*

#NoixIsOverParty: La polémica en el K-Pop

23 ENE 2019 / Kpop

#NoixIsOverParty: La polémica en el K-Pop

Lo que comenzó como una campaña para cuestionar los problemas de organización del SM Town Live, decantó en funas y una división entre los propios fans.


El evento SM Town Live se proyectaba, en la antesala de su realización, como la guinda de la torta de los recitales del K-Pop en Chile. No solo se realizaría en el recinto más importante del país, sino que también convocaría a la más importante reunión de artistas de este género en Sudamérica.

De ahí que se vislumbraba como la ocasión ideal para elevar los gritos, llevar el espectáculo al siguiente nivel y, obviamente, permitir que sus gestores cobrasen mucho más de lo habitual por una experiencia que se vendía no solo como algo único, sino que también quizás sería irrepetible.

Organizado por Noix, que desde hace años ha potenciado al nicho de fanatismo por lo asiático, para instalarse como la productora más importante de este tipo de conciertos, el festival se llevó a cabo durante dos días en el Estadio Nacional, convocando a miles de fans en torno a la música de BoA, Hyoyeon, Super Junior y otros artistas de la compañía SM Entertainment.

Y la gente bailó, coreó las canciones, lloró por tener a plena vista a sus ídolos que provienen desde el otro lado del mundo y, obviamente, también llevó su fanatismo al clímax, solo como la música puede gestarlo.

Pero también hubo de inmediato reclamos en redes sociales por la desorganización, tweets que alegaban incidentes con el personal de seguridad, quejas por un servicio que no respetó lo pactado en la compra de la entrada y una sucesión de hechos que no solo instalaron las críticas contra la productora, sino que también sacaron a colación su historial de problemas en antiguos shows.

Todo eso, claro está, solo fue el principio. También se dio pie a que se lanzaran dardos contra rostros de la escena local que se subieron al buque de la fiesta e inclusive se concretó una campaña de funa en contra de Gonzalo García, cabecilla de Noix, a quien le han destapado hasta deudas.

#NoixIsOverParty

En su sitio oficial, Noix explica que, en sus inicios, la productora “fue creada como un fan club”. Con eso en cuenta, su promesa es una sola: “tenemos en nuestra sangre el significado de la experiencia que todos desean vivir en un show o un evento, esta definitivamente será la más grande de sus vidas”. Pero dicha promesa no se cumplió de acuerdo a la visión de múltiples fans que asistieron al SM Town Live.

A través del hashtag #NoixIsOverParty, los reclamos y las funas han sido el combustible de un motor que no se detiene en Twitter, con réplicas también en Instagram y Facebook. La polémica de la conferencia de prensa antes del evento fue solo el tentempié.

Pero la discusión también se volcó hacia las entradas que regaló la alcaldesa Cathy Barriga y los beneficios para asistentes influencers al evento, lo que pasa aquí y en la quebrada del ají.

El término utilizado por los fans en este caso es “apitutado”, pero quizás lo único relevante del reclamo, ya que este tipo de accesos se dan en todos lados, tiene relación con la queja que apunta a que estas entradas gratis habrían tenido el trato que merecían todos durante el evento. Se trata de una situación que pone sobre el tapete la existencia de fans de primera categoría y, además, exhibe las clásicas divisiones entre el propio fandom.

También hay quienes defienden a Noix, lo que ha dado pie a que el foco de la discusión también abra flancos de división entre los propios fans.

Dichos choques surgen porque hay quienes que no quieren poner en riesgo la realización de este tipo de conciertos en Chile o, por ejemplo, están aquellos que levantan la banderas para que otras productoras tomen el relevo. Como si “otro tío” fuese una solución.

 

Más allá de la campaña en redes sociales tras la realización del evento, Noix sigue adelante con su agenda. No solo con recitales de artistas de Corea del Sur, como Momoland, ya que en mayo presentarán un show de los japoneses de The Gazette.

Seguir leyendo