*

Cinco One-Hit-Wonders que dejaron su huella en el Festival de Viña

22 FEB 2018 / Nostalgia Pop

Cinco One-Hit-Wonders que dejaron su huella en el Festival de Viña

A veces para llegar a la Quinta Vergara no es necesario tener un repertorio amplio para que el Monstruo coree, sino que simplemente una canción de moda

¿Cuál es el mérito necesario para llegar al Festival de Viña? ¿Ser un artista de calidad? ¿Consagrar una carrera? ¿Sonar mucho en las radios? La verdad es que nunca lo hemos tenido muy claro. Y es que por cada presentación como las de Miguel Bosé, Marco Antonio Solís o incluso Ricardo Arjona, que pueden pasar horas en el escenario repasando por todas sus carreras musicales, también hay espacio para números cuyo único logro fue haber conseguido una canción de moda en el año.

Se trata de los One-Hit-Wonders, personajes que llegaron a Viña con un tema bajo el brazo y luego no se les vio de vuelta porque nunca pudieron hacer algo más allá. Son los grandes representantes de los minutos de fama que nos prometió Andy Warhol y los equivalentes a las estrellas fugaces dentro del firmamento de números que pasan por un Festival al que, alguna vez, había que ganarse el prestigio para pisar su escenario.

Ya tuvimos un acercamiento a este fenómeno con el dúo Yandar y Yostinpero ahora, queremos recordar a esos números que se hicieron célebres por habernos dejado tan solo una canción memorable en toda su visita al festival

5- Melody y El Baile del Gorila

Con tan sólo 12 años y un puñado de canciones a su haber, Melody llegó al Festival de la Canción de Viña de 2002 con los deseos de hacer crecer su carrera en Chile y Latinoamérica tras el éxito de su chillón pero pegajoso baile del gorila. Era una época donde todavía no se veía tan mal la explotación de los padres a sus hijos, pero de todas formas Melody hizo su presentación, lanzando algunas canciones desconocidas antes de sacar su eterno Baile del Gorila, con personas disfrazadas y todo.

De poco ayudaría a su carrera, al menos en esta parte del mundo. Mucho menos si recordamos que Angélica Castro la presentó como Colombiana y no como española. Por lo menos Melody volvió a su España natal y hoy goza de buena popularidad. Pero para nosotros, nunca llegó a ser algo más que una monada, y un presagio de lo que pasaría con nuestra propia niña prodigio: Christell.

4- Los Fantasmas del Caribe y su Muchacha Triste

Tal como lo indicaba ya el nombre de su banda, el paso de Los Fantasmas del Caribe por la Quinta Vergara y por nuestro cancionero nacional fue casi como una ilusión. La banda venezolana causó más sensación y gritos por el excéntrico atractivo de sus integrantes, vestidos todos como una suerte de piratas eróticos, y que con sus hipnóticos solos de teclado, hicieron bailar a la Quinta Vergara con varias canciones, pero sólo fueron coreados por una en particular: Muchacha Triste.

Aquella noche el grupo abrió y cerró su presentación con el tema, cierre que incluyó un error en las pistas de audio que obligó a improvisar una versión a capella mientras atrás rebobinaban el cassette. Luego de esto, los Fantasmas simplemente desaparecieron.

3- Lou Bega y el Mambo N° 5

El año 2000 claramente no fue el fin del mundo, pero si que pasaron cosas realmente extrañas. Una de ellas fue el fenómeno de Lou Bega, un cantante alemán que venía con la misión de revivir la moda del Mambo, pero también la de la ropa tres tallas más grande de lo realmente necesario.

Lou Bega fue particularmente importante porque su canción sonaba literalmente en todo el mundo, pero al llegar acá nos dimos cuenta que le faltaba voz, la banda era bastante desinflada y todas sus canciones originales eran bastante menos atractivas que el cover que lo hizo famoso. Finalmente tuvo que tocar su himno como tres veces diferentes antes de despedirse y volver en su máquina del tiempo a la época de la que pretendía vivir.

2- Paolo Meneguzzi y Aria Ario

Antes de que nos empiecen a tirar tomates por esta elección, la razón por la cual decidimos colocar a Paolo en esta lista, a pesar de que luego tendría cierta notoriedad sobre todo en el público chileno, es porque es de las pocas veces en las que el Festival logró crear su propio One Hit Wonder. De hecho, por varios años Meneguzzi tuvo que lidiar con el peso de su Aria Ario (frase que hasta el día de hoy muchos cantan sin saber bien que significa) hasta lograr algo de fama pero bastante a la fuerza.

Meneguzzi es quizás el último gran rostro que salió gracias a la Competencia Internacional del Festival y todo gracias a escuchar una y otra vez su canción más icónica. Y es por eso que merece su espacio en esta lista de cantantes de los que en realidad sólo esperábamos una canción y ya.

1- Los del Río y La Macarena

Probablemente el One Hit Wonder más exitoso que llegó a la Quinta Vergara, La Macarena de Los Del Río sonaba literalmente en todo el mundo. No había nadie que no se se supiera la simple pero ridícula coreografía de la canción. La Macarena era lo más parecido a una epidemia musical y de pronto el Festival de Viña apareció terriblemente infectado. Literalmente fue la única canción de todo su repertorio que prendió al público, quienes incluso abuchearon un rato cuando se daban cuenta que había más canciones aparte de La Macarena.

Desde ese entonces, Los Del Río se han dedicado a vivir de las cosechas que les ha dejado una canción que se niega a morir y que de hecho, sonó este año en el Festival, casi dos décadas después, gracias a los cubanos de Gente de Zona. Simplemente, una canción inmortal.

Gente de zona baila la Macarena en Viña 2018

Gente de Zona bailó "La Macarena" en #Viña2018 💃

Posted by Festival de Viña on Wednesday, February 21, 2018

Seguir leyendo