*

Martin Scorsese reconoce que hay súper producciones de cómics “bien hechas” pero son “una nueva forma de cine”

25 OCT 2019 / Cine

Martin Scorsese reconoce que hay súper producciones de cómics “bien hechas” pero son “una nueva forma de cine”

El director reiteró su postura, explicando que espera que se abran espacios para otro tipo de cine que no no solo sean realizaciones franquiciadas.


Nuevamente el director Martin Scorsese se refirió a las películas basadas en cómics de superhéroes, pero no solo centrándose en la producción que realizada Marvel Studios, ya que previamente sus palabras generaron diversos comentarios ante su punto de vista de catalogar a las producciones encabezadas por Kevin Feige como algo que “no es cine”. Al menos no en el sentido más artístico del término.

En esta ocasión, y en conversación con Entertainment Weekly, el director criticó la decisión de los estudios de hacer un solo tipo de cine, empujando a los realizadores hacia los márgnes del cine independiente.

De ahí que nuevamente comparó a las producciones más grandes con los parques de diversiones, expresando que son “una nueva forma de cine” o inclusive podrían ser un nuevo tipo de arte. Sin embargo, su postura apunta a que los cineastas no pierdan opciones de presentar otro tipo de películas.

Las películas más costosas, las grandes películas basadas en cómics, son películas de parques de diversión. Tan bien hechas como muchas de ellas están, en todos los niveles“, dijo. “Es una nueva forma de cine o una nueva forma de arte por completo. Nosotros esperamos que haya cines que muestren películas que no son eso. Y si no las van a mostrar, entonces que los realizadores tengan una oportunidad con el streaming“.

Las palabras de Scorsese, en ese sentido, surgen a partir de su experiencia con la realización con The Irishman, que no logró financiar en el sistema tradicional de los grandes estudios de Hollywood, pero sí logró su lugar en Netflix. Reconociendo que el streaming “cambia la experiencia”, lo más relevante es que de otra forma no se habría hecho. Y eso es algo que, explica, le sucede a cineastas alrededor de todo el mundo.

Seguir leyendo