcaba diferencias entre cada boxeador, lo que siempre me quedará es la interrogante que nunca tuvo respuesta: ¿cómo era posible que el árbitro permitiese que ese “chino” maldito nos pegase patadas en el hocico?

Contra III: The Alien Wars

Ahora entramos en tierra de licenciatarios. Konami lanzó una serie de grandes videojuegos para la consola y el primero que rescataremos es este, uno de los shooters definitivos de Super Nintendo, que es uno de los juegos más noventeros de todos. Partiendo por música, sus elementos de ciencia ficción, los items sobrecargados que elevaron por mil lo que hacían los Contra previos, además de su machismo y toda la onda extrema que caracterizó a sus monstruos gigantes.

NBA Jam

}

Aunque acá en Chile el fútbol fue el deporte rey de la Super Nintendo, no hay que olvidar que NBA Jam representó un verdadero aire fresco tras su salto desde los arcades a la consola de Nintendo. Con su estilo de juego 2 contra 2, sus clavadas irreales  y cada Boom-shaka-laka que le dieron una gran onda a un juego en donde la pelota literalmente se prendía en llamas.

Chrono Trigger

Los RPG nunca llegaron tan alto durante la época del Super Nintendo como con Chrono Trigger, un verdadero santo grial que está actualmente entre los videojuegos más caros de obtener para la consola. Si tienen una copia, cuídenlo como hueso santo, ya que es realmente uno de los títulos más difíciles de conseguir en el mercado coleccionista. Con una historia de acción marcada por una búsqueda en el tiempo, y tantos caminos a seguir que al final existían más de 10 destinados a los que podía llegar la historia, Chrono Trigger es una verdadera rareza al congregar a mentes creativas como Akira Toriyama (Dragon Ball), Hironobu Sakaguchi (Final Fantasy) y Yuji Hori (Dragon Quest).

Megan Man X

Llevando a un clásico siguiente nivel, Mega Man X representó un gran aire fresco para una de las franquicias más populares de la época del NES. Los uptades para mejorar la armadura, búsqueda de sub y heart tanks, diseños de nivel con rutas diferentes o enemigos tan clásicos como Chill Penguin antes de enfrentarse al malvado Sigma. Mega Man X es una de las mejores aventuras de acción de plataforma de esta consola.

Teenage Mutant Ninja Turtles IV: Turtles in Time

En medio de la cúspide de popularidad que alcanzaron las Tortugas Ninja durante los noventa, Konami lanzó un clásico de acción que llevó a Leonardo, Donatello y compañía en una entretenida aventura a través del tiempo para enfrentar a los ninjas del Foot Clan a través del tiempo, entregándonos la posibilidad de lanzarlos fuera de pantalla. Con un pulido modo de juego, que bebió de experiencias previas de la franquicia, además de la presencia de los villanos más populares de la franquicia, este es uno de los mejores juegos al contar además con un balanceado nivel de dificultad que requería practicar lo suficiente para no perder vidas como condenado y ansiar pizza para recuperarse.

Street Fighter II Turbo

Aunque en el caso de Street Fighter existen varias opciones a elegir, y las versiones Super incluyen la posibilidad de elegir más personajes, nos quedamos con esta versión, que permitía hacer uso de los 12 clásicos, balanceaba de mejor forma el sistema de combate y era un poco más rápido para dar pie a peleas más frenéticas. Street Figther es un juego cuya historia está innegablemente asociada al Super Nintendo, por lo que este verdadero ícono de Capcom tiene que estar de una u otra froma.

Mortal Kombat II

Si está Street Fighter, también tiene que estar su competencia. La saga de fatalities lanzó cuatro títulos para Super Nintendo y el mejor de todos fue sin duda el traspaso de Mortal Kombat II. Quizás el UMK3 tenía más personajes, y más violencia, pero el segundo juego de la saga es sin dudo el pináculo de esa etapa, agregando grandes personajes como Kung Lao, y entregando la violencia que se le restó a la primera entrega.

Secret of Mana

Lo reconozco. Este es uno de esos videojuegos que recién vine a descubrir con los emuladores, ya que durante la época de apogeo del Super Nintendo, nunca estuve del todo interesado en los RPG. Pero el estratégico Secret of Mana agregaba más acción a su entorno de batalla en tiempo real, que incluía mucho más a los jugadores a un entorno en donde la precisión del ataque, y de saber cuándo esquivar, lo eran todo en una historia rica marcada por una gama diversa de armas y la posibilidad de jugar cooperativamente hacían que esta fuese todo menos una experiencia inmerisva solitaria.

Super Castlevania IV

Konami entregó un montón de hits para este consola, pero Super Castlevania IV entregó una gran experiencia al recuperar la historia de Simon Belmont, su látigo asesino de vampiros y su batalla contra Dracula. Una saga clásica que tuvo su mejor punto con esta entrega, que mejoró su música y armó un desafío correcto que mezclaba diversos niveles y enemigos a derrotar hasta llegar a la gran batalla contra el icónico chupasangre.

Final Fantasy III (VI)

Un verdadero hito para los RPG, Final Fantasy VI, lanzado oficial y erróneamente como Final Fantasy III, fue un juego que llevó al género al siguiente nivel, no solo balanceando su sistema de batallas para hacerlo algo menos monótono, sino que también entregando un gran trabajo de música y una serie de elementos, como lo que se hace con los ítems, que influenciaron lo que posteriormente se comenzó a hacer con la saga.

Battletoads in Battlemaniacs

Lanzado casi en conjunto con Battletoads & Double Dragon, esta entrega mantiene la característica de extrema dificultad que marca a esta franquicia de beat ’em up que quizás no es la más original ni la mejor, pero que sí representa un gran desafío para todos aquellos que buscan una historia que no sea tan fácil de concluir. Además, el hecho de que estuviese involucrado Rare en su desarrollo le da una cualidad especial, considerando lo que esa compañía hizo con la consola con la saga Donkey Kong Country.

Earthbound

Otro juego que actualmente es irrisoriamente caro, cortesía de su escasez. Y en ese sentido, el hecho de que muy pocos disfrutaron de esta aventura, dio pie a un juego considerado una joyita que encontró su audiencia con el tiempo y que actualmente es considerado como uno de los mejores de la consola. Esta obra de culto, el único traspaso de la saga Mother al mercado occidental, no solo agrega elementos lovecraftianos a su dinámica historia en donde el joven Ness debe recuperar el rumbo de su vida, sino que también es un RPG que no se parecía mucho a los RPG más clásicos.

Final Fight

El clásico beat ’em up fue un gran traspaso de la experiencia arcade del videojuego original a un entorno hogareño que no perdió su gracia en el salto a la consola. Además, como gran parte de este tipo de videojuegos, es un excelente desafío, ya que solo pocos elegidos logran terminarlo sin continues. Fue el primer juego que tuve en Super Nintendo y obviamente eso involucra un lazo emocional que garantizó que estuviese en esta lista.

Super Bomber Man 3

Los Bomberman son juegos clásicos para sentarse y disfrutar en multijugador. Con la ayuda del clásico pero escaso Multitap, incluso podía jugarse con hasta 5 jugadores de manera simultánea, lo cual aseguraba el caos en pantalla. Bomberman es uno de esos juegos que son fáciles de aprender a jugar y donde el efecto Mario Kart también funciona: seas tan malo como seas, alguna victoria sacarás. Una de las razones por las que lo queremos ver es que este juego fue exclusivo para Japón y Europa, por lo que sería una buena oportunidad para tenerlo -de manera legal- en nuestro living.

Sunset Riders

Sin mayores cambios respecto de su gran versión de arcade, aunque las bailarinas y cantineras están más vestidas, este clásico de vaqueros es todo un gozo en la persecución de recompensas, disparos y la posibilidad de jugar con Cormano, uno de los mejores personajes de los videojuegos tipo run and gun. Les recomiendo nuestra nota sobre este gran juego.

Earthworm Jim

A la hora de ser un verdadero aporte a las plataformas, Earthworm Jim logró hacerse de su propio espacio gracias a la peculiaridad de su historia, los pequeños secretos de sus niveles, que además incluyen pequeños minijuegos, y el carisma de un personaje principal que evade rivales que quieren su particular armadura, mientras intenta salvar a la princesa What’s-Her-Name.

Zombies ate My Neighbours

Vampiros, zombies, hombres lobos y todos los monstruos que se les ocurran, aparecen en este videojuego de LucasArts que entregó un nuevo significado al terror en los suburbios de Estados Unidos. Con un divertido gameplay. y guiños a diferentes monstruos de películas, este juego de acción ofrece una divertida aventura de múltiples niveles y armas, en donde la misión de salvar vecinos de los monstruos no es tan fácil como se espera.

International Superstar Soccer Deluxe

Si hay que elegir a solo un videojuego de fútbol, no hay otra opción. El juego de lujo de Konami, el mismo que dio a versiones piratas como el Campeonato Brasileño, entregaba una gran experiencia más allá de lo inventado de los nombres de sus fútbolistas. Quizás los partidos eran eternos, y el sistema de password era indescifrable, pero este es sin duda el mejor videojuego de fútbol en 16-bit.

¿Qué juegos crees tú que no deberían faltar?

Seguir leyendo