*

Equipo de Overwatch descubrió que una de sus jugadoras era una impostora

5 ENE 2019 / Videojuegos

Equipo de Overwatch descubrió que una de sus jugadoras era una impostora

Finalmente la jugadora Ellie, quien había sido cuestionada por su identidad, sería un sujeto que se hace llamar Punisher.


Second Wind, un equipo de la liga menor de Overwatch, Contenders, confirmó que la jugadora Ellie, quien hasta hace algunos días formaba parte de su equipo, en realidad no era quien decía ser.

La identidad de Ellie comenzó a ser cuestionada el pasado 22 de diciembre cuando Second Wind anunció su incorporación al grupo. Tras el anuncio diversos usuarios a través de redes sociales comenzaron a acosar a la supuesta jugadora, señalando que ella no era quien decía ser.

En primera instancia el equipo apoyó a Ellie ante las acusaciones, pero estas llegaron a tal punto que ella decidió renunciar a Second Wind el día 2 de enero.

Ante las primeras acusaciones contra Ellie el líder de Second Wind, Justin Hughes, escribió:

“Cuando la sumamos al equipo, la gente actuó como si hubiésemos incorporado a un símbolo de empoderamiento. Entiendo que la gente tenía buenas intenciones, pero por un lado, teníamos gente cuestionando su legitimidad, lanzando amenazas, etc. mientras que por el otro, teníamos gente actuando como si hubieran encontrado a su Mesías. Entre necesitar que un jugador alcance enormes expectativas y tener que cuestionar su propia seguridad, parece que la comunidad OW no está lista para ver a un jugador solo somo un jugador”.

Sin embargo, con el paso de los días la situación cambió y finalmente este sábado Second Wind emitió un comunicado oficial que confirma que Ellie es impostora.

“El día de hoy Blizzard nos volvió a informar sobre los antecedentes de Ellie, nos notificó que no era quien decía ser y que descubrió que la cuenta de Ellie se usó para fines que no respaldamos”, escribió el equipo. “Pedimos disculpas a la comunidad completa por no manejar mejor esta situación cuando deberíamos haberlo hecho, y nuestro objetivo será hacerlo mejor”.

En ese sentido, Second Wind admitió que se equivocó al no comprobar la identidad de Ellie. Un error que atribuyeron a la necesidad de añadir un nuevo jugador dentro de los plazos establecidos para la liga Contenders.

“Debido a la necesidad de llenar un puesto principal, cerrar dentro del plazo las presentaciones de la lista y que nuestro equipo tenía experiencia con la jugadora, le extendimos una oferta para jugar en Second Wind como sustituta”, explica la declaración. “Cuando contactamos a Ellie originalmente no había nada que despertara sospechas. Parecía ser muy genuina y dispuesta a trabajar con nosotros en llamadas y mensajes privados”.

En su declaración Second Wind señala que, en medio de las acusaciones contra Ellie, se contactaron con Blizzard para verificar su identidad mientras trataban de preparar a la jugadora para streamings, competencias y otras situaciones similares. Algo que no se pudo concretar porque Ellie se excusó citando “razones personales”.

“Realmente no teníamos idea de lo que vendría, y en ese momento subestimamos lo importante que sería establecer un ejemplo como el primer equipo en contar con una jugadora en Contenders”, escribió Second Wind.

Si bien, ni Second Wind ni Blizzard han confirmado la identidad de Ellie los rumores al interior de la comunidad de Overwatch apuntan a que el usuario tras Ellie sería un jugador del top 500 conocido como Punisher.

Esta teoría comenzó a tomar fuerza cundo Becca Rukavina,  la streamer conocida como Aspen, publicó un video donde señala que supuestamente el propio Punisher le confirmó que él era Ellie.

“Ellie no es Ellie”, dijo Aspen en el video publicado el 4 de enero. “Toda la situación estaba destinada a ser, en cierto modo, un experimento social. Ellie es en realidad Punisher, y (él) me dijo ayer. Así que ahí lo tienen”.

Aspen no explicó cómo Punisher concretó este “experimento” ni quién estaba detrás de la voz femenina que efectivamente tenía el usuario identificado como Ellie.

Pero los rumores que apuntan a Punisher como el responsable no culminan con ese video, ya que otro streamer llamado Redshell publicó un video donde conversa con una mujer que muestra imágenes que serían evidencia de una conversación con Punisher que confirmaría que él estaría detrás de Ellie.

Lo cierto es que Ellie no es quien decía ser y, de comprobarse que en efecto era este sujeto llamado Punisher, se espera que esa acción tenga consecuencias negativas en las ligas de Overwatch, despertando una excesiva desconfianza hacia las jugadoras.

“Tengo siete malditos niveles de lívido sobre esta situación de Ellie”, escribió Liz Richardson, editora del sitio Overwatchscore. “Dejando a un lado a las personas involucradas, este ‘truco’ tendrá ramificaciones duraderas para cualquier mujer/persona no binaria que intente entrar en Contenders. Todos ahora estarán sujetos al acoso del ‘jajaja ¿eres real?'”

Seguir leyendo