*

The Matrix Revolutions dejó la puerta abierta para el retorno de Neo

20 AGO 2019 / Cine

The Matrix Revolutions dejó la puerta abierta para el retorno de Neo

La batalla final contra el agente Smith no fue el cierre de la historia del elegido interpretado por Keanu Reeves, cuyo regreso fue oficialmente confirmado para The Matrix 4.


En el último acto de The Matrix Revolutions, toda la realidad virtual termina siendo corrompida por ese verdadero virus computacional en el que termina transformándose el agente Smith (Hugo Weaving).

Ahí, en medio del ataque de las máquinas a Sion, y tras la muerte de Trinity (Carrie-Anne Moss), un Neo (Keanu Reeves) que solo vive para resguardar a la humanidad alcanza una tregua momentánea con la suprema inteligencia artificial.

En ese momento trascendental, plantea una promesa: entrará a la Matrix para derrotar a su némesis, con la garantía de que la paz se extenderá de forma permanente entre humanos y máquinas. Si falla, todo estará perdido.

Lo que viene a continuación, en la última parte de la trilogía dirigida por las hermanas Wachowski, es la batalla definitiva entre Neo y Smith al más puro estilo Dragon Ball Z, con las leyes de la física siendo dobladas como una cuchara mientras se conectan golpes. Claro que el desafío termina siendo demasiado grande y los millones de clones de Smith presencian lo que parece ser la debacle del elegido.

En el momento clave, cuando todo parecía perdido, Neo escucha unas palabras de Smith que provienen del código mismo del Oráculo: “Todo lo que tiene un comienzo tiene un fin“.

Con un Neo completamente entregado, Smith lo contamina completamente. Pero en vez de adueñarse de todo, Smith termina siendo literalmente cancelado.

Pero ese no es el final de la historia, y ante el reciente anuncio de que The Matrix 4 es oficial, y Keanu Reeves volverá protagonizando la nueva entrega, queda recordar la última vez en que Neo aparece en pantalla.

Tras la batalla contra Smith, su cuerpo es retirado por las máquinas, aparentemente inerte, sin vida. Pero en la visión del código, el cuerpo del elegido no es un punto negro sin vida. Todo lo contrario; es luminoso, como la señal definitiva de que no pereció.

Y uno de los últimos diálogos de la película, entre la pequeña Sati y el oráculo, es decidor en ese sentido.

Sati: “Volveremos a ver de nuevo

Oráculo: “Sospecho que sí, algún día

Ese día, finalmente llegará.

Ahora, si me pregunta cómo diablos será posible que retorne Carrie Ann-Moss tras la muerte de Trinity, no tengo idea. Y obviamente eso será clave en la próxima película que será dirigida por Lana Wachowski.

Seguir leyendo