*

Los “viejos cracks” que animan la Segunda División Profesional

3 MAY 2017 / Deportes

Los “viejos cracks” que animan la Segunda División Profesional

El más anciano es el defensa Cristián Gómez y el más famoso es Gamadiel García, presidente del Sifup. Sin embargo, no son los únicos. Sorpréndete con esta entrega.


No hace muchos años atrás, cuando era organizado por la ANFA (Asociación Nacional de Fútbol Amateur), una de las características del torneo de Tercera División era que los jugadores no podían sobrepasar los 23 años de edad. Ello, con la intención de foguear a los futbolistas para luego suministrar el talento a la Primera B y a la Primera División. De este modo, por ejemplo, surgió Humberto Suazo (que pasó de San Luis de Quillota a Audax Italiano), y se dieron casos como el de Rubén “Tata” Taucare: tras superar el límite de edad, debió dejar el fútbol y esperar que el equipo ascendiera a la B para volver a jugar por el entonces llamado Municipal Iquique.

Sin embargo, hoy la realidad de la tercera categoría de nuestro fútbol es diferente. Sí, es cierto que para muchos la Segunda División Profesional es un invento artificial de la ANFP en la era del “doctor” Sergio Jadue para garantizar ciertas regalías a determinados clubes afines. Pero dentro de la cancha hoy es posible apreciar a veteranas figuras del fútbol grande que animan la competencia y que aportan con su experiencia y enseñanzas dentro de sus planteles, que son generalmente jóvenes.

A tres fechas del final, Athletic Club Barnechea (o Barnechea a secas) y Deportes Melipilla son los principales candidatos para lograr el único ascenso a la Primera B. Ambos comparten el liderato con 56 puntos. En el cuadro “huaicochero”, el más tatita es el arquero Jorge Manduca (37 años), referente y capitán del equipo.

Jorge Manduca, arquero y capitán de Barnechea
Jorge Manduca, arquero y capitán de Barnechea

Por el lado de los “potros”, se podría decir que hay un poco más de “juventud” si se considera que los que más primaveras tienen en sus cuerpos son Cristián “Chino” Martínez (33 años, ex Universidad de Chile) y el lateral Alejandro Vásquez (32 años).

En Deportes Colchagua se podría decir que está la “Fundación Las Rosas” de la Segunda División Profesional. El más conocido es Gamadiel García, mediocampsta y presidente del Sifup, quien en su último cumpleaños apagó 37 velitas (la torta se hace cada año más pequeña), las mismas que su compañero y arquero Fernando Burgos. En tanto, el defensa Claudio Muñoz incrementa el promedio de edad del plantel con 35 años.

Y una sucursal de Las Rosas estaría más al sur, en Coronel. El más veterano de todos es el defensa de Lota Schwager Cristián Gómez, quien en enero pasado cumplió 39 años. El coquimbano, ex zaguero de Rangers, Colo Colo, Cobreloa, Ñublense, entre otros, no es el único viejito del plantel carbonífero. De hecho, uno de ellos es apodado “abuelo”: Daniel Briceño, 35 años. Otro “tatita” es el lateral Leonel Mena (34 años), ex Universidad de Concepción, Universidad Católica y varios más.

Daniel “Chuqui” González en San Antonio Unido.

La galería de “viejos cracks” la completan Mario Salgado (36 años, Naval), Adán Vergara (35, San Antonio Unido), Jaime “Sam” Bravo (35, La Pintana), Roberto Muñoz (35, Vallenar), Nicolás Suárez (34, Trasandino), Patricio “Duro” Gutiérrez (34, Independiente de Cauquenes), Daniel “Chuqui” González (33, San Antonio Unido) y Cristián “La Nona” Muñoz (33, Barnechea).

Seguir leyendo