*

Mouse opina: Lo Mejor y Peor del E3 2017

14 JUN 2017 / Videojuegos

Mouse opina: Lo Mejor y Peor del E3 2017

Vimos las conferencias, los trailers y los memes hasta el cansancio. Ahora el equipo de Mouse elige con qué se queda y qué desecha de este E3.


“Sony ganó”, “Nintendo fue lo mejor”, “Microsoft mostró más juegos”. Luego de cada E3 siempre comienzan las discusiones respecto a qué compañía fue la gran ganadora del evento o cuál fue el mejor anuncio.

Desde revelaciones que dejan emocionado a los gamers a presentaciones que los dejan con un sentimiento de decepción. Nadie es indiferente a lo que ocurre en estos días en la feria más importante de videojuegos del mundo.

En Mouse decidimos dar a conocer lo que los redactores de este sitio consideraron lo mejor y lo peor de este evento, que sin duda será un tema de conversación durante las próximas semanas.

Paulo Quinteros:

Generalmente lo mejor del E3 está relacionado implícitamente con las sorpresas. Pueden mostrarnos gameplays fenomenales de juegos ya anunciados, pero cuando algo sale de la norma, inevitablemente eleva las expectativas. Hace un mes no teníamos ni idea de que se vendría Dragon Ball Fighter Z y esta semana presentaron un atractivo primer vistazo, con secuencias de batalla que elevan el hype cortesía de esa nostalgia que nos recuerda lo que sentíamos al ver la serie,  y que además nos presenta un estilo de batallas que sale del molde al que nos tenía acostumbrada la saga. Lo mismo va para el RPG de Pokémon en una consola de sobremesa, que es algo que se pensó que jamás se daría, pero el componente portátil de la Switch así lo permitirá.

El otro punto que siempre marca a lo mejor del E3 es que las expectativas se cumplan. Y en ese ámbito, el nuevo God of War se anticipa simplemente alucinante, con un aire fresco al cambiar su tradicional gameplay. Es probablemente el mejor tráiler de estas jornadas, aunque también reconozco que por mis aficiones, tendí a entusiasmarme con el de Star Wars Battlefront 2 o ese juego de Spider-Man que parece una mezcla de ideas tomadas de otros juegos, pero lo que mostró se anticipaba espectacular. Otro punto que destaca es que no hubo una sobredosis de anuncios relacionados a videojuegos de realidad virtual.

Claudio Portilla: 

El E3 es una feria de videojuegos donde lo más importante son los anuncios. Por eso, si hay que destacar algo, debe ser la breve conferencia de Nintendo que no tuvo puntos débiles. Dos anuncios bastaron para tener expectante a la comunidad gamer por el resto del año, Metroid Prime 4 y un RPG de Pokémon para Nintendo Switch.  El primero porque era un juego que no se esperaba entre los fanáticos y el segundo porque es un anuncio que era esperado por años.

En otros títulos, destaca Dragon Ball Fighter Z, juego desarrollado por Arc System Works creadores de Guilty Gear y que viene a cambiar el estilo de juego tridimencional que estaba teniendo la saga por un sistema de combate en 2D. Dragon Ball Fighter Z promete traer el ritmo frenético de los combates vistos en la serie a los videojuegos.

Axel Christiansen:

Más allá del fanatismo que una persona que vio el Nintendo Showcase con una polera de Super Mario y la Switch en el escritorio, la mini conferencia de Nintendo redujo en menos de 30 minutos el espíritu clásico que siempre ha tenido una conferencia redonda de la E3: tuvimos trailers de juegos que sorprendentemente saldrán este año como Fire Emblem Warriors o Xenoblade Chronicles 2, las primeras promesas para el 2018 como Kirby y Yoshi y el siempre necesario humo que alimenta a los fanaticada más enferma, como el nuevo Pokémon y Metroid Prime 4. Luego de la conferencia la Switch salió fortalecida como una consola con cosas para esperar en el 2017, algunas el 2018 y quien sabe para cuándo más, y eso se agradece.

Otra compañía que supo armar su conferencia de manera magistral fue Ubisoft, quienes demostraron ser una de las compañías más versátiles del momento en esta industria. Uno podrá opinar de distintas manera sobre la calidad final de los juegos, pero cuando ves que son capaces de mostrar que están trabajando en juegos de carreras como The Crew 2 o Steep, de piratas como Skull and Bones, humorísticos como los dos juegos de South Park, para la plebe como Just Dance, para niños como Mario x Rabbids y por supuesto, shooters genéricos como Far Cry 5. Hasta ahí la conferencia tenía todo para ganar, pero el broche de oro fue la presentación cinemática de Beyond Good and Evil 2, un juego que llega directamente al corazón de toda una generación gamer. Si Ubisoft demostró algo este año, es que la mejor estrategia es dividirse y conquistar.

Y la mención honrosa para Devolver Digital. Por favor, sigan así.

 

Paulo Quinteros:

Falta de fechas concretas. La venta de que sus marcas son las mejores del mercado. Es decir, Sony presentó lo mismo de siempre, sin mayores sorpresas y con juegos que ya estaban más que anunciados. Cumplieron con lo justo, pero a la empresa que está a la batuta del mercado, no le debe bastar eso. Por otro lado, la Xbox One X se presenta como un refrito con esteroides que no propone muchas cosas nuevas, salvo la experiencia 4K, y cuenta con un precio absolutamente irrisorio. Microsoft no aprende.

Lo ya visto, el refrito. La falta de novedad. Que nos quieran volver a cobrar por algo que ya conocemos al revés y al derecho. ¿Era realmente necesario hacer un remake de Age of Empires? ¿Por qué no hacer una secuela con la tecnología actual? Y se verá bonito y todo lo que quieran, ¿Pero había que hacer también un remake de un juego perfecto como Shadow of the Colossus? Obvio, la nostalgia pega, pero hay que decir basta. ¿Y qué carajo tiene que ver Ussain Bolt con el fútbol? Konami se lleva el premiado.

Claudio Portilla:

Con el dolor de mi alma, el punto más bajo de este E3, que no se caracterizó por grandes anuncios (dejando de lado a Nintendo), fue la conferencia de PlayStation. Confiando en sus juegos exclusivos, Sony mostró sólo gameplays de juegos ya conocidos, entregando muy pocos anuncios.

Dentro de esta misma conferencia el punto más bajo fue Days Gone, juego que se ve llamativo, pero que fue presentado en el E3 2016 con un gameplay y un año más tarde llega otro gameplay del juego. Cero Novedad. Si algo hay que destacar es la remasterización de Shadow of the Colossus, ¿pero cuenta realmente como un anuncio un juego del año 2006?

Axel Christiansen:

Uno de los momentos más bajos de la E3 fue sin duda la presentación de la Xbox One X. Dejando de lado el nombre, Microsoft hizo poco para realmente vender esta consola por los 500 dólares que cuesta. Simplemente lanzó un montón de números rimbombantes al aire, repetir muchas veces que es la consola más potente del mercado, pero nada que sustente su uso más allá de mostrar contenido en 4K. Era el momento para mostrar que con esa consola se puede ver Realidad Virtual o contar con modos de juegos nuevos que las capacidades de la Xbox One tradicional no pueden. Si la única gracia de la Xbox One X es mostrar los mismos juegos que todos van a tener, pero más bonitos, paso.

Pero sin duda la peor presentación de todas fue la de Electronic Arts, la cual fue un desorden de principio a fin. Todo fue un gran desorden, partiendo por la elección de influyentes y content creators en diferentes partes de la presentación que le dieron a todo un tono de improvisación que no es digno para esta fecha. Pero más allá de eso, también los anuncios fueron flojos y poco creativos: tres shooters, los juegos de deporte que vemos todos los años y un Need for Speed tan ridículo que donde esperan que creamos que un camión puede ir más rápido que un auto deportivo. Electronic Arts perdió la capacidad de innovar y tocando la misma tecla todos los años no va a lograr más que cansar a los jugadores.

Seguir leyendo