*

Mark Hamill lamenta haber hecho públicas sus críticas a Star Wars: The Last Jedi

27 DIC 2017 / Cine

Mark Hamill lamenta haber hecho públicas sus críticas a Star Wars: The Last Jedi

El actor que dio vida a Luke Skywalker se arrepiente de la serie de declaraciones que levantaron el movimiento #NotMyLuke


Sabemos que Star Wars: The Last Jedi es quizás la película más divisiva de toda la franquicia, lo cual se nota por la cantidad de amor y odio que ha generado en redes sociales. Las críticas, por lo general provienen de los propios fanáticos, enrabiados tras salir del cine decepcionados por la historia contada por Rian Johnson y el tratamiento de sus personajes.

Pero entre todas esas voces de disgusto, hay una que se ha elevado por sobre el resto, convirtiéndose en una suerte de vocero oficial para los enemigos del octavo episodio de la saga intergaláctica. Y no es nadie menor, sino que se trata del propio Mark Hamill, el actor que ha dado vida al entrañable Luke Skywalker, el héroe de la trilogía original y la inspiración para que muchos siguieran el camino de la luz en lugar de el de la oscuridad.

A través de diferentes entrevistas con medios especializados, Hamill ha hecho notar su descontento con el tratamiento dado a su personaje en la nueva trilogía. Ya hace dos años, su principal queja estaba en el hecho de no haber recibido ninguna línea durante The Force Awakens, y ahora, que el personaje se desarrolla de manera completa en la película, está en desacuerdo con el rumbo que Rian Johnson le dio en la cinta, diciendo en más de una ocasión que este no es su Luke Sakywalker, que no entiende por qué se escondió en una isla sin hacer nada y sobre todo, que jamás estaría de acuerdo con que los Jedis tenían que terminar.

Frases que fueron tomadas por los más críticos de la película para iniciar un movimiento llamado #NotMyLuke, en referencia a una de las frases que dice en esta entrevista de SensaCine, donde incluso llega a decir que para él, el Luke de esta cinta no es el original, sino que un Jake Skywalker, refiriéndose a lo que considera, un personaje totalmente desconectado con la historia original.

Pero esta no ha sido la única vez. En Vanity Fair, por ejemplo, Hamill reveló que una vez que leyó el libreto, le dijo a Rian Johnson que estaba en desacuerdo con cada decisión hecha para el personaje, y que una vez dicho, su trabajo era tomar lo que había creado y hacer lo mejor posible para lograr su visión. E incluso hay un canal de YouTube dedicado casi por completo a las críticas de Mark Hamill, editadas de entrevistas dadas de manera oficial por el actor.

Pero al parecer algo cambió. No sabemos si fue una perturbación en la Fuerza, un sueño premonitorio o quizás una larga llamada telefónica que motivó a Hamill a moderar su postura y de pronto, aparecer apoyando a la cinta. La primera muestra de este nuevo Luke ocurrió en una entrevista hecha a IMDB, donde Hamill reconoce que si bien no estaba de acuerdo con el rol de Luke en la cinta, luego de ver la película se dio cuenta de que estaba equivocado.

Hamill agrega que “ser sacado de la zona de confort es algo bueno, porque otro jedi benevolente ya ha sido visto, y nadie puede hacerlo mejor que Alec Guiness“.

Junto con esta entrevista, el propio Mark Hamill a través de su cuenta de Twitter publicó el siguiente mensaje:

“Me arrepiento de haber señalado mis dudas y mis inseguridades en público. Las diferencias creativas son un elemento común en cualquier proyecto, pero usualmente se mantienen en privado. Todo lo que quería hacer era una buena película y obtuve más que eso. Rian Johnson hizo una GRAN película”.

Sabemos que gran parte de la campaña de desprestigio hacia The Last Jedi se hizo con frases muchas veces sacadas de contexto o elegidas con pinzas para hacer ver a Hamill como el enemigo de la película. Pero independiente de eso, el cambio en la postura de Hamill ha sido evidente y el hecho de haber señalado sus disculpas -sinceras o no- en público da cuenta que no midió el efecto que sus comentarios, viniendo del gran referente de la trilogía que inició todo el amor por Star Wars, podrían causar.

Seguir leyendo