*

Nintendo no perdona: La compañía ya acabó con Mario Royale

22 JUN 2019 / Videojuegos

Nintendo no perdona: La compañía ya acabó con Mario Royale

Como era evidente desde que el juego ganó notoriedad, la empresa mató la idea de un battle royale gratuito protagonizado por su personaje.


El pasado lunes les contamos de Mario Royale, un videojuego gratuito creado por un fanático que tenía una simple y atractiva premisa para los jugadores: enfrentarse a 75 rivales y ejecutar la mejor estrategia para derrotarlos con el fin de coronarse como el mejor Mario en la batalla final contra Bowser.

Obviamente, con esa llamativa propuesta en medio de la fiebre por los battle royale, el juego ideado por el youtuber InfernoPlus no tardó en captar la atención de los medios, los fanáticos y, para su desgracia, el propio Nintendo.

Luego de advertir en una entrevista con VICE que eventualmente podría ser demandado por la compañía debido a la notoriedad adquirida por el juego, el pasado viernes InfernoPlus señaló que recibió una orden de cese y desista por parte de Nintendo.

“El juego fue sometido a La Ley de Derechos de Autor de la Era Digital (DMCA por sus siglas en inglés)”, escribió InfernoPlus en los comentarios del video original de Mario Royale. “Actualmente estamos intercambiando nuevos activos. El juego se puede jugar pero es feo en este momento. ¡Lo siento!”

A lo que se refiere InfernoPlus es que de la muerte de Mario Royale nació un “nuevo” juego: DMCA Royale, un título con la misma premisa del anterior pero sin ninguna de las notables referencias a Mario y Nintendo.

Por ejemplo, en DMCA Royale, Mario es reemplazado por un personaje llamado Infringio, quien tiene un hermano llamado Copyright Infringio. Además, las plataformas son de un color diferente, el audio de Mario ya no está y, según Eurogamer, al morir una voz te dirá: “Parece que has sido demandado. Lo siento, amigo”. Todo con el fin de que su creador no se demandado.

De hecho, al ingresar al sitio del juego, inmediatamente aparece una advertencia informado de los cambios que concluye con una clara petición: “Por favor no me demanden. Por favor”.

En ese escenario, está por verse si DMCA Royale logrará mantener su éxito sin Mario y si sus cambios serán suficientes para ahuyentar a los siempre atentos abogados de Nintendo.

Seguir leyendo