*

¿Cómo Marvel Studios puede seguir adelante sin sus actores más emblemáticos?

5 JUL 2017 / Cine

¿Cómo Marvel Studios puede seguir adelante sin sus actores más emblemáticos?

Los contratos de varias de las estrellas del universo cohesionado terminarán en 2019 con The Avengers 4.


Esta semana se estrena Spider-Man: Homecoming, la primera película en solitario del arácnido que forma parte del universo de Marvel Studios.

Se trata de una nueva obra que sigue la tendencia de expandir los confines de este universo de superhéroes, haciendo un nexo directo entre la calle y el mundo mayor de Los Vengadores, pero que de todas formas tiene arraigada una excesiva dependencia en todo lo que involucra al equipo de superhéroes original de la Casa de las Ideas.

Pero considerando que ya está en filmaciones Avengers: Infinity War, y diversas declaraciones han apuntado al inevitable fin de los contratos de Robert Downey Jr. y Chris Evans, surge la duda: ¿Cómo puede avanzar este universo cohesionado sin la dependencia de sus héroes originales?

Por ahora está claro que en el  el universo se seguirá expandiendo con películas como Black Panther y Capitán Marvel. También ya se sabe que la secuela de Spider-Man: Homecoming será la primera película en estrenarse tras el fin de la primera gran etapa de Marvel Studios, cuyo clímax se dará en la aún no titulada The Avengers 4.

Pero en lo que respecta al futuro de personajes como Tony Stark y Steve Rogers, además de Thor, todo está en la nebulosa tras lo que vendrá en el año 2019. Será el inicio de la “Fase 4”.

¿Qué hacer con el universo Marvel?

Quizás los contratos de Downey Jr, Evans o Hemsworth terminan pronto, pero siempre está la opción de que las películas de Marvel Studios sigan adelante sin sus personajes como protagonistas. Las soluciones para ello no son muchas.

  • Un nuevo casting

Por un lado, en Marvel pueden elegir nuevos actores que reemplacen a Downey Jr. y Evans. Dicha opción parece la más difícil de tomar considerando lo emblemáticos de sus actuaciones. También está el alto riesgo de que las antorchas se encienden, ya que probablemente los fans se enojarían ante una solución como esta.

  • La muerte

Matar a Tony Stark y Steve Rogers en la gran batalla contra Thanos parece la solución más apropiada para terminar una etapa. Además, eso permitiría seguir el camino del legado con otros personajes que tomen el relevo. Sí, los fans también se enfadarían, pero se ha trabajado el terreno para permitir que la idea de que Bucky Barnes o Sam Wilson porten el escudo.

  • Dar películas a aquellos que no las han tenido

De los héroes que salieron en la primera película de The Avengers, aún hay caras que pueden tomar la batuta. The Hulk, Black Widow y Hawkeye han tenido una participación secundaria y están a la espera de tener un rol protagónico. Si hay películas con mapaches parlanchines, probablemente pueden darles películas a héroes ya instalados con propiedad en la base de lo que representa Marvel Studios.

  • Están pero no están

Siempre se puede jugar con una bola curva. Está la opción de explicar que Stark y compañía están haciendo otras cosas de fondo mientras se dan todos los nuevos sucesos tras The Avengers 4. Están pero no están. Así Marvel siempre puede jugar el misterio con inevitables retornos garantizados con jugosos cheques.

  • El legado

Considerando que en Marvel siempre querrán lucrar con lo que ya han armado, también está la opción de generar acuerdos para entregarles roles más acotados. De este modo, en la productora no colmarían exclusivamente las agendas de aquellos actores que hasta ahora han sido sus rostros principales. Los mismos que están reacios a tener una década más de sus vidas amarradas.

No hay que olvidar que el dinero habla y siempre puede existir la opción de que Rogers y Stark sigan como mentores de otros personajes, apareciendo solo lo justo y necesario. Ejemplo de ello es lo que sucede con el propio Downey Jr. en Spider-Man: Homecoming, pues su participación es acotada, aunque la historia le saca el jugo a lo que representa el multimillonario, filántropo y playboy.

  • Nuevos Vengadores

Con todo eso en cuenta, quizás la opción más obvia es dar paso a Los Nuevos Vengadores, enfocándose en una nueva generación de personajes como Doctor Strange, Spider-Man, The Wasp, Capitán Marvel y todo el resto. No hay necesidad de matar a los personajes antiguos, o hacer un nuevo casting, si el foco de la historia se mueve a otro lado. De hecho, héroes como The Hulk y Thor no fueron parte de la Guerra Civil cinematográfica y la historia igual siguió adelante, pues han invertido en la idea de que el MCU no depende de un solo rincón.

Marvel no se detiene

Kevin Feige ha dejado en claro que Marvel Studios no tiene fin. Idearon un universo cohesionado que no se detendrá aunque falten piezas que hasta ahora han sido trascendentales. Quizás “el arco original de 22 películas termina con Los Vengadores 4 en mayo de 2019″, pero la historia y la máquina seguirá adelante.

El gran desafío es expandir su historia sin olvidar que los fans no dejarán de lado el pasado. Pero recién en 2019 tendremos la respuesta de cómo esta máquina de hacer dinero seguirá funcionando.

Seguir leyendo