*

La nueva política de Marvel Comics es no politizar en profundidad

29 AGO 2018 / Comics

La nueva política de Marvel Comics es no politizar en profundidad

Lo primero para el nuevo editor es que los cómics sean divertidos. "Tienen que ser ficción y tienen que ser escapismo", explicó.


El evento de Secret Empire, en el que el Capitán América se reveló como un agente de Hydra que termina creando una dictadura en Estados Unidos, no pasó desapercibido. Especialmente por los paralelos que se gestaron tras la elección de Donald Trump y la reactivación de acciones tipo Ku Klux Klan por parte de la denominada derecha alternativa.

Más de un año después, el nuevo editor en jefe de Marvel Comics,  C.B. Cebulski, conversó con el podcast Word Balloon explicando la tradición de la editorial respecto a como abordar temáticas contemporáneas.

Marvel siempre ha sido, como Stan Lee siempre dijo, el mundo fuera de nuestra ventana. Es el reflejo de nuestros tiempos modernos en los que vivimos. Marvel nunca ha rehuido de eso, de lo que pasó en el 9/11 o lo que hicimos con Secret Empire. Vamos a continuar esa tradición. Hay algunos cómics que vienen que reflejarán cosas que están pasando en el mundo real“, explicó.

Sin embargo, el editor también tomó una opción de centro que no se casa completamente con ideas como el controvertido Secret Empire que tuvo luz verde en la anterior administración.

Sin embargo, una de las cosas de las que me quiero asegurar es que cuando contemos estas historias, y no sé como poner esto de la forma correcta, tienen que ser entretenidas. Si queremos ver el mundo real, podemos prender CNN, prender la TV, tomar un diario y ver lo que está pasando. Y sí, es nuestra responsabilidad como editorial de cómics, especialmente Marvel, dada la historia que tenemos, de reflejar esos tiempos, pero aún así tienen que ser divertidos. Tienen que ser ficción y tienen que ser escapismo“.

No podemos profundizar demasiado en las políticas. Los personajes pueden tomar partido, elegir lados, volverse villanos, volver a ser buenos, pero tienen que seguir entreteniendo. Eso es lo primero y más importante, sin importar que eventos del mundo real vamos a reflejar, tienen que ser ficcionalizados y tienen que tener ese giro clásico que Stan siempre les dio. Pueden ser series, pero también pueden hacerte sonreír“.

Hail Hydra.

Seguir leyendo