*

Megaman 11 parece ser todo lo que debió haber sido Mighty N° 9

4 DIC 2017 / Videojuegos

Megaman 11 parece ser todo lo que debió haber sido Mighty N° 9

Tras 8 años de ausencia, el Bombardero Azul está de vuelta con un nuevo juego que apuesta a los gráficos poligonales en vez de los 8 bits


Cuándo pensábamos que Megaman había sido abandonado y condenado a la prisión de la nostalgia por Capcom, la compañía anunció, en un streaming especial con motivo de los 30 años de la franquicia, la llegada de una nueva entrega de la serie principal del Bombardero Azul.

Megaman 11 llegará el próximo año a todas las consolas y plataformas del momento: Switch, PS4, Xbox One y PC, y dejará la apariencia de 8 bits que encarnaron las últimas dos entregas para volver con un nuevo diseño poligonal, mucho más cercano a lo que se intentó hacer con Mighty Number 9, pero que como ya sabemos, no resultó muy bien.

Megaman 11 nos recuerda a lo que en su momento fue Megaman Powered Up para la PSP, pero con varias y notables mejoras. Ahora los fondos y sobre todo los enemigos se ven en alta definición, con un toque de Cel Shading que hace que algunos parezcan hasta caricaturas. La jugabilidad parece mantenerse inalterable, aunque es muy temprano para juzgar si los nuevos niveles tendrá un diseño comparable.

Hasta ahora, las únicas dudas que han aparecido sobre el avance radican en el diseño del propio Megaman, cuya animación al correr en 3D no se ve muy bien, el diseño parece menos inspirado que el sus enemigos, pero por sobre todo, ahora grita cuando lanza un disparo cargado, lo cual es sin duda lo más molesto del avance. Pero habrá que ver si con el tiempo la parte visual logra pulirse, ya que hasta ahora se ve todo demasiado genérico.

Junto con esto, se anunció la llegada de una colección de Megaman X para las mismas plataformas, así como las dos colecciones de Megaman Clásico que habían salido para las consolas de última generación, pero ahora para la Nintendo Switch.

Megaman 11 será lanzado el próximo año, tras 8 años de espera, y solo queda esperar que, a diferencia del proyecto de Inafune, esta vez le hagan justicia al guerrero robótico que ya cumple 30 años.

Seguir leyendo