*

La NASA está buscando nuevos módulos de descenso para regresar a sus astronautas a la Luna

15 FEB 2019 / Ciencia

La NASA está buscando nuevos módulos de descenso para regresar a sus astronautas a la Luna

La agencia espacial inició un llamado que pretende encontrar a los próximos aterrizadores para llevar humanos a la superficie lunar.


La NASA quiere llevar a los humanos de vuelta a la Luna y quiere hacerlo rápido. La agencia espacial anunció su nuevo plan para en encontrar los módulos de descenso que tendrán la misión de regresar a sus astronautas a la superficie del satélite natural.

Bajo el programa Next Space Technologies for Exploration Partnerships (NextSTEP-2),  la NASA está solicitando a la comunidad aeroespacial diseños de aterrizadores capaces de transportar a los humanos a la superficie lunar.

La agencia pretende concretar este procesos bastante rápido, iniciando la recepción de propuestas en marzo para sellar los contratos con las compañías ganadoras entre mayo y junio. Todo con miras a probar estos vehículos en la Luna en 2024 y llevar los vehículos tripulados al astro en 2028.

Jim Bridenstine, administrador de la NASA, planteó que si bien la agencia quiere concretar este regreso lo más rápido posible, esta vez la NASA volverá a la Luna para quedarse.

“Una de las cosas que creo que es importante es que nuevamente queremos esta reutilización, queremos esta sostenibilidad, pero también queremos ir rápido”, dijo Bridenstine a la presentación del plan. “Es importante que volvamos a la Luna lo más rápido posible”.

Este anuncio llega a apresurar la misión de regresar a los humanos a la Luna que fue encomendada por Trump a la NASA en diciembre de 2017 con el SPD-1. Pero hasta ahora la agencia había trabajado paulatinamente para concretar ese objetivo.

Por supuesto, llevar a los humanos de vuelta a la Luna no es barato. Cada contrato individual ofrecido por las NASA tendrá un valor de entre $300 mil y $ 9 millones de dólares.

En ese sentido, Bridenstine afirmó que la NASA está dispuesta a recibir ofertas de empresas comerciales, como Lockheed Martin, Blue Origin, SpaceX y Boeing, y tampoco cierra las puertas a ofertas de agencias internacionales.

Mientras se pone en marca el NextSTEP-2,  la NASA está trabajando para acelerar otro proyecto de exploración lunar conocido como Commercial Lunar Payload Services (CLPS).

Este programa fue detallado en noviembre y asignó a nueve compañías la misión de desarrollar diminutos módulos de aterrizaje autónomos que pueden llevar cargas científicas a la Luna, como instrumentos  y herramientas que servirían, entre otras cosas, para buscar hielo o aguan la superficie en astro.

Seguir leyendo