*

Nathan’s: El Mundial de comida que sigue teniendo un solo rey

4 JUL 2018 / Actualidad

Nathan’s: El Mundial de comida que sigue teniendo un solo rey

Joey "Mandíbulas" Chestnut volvió a imponerse, rompiendo de paso su propio récord, engullendo 72 hot dogs en tan solo 10 minutos.


El “comedor competitivo” por excelencia durante la década pasada fue Takeru Kobayashi. El japonés, pese a palidecer en peso frente a todos sus contrincantes, se impuso constantemente como récordman en el “Nathan’s hot dog eating contest“, algo así como el Mundial de la comida.

Ubicado en la turística playa de Coney Island de Nueva York, Nathan’s es un restaurante de comida rápida que durante cada 4 de julio es la sede de esta competencia que comenzó en 1967, transmitida por ESPN desde 2003.

Todo esto con un solo objetivo: definir año a año al rey que logra comer más hot dogs en tan solo 10 minutos. Entre el año 2001 y el año 2007, Takeru no tuvo rival y fue considerado como “el deportista con más ventaja sobre sus adversarios en el mundo”.

Competencia tras competencia, Kobayashi engullía panes con salchichas como si estos fuese meros dulces. Uno tras otro, su esófago se instalaba como un tobogán alimenticio en el que los hots dogs caían a su estomago sin parar, ya que su particular técnica permitió destruir las marcas existentes.

Si antes del arribo del japonés el récord estaba en comer 25 hot dogs en 12 minutos, el nipón logró llegar a los 50. Y las marcas a partir de ahí comenzaron a volverse cada vez más irrisorias.

De hecho, si Kobayashi fue quien abrió las puertas para popularizar la competencia, en Estados Unidos exigían a un representante local para recuperar el título entregado durante la celebración de su Día de la Independencia.

A partir de 2007 en definitiva se instaló la leyenda de Joey “Mandíbulas” Chestnut, un tipo que poco a poco se acercó a las marcas del japonés, quien tuvo sus propios problemas con la organización, para finalmente instalarse como el ganador indiscutido. De las últimas 12 ediciones, Mandíbulas ganó 11, claro que ya con Kobayashi fuera del circuito desde la edición de 2010.

Pero en la competencia realizada este miércoles, Chestnut destruyó sus propias marcas y en tan solo 10 minutos logró devorar 74 hot dogs. La marca previa, lograda el año pasado por el propio Mandíbulas, fue de 72. En tanto, en la división femenina, Miki Sudo engulló 37 hot dogs para revalidar su título y ganar su quinta competencia consecutiva.

Pueden ver la competencia a continuación.

 

Seguir leyendo