*

La ofensiva marca de té que le costó un millón de dólares a Coca-Cola

2 FEB 2018 / Actualidad

La ofensiva marca de té que le costó un millón de dólares a Coca-Cola

La compañía debió cambiar el nombre de su línea de té helado luego de darse cuenta de que en uno de los países en que se vendía significaba otra cosa


Introducir una marca nueva a un mercado es un trabajo que suele tomar mucho tiempo de planificación y espera para que todo salga lo más perfecto posible. Así es como, hace un mes, la compañía Coca-Cola decidió llevar su conocida marca de té helado Fuze Tea a Europa. Sería una operación gigante, que involucró a 37 países del viejo continente. Fuze Tea es una marca que genera miles de millones de dólares para la compañía famosa por el refresco de fantasía, por lo que este movimiento no podía ser menos que perfecto.

Pero tal como le pasó a la Mitsubishi en la década de los 90, cuando intentó introducir su modelo de auto todo terreno Pajero al mercado latino (que finalmente terminó llamándose Montero por razones que ya supondrán), la compañía se encontró con que su popular refresco iba a ser bien recibido en el mercado suizo. ¿La razón? La palabra Fuze evoca a un coloquialismo muy fuerte de la lengua suizo-germana para referirse a los genitales femeninos. Como relatan los propios suizos en sitios como Reddit, es una forma incluso ofensiva para referirse a la vagina, por lo que tomaron la decisión de renovar la marca y cambiarla por Fuse Tea, lo que significó un costo de un millón de dólares para modificar todas las piezas de marketing y los empaques.

Por fortuna, Fuse Tea es el nombre que la marca tiene también en Turquía, por lo que el logo y los empaques ya estaban creados en sus archivos.

El problema se ha hecho evidente, eso sí, en las redes sociales, donde sabemos que las marcas tratan de mantener una sola identidad para todo el mundo. Allí es donde se encontró que si bien, los comerciales del té helado para Suiza tienen el nombre modificado, el canal de YouTube se sigue llamado Fuze Tea, lo que ha generado no sólo la confusión sino que las burlas del público.

Seguir leyendo