*

Otros siete arqueros “locos” en la historia del fútbol chileno

23 OCT 2017 / Deportes

Otros siete arqueros “locos” en la historia del fútbol chileno

En entregas anteriores consignamos a Nicolás Peric (el "Loco" contemporáneo), Alberto Erlich, Andrés Romero, Mario Rodríguez y el gran Manuel Araya. Sin embargo, ellos no son los únicos "desquiciados" que han jugado al arco en nuestros pastos.


Hace unos meses les narramos la historia de cinco arqueros “locos” que dejaron huella en nuestras canchas. En aquella ocasión, salieron al baile Nicolás Peric (el “Loco” contemporáneo), Alberto Erlich, Andrés Romero, Mario Rodríguez y el gran Manuel Araya. Y lo que viene a continuación es una segunda parte, que fue construida a partir de los comentarios que dejaron nuestros fieles visitantes en dicha oportunidad.

Eduardo “Loco” Fournier. El talquino (que nunca jugó en Rangers pero que sí dirigió en cadetes y en un interinato al primer equipo) inició su carrera en Deportes Aviación, donde estuvo entre 1975 y 1980. Luego, pasó por Cobreloa (1981-1987), Arturo Fernández Vial (1988), Universidad de Chile (1989-1991), Provincial Osorno (1992) y Audax Italiano (1993).

Por la Selección Chilena, fue parte del equipo que participó en los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1984 y en la medalla de plata en los Panamericanos de Indianápolis.

Eduardo Fournier fue el arquero de la U en Segunda División.

 

Francisco “Loco” Fernández. En protesta por un segundo penal que ejecutaría Leonel Sánchez en 1959, se sentó al lado de un poste y se sacó la camiseta. Por ello fue expulsado, sancionado con dinero y suspendido por un par de fechas.

A su regreso, Fernández escribió con cinta adhesiva “Atila” en su camiseta. Luego, en una entrevista explicó dicha peculiaridad: “Atila era el rey de los hunos y yo soy el rey de los 1”.

Se inició en las divisiones inferiores de Unión Española. Jugó también en Iberia (por esos años en Puente Alto), Audax Italiano, Magallanes, Deportes La Serena, Universidad Católica, Green Cross, Antofagasta Portuario y Deportes Aviación.

Francisco “Loco” Fernández, el “Rey de los 1”, murió en 2010.

Nicolás “Loco” Villamil. El argentino es uno de los ídolos máximos de Deportes Concepción. Su obra cumbre fue cuando atajó un penal tras ubicarse de espaldas al pateador para luego girar y evitar el gol.

Además de defender a los lilas, en nuestro país defendió a Universidad de Chile, Everton, Arturo Fernández Vial y Ñublense. En marzo de este año debió amputarse el pie izquierdo debido a una diabetes.

Miguel Angel “Loco” Laino. La leyenda cuenta que, en un partido en que Deportes La Serena visitó a Magallanes, dio una vuelta de carnero para evitar golpear a un defensa tras un error: “¡Fue para no matar a un compañero! Ocurrió en la cancha de Vulco, ante Magallanes. Pateó cruzado el Fino Toro, evité el gol, la pelota me pasó bajo el brazo, se iba afuera y Jaime Muñoz la pisó, le grité que la sacara, se demoró, vino el Chico Jáuregui, se tiró y convirtió”, contó a Chomsky en El Deportivo.

Sus clubes: Se formó en Argentinos Juniors, debutó por Atlanta (1970 a 1972), actuó en Rosario Central (1973 y 1974), jugó en Atlante, de México (1975), O’Higgins (1976 y 1977), Audax Italiano (1978 a 1981), Deportes Iquique (1982), Cobreloa (1983 y 1984) y Deportes La Serena (1984).

El “Loco” Laino.

Alfredo “Loco” Petinelli. Surgió en Naval de Talcahuano, donde se transformó en uno de los insignes del estadio El Morro. Arquero de inolvidable bigote, luego pasó por Lota Schwager, Rangers, Huachipato, Deportes Ovalle y Arturo Fernández Vial. Fue tío de Alvaro Henríquez y ello explica el nombre de la banda “Los Petinellis”.

Alfredo Petinelli en Naval.

Leonardo “Loco” Vinés. El viñamarino inició su carrera en Santiago Wanderers y luego militó en clubes en el ascenso como Unión La Calera, O’Higgins, San Antonio Unido, Deportes Laja y Provincial Osorno. Bigotón.

El bigotón parado justo al medio es el “Loco” Vinés.

Leopoldo “Loco” Vallejos. Dentro de los arqueros “locos” debe ser el que más lejos llegó. Disputó la Copa del Mundo de Alemania 1974, además de conseguir títulos con Universidad Católica, Everton y Unión Española. También jugó en O’Higgins, Audax Italiano y Deportes Arica.

Leopoldo Vallejos posando con Unión Española.

Seguir leyendo