*

Novosibirsk, el paraíso de los influencers rusos que en realidad es un basurero tóxico

10 JUL 2019 / Tendencias

Novosibirsk, el paraíso de los influencers rusos que en realidad es un basurero tóxico

No se dejen engañar por sus aguas turquesas, porque las denominadas "Maldivas Siberianas" no son el paisaje que algunos quieren creer y aparentar.


Los influencers, y en general los usuarios que quieren ser populares en las redes sociales, siempre están buscando paisajes de ensueño para llenarse de ‘me gustas’ y comentarios positivos. Después de todo, aparte de los animales adorables, no hay una forma más sencilla de conseguir aprobación online que mostrando playas paradisíacas, bosques que parecen dibujados y sitios dignos de un cuento.

Así, un idílico”lago” de aguas turquesas ubicado Novosibirsk, la tercera ciudad más grande de Rusia, no tardó en atraer la atención de decenas de usuarios que se aprontaron a llevar sus flotadores, trajes de baño e incluso sus fotos de boda a ese lugar gracias a su apariencia digna de una playa caribeña.

No obstante, como se ha probado una y otra vez, las apariencias engañan …sobretodo en internet.

Resulta que el “lago”, que tan bonito se ve en las fotos, ni siquiera es un lago y en realidad es un estanque al que van a parar los desechos tóxicos de la central termoeléctrica que provee de electricidad a los 1,6 millones de habitantes Novosibirsk y que incluso se puede divisar en algunas de las fotos.

Por lo tanto, el llamativo color del agua se debe a una reacción química entre los peligrosos óxidos metálicos que han sido depositados allí.

“Durante la última semana, nuestro basurero se ha convertido en una celebridad en las redes sociales”,  escribió la Compañía de Generación Siberiana(SGK) en la red social rusa VKontakte el pasado mes de junio, según recoge The Guardian.

“El agua es altamente alcalina. Esto se debe a que las sales de calcio y otros óxidos metálicos se disuelven en ella ¡El contacto de la piel con el agua puede provocar una reacción alérgica!”, advirtió la empresa antes de llamar a no beber agua ni bañarse en el estanque.

Una adevertencia que, pese ser reafirmada con letras mayúsculas en la publicación, fue ignorada por algunas personas sedientas de fotos llamativas para sus perfiles.

Por ejemplo, BBC  señala que un usuario denominado “Alex” compartió una foto en Instagram donde aparece posando sobre un flotador de unicornio y bromea respecto a los peligros del estanque.

“No es peligroso nadar aquí. A la mañana siguiente, mis piernas se pusieron un poco rojas y tuve picazón durante dos días, pero luego todo fue. Pero, ¿qué no harías por estas imágenes?”, habría escrito el sujeto.

SGK aclaró que el sitio, que ha sido tachado como las “Maldivas Siberianas”, no es radioactivo ni venenoso como algunas personas han sugerido; sin embargo, sigue siendo peligroso y aparte del riesgo de reacciones alérgicas sus arenas podrían impedir un eventual escape del agua.

“Salir del embalse sin ayuda es prácticamente imposible”, sentenció la empresa en su declaración.

En ese escenario, como ni las advertencias han alejado a la gente del estanque, SGK habría empezado a cerrar carreteras en dirección al lugar. Aunque claro, eso surtirá poco efecto mientras la gente este dispuesta a todo por un ‘like’ y páginas dedicadas al “lago” como maldives_nsk sigan acumulando seguidores.

Seguir leyendo