*

Las acusaciones de acoso que enturbian el legado del fundador de Atari

31 ENE 2018 / Videojuegos

Las acusaciones de acoso que enturbian el legado del fundador de Atari

Una nueva campaña en redes sociales busca revocar un reconocimiento a la trayectoria de Nolan Bushnell por sus constantes conductas indebidas


Como cada año, la comunidad de desarrolladores de videojuegos de la GDC realiza una premiación que no sólo busca honrar a los mejores juegos lanzados durante el último año, sino que también a las personas que de una u otra manera han cambiado a la industria del entretenimiento digital. Este año, el nominado para recibir el Premio para los Pioneros es Nolan Bushnell, el hombre responsable de la fundación de Atari, un motivo suficiente como para hacerlo acreedor de ese reconocimiento.

Sin embargo, no todos están de acuerdo con que a Bushnell se le entregue tal galardón, ya que el empresario que también fue responsable de la creación de Chuck E, Cheese tiene un largo historial de acoso laboral y abusos, sobre todo en la época dorada de Atari.

La nominación de Bushnell para recibir este premio motivó la creación de un hashtag en Twitter llamado #NotNolan, en el el cual se han compartido diferentes historias y evidencia del comportamiento inapropiado que tuvo el mandamás de Atari durante su época dorada. Una de las más fuertes opositoras al nombramiento es la activista feminista y postulante al congreso norteamericano Brianna Wu, quien resumió en un hilo de tweets las principales conductas acosadoras de Bushnell en su tiempo en Atari.

Por ejemplo, Bushnell era reconocido por tener reuniones de gerencia de su compañía en un jacuzzi. Obviamente estas reuniones tenían muy poco de negocios y mucho de alcohol y drogas, las que muchas veces terminaban con miembros de la mesa de directivos invitando a sus empleadas a las habitaciones para obligarlas a desnudarse junto a ellos.

Junto con eso, Nolan impuso una cultura dentro de Atari de nombrar los prototipos de sus juegos en base a las mujeres que consideraban más bonitas. “Si Bushnell quería acostarse con alguna Cathy, su nuevo proyecto tendría el nombre código de Cathy”, explica Brianna. De hecho, el nombre código del clásico Pong, uno de los juegos claves para el dominio de Atari era Darlene.

Todas estas conductas ni siquiera son denuncias de otras empleadas, sino que han sido reconocidas por el mismo Bushnell en diferentes libros y entrevistas sobre la historia de la compañía.

En una entrevista del 2011, un ex ejecutivo de Atari llamado Ray Kassar contó que el primer día de su trabajo vio a Bushnell, su jefe, con una polera con la frase “I love to Fuck”.

Tras este movimiento, el comité detrás de las nominaciones de la GDC señalaron que no estaban al tanto de las conductas de Bushnell, a pesar de ser de público conocimiento y reconocidas por el mismo Bushnell, por lo que revisarán si deciden entregar el premio o dejar desierta la categoría para este año.

 

Seguir leyendo