*

Marvel presentó a dos letales versiones de Spider-Man en sus nuevos What If

11 OCT 2018 / Comics

Marvel presentó a dos letales versiones de Spider-Man en sus nuevos What If

La editorial volvió a este formato de historias alternativas con una fusión entre Spider-Man y Punisher además de Flash Thompson como el arácnido.


Mientras la mayoría de los arácnidos están ocupados en los eventos de Spider-Geddon, Marvel Comics presentó a dos nuevas versiones de Spider-Man en el marco de sus especiales What If. 

La primera versión alternativa del arácnido presentada por la Casa de las Ideas en What If? The Punisher #1 se centra en la premisa de ¿Qué pasaría si Peter Parker se convirtiera en Punisher?.

En una historia a cargo de Carl Potts, Juanan Ramirez, Rachelle Rosenberg y Travis Lanham el cómic plantea que en una realidad alternativa Peter fue mordido por la araña radioactiva en la misma historia que conocemos. Pero, luego de no detener a ladrón que posteriormente asesina al tío Ben, esta versión de Parker persigue al criminal y le dispara con su propia pistola. Todo mientras viste un atuendo negro que en lugar de la clásica araña luce el logo de calavera propio del alter-ego de Frank Castle.

A diferencia del Spidey tradiciona,l y su código moral que le impide matar, esta versión del personaje recorre un camino diferente cargado de muerte. En el cómic, después de que el Daily Bugle revela las imágenes de “The Punishing Spider”, Peter desata su guerra contra el crimen modificando sus lanzaredes para disparar municiones de pequeño calibre, lo que en su primera batalla contra los Seis Siniestros acaba con Peter ejecutando a Electro, Kraven el Cazador, Vulture y Doctor Octopus. 

Pero, a pesar de sus métodos, no todo es malo para este Spider-Man, ya que cuando Green Goblin secuestra a Gwen Stacy, Spider-Man es capaz de dispararle al villano, salvando así a Gwen del trágico destino que tuvo en la continuidad principal del Universo Marvel.

Por lo que en What If? The Punisher #1 la historia concluye con Peter dejando atrás su vida como “The Punishing Spider” para vivir feliz junto a Gwen.

El otro Spidey presentado por Marvel no es precisamente una nueva versión de Peter Parker, ya que en las páginas de What If? Spider-Man #1  Gerry Duggan, Diego Olortegui, Walden Wong, Chris O’Halloran y Travis Lanham se propusieron responder una nueva versión de la pegunta ¿Que pasaría si Flash Thompson fuera Spider-Man?

Esta premisa, que ya había sido explorada en otro What If? anterior, propone que tras ser mordido por una araña radioactiva el matón Flash Thompson decide convertirse en Spider-Man para mostrarse como un héroe ante el público.

Para conseguir su objetivo, Flash deja la escuela para ser Spider-Man a tiempo completo, sin embargo, esto no lo aleja de su ex-compañero Peter Parker, quien se dedica a tomar fotos de las violentas aventuras de Spidey para el Daily Bugle.

Pero, aunque Flash logró detener al ladrón que habría matado al tío Ben, la tragedia no se alejó de la vida de Peter Parker, ya que la tía May contrajo una extraña enfermedad sanguínea. Motivado por esto, luego de que el Doctor Octopus roba la medicina de May, Peter encuentra el escondite de Spider-Man y descubre que tras la máscara se oculta nada más ni nada menos que Flash.

Ante esto, Peter le ruega a Flash que ayude la tía May, pero Flash se niega y mata a Peter con un rápido y brutal golpe.

Tras la muerte de Peter, Flash logra localizar al Doctor Octopus y en su batalla queda atrapado bajo una pesada maquinaria, en una escena similar a lo vivido por el Peter original en Amazing Spider-Man # 33 de Stan Lee y Steve Ditko.

Pero, a diferencia de Parker, Flash no encuentra fuerza en sus seres queridos para librarse de la situación, y en su lugar se da cuenta de que no es un héroe, por lo que luego de levantar la maquinaria, lleva el medicamento a la tía May y finalmente se entrega a la policía para ser juzgado por sus acciones como Spider-Man. 

Seguir leyendo